Los cuatrillizos que nacieron prematuramente hace un mes de una mujer de 65 años están bien de salud y ganando peso, aunque uno de ellos todavía está conectado a un ventilador, informaron sus médicos en Alemania.

El Hospital Charite de Berlín informó el miércoles que los cuatro bebés —una niña llamada Neeta y tres varones de nombre Dries, Bence y Fjonn— han ganado ya de 30 a 50% de su peso desde que nacieron por cesárea el 19 de mayo.

Se cree que Annegret Raunigk es la mujer de más edad en parir cuatrillizos.

Annegret-Raunigk-1

La mujer, una maestra jubilada, ya tenía otros 13 hijos de entre 9 y 44 años, de cinco padres diferentes. Viajó al extranjero para que le implantaran óvulos donados y fertilizados, un procedimiento no autorizado en Alemania.

Fuente: AP

SIN COMENTARIOS

Responder