El rapero 50 Cent se declaró hoy en bancarrota ante un tribunal del estado de Connecticut, después de que un jurado de Nueva York le condenase a pagar 5 millones de dólares a una mujer que le denunció por publicar sin su consentimiento un vídeo de carácter sexual en el que aparecía.

El artista, cuyo nombre real es Curtis James Jackson III, asegura en los documentos presentados en el juzgado que tiene activos y deudas por valor de entre 10 y 50 millones de dólares.

Fuente: EFE

SIN COMENTARIOS

Responder