Fundación Grammy Latino ayuda a jóvenes iberoamericanos a estudiar música

Fundación Grammy Latino ayuda a jóvenes iberoamericanos a estudiar música

0 339
Foto Cortesía www.latingrammy.com/es

Un venezolano, una brasileña y un español son los ganadores de las tres principales becas que hoy anunció la Fundación Cultural Grammy Latino, que ayuda a 33 beneficiarios con un total de 600.000 dólares para completar sus estudios musicales.

El pianista venezolano Baden Goyo (de 24 años), la cantante brasileña Mirella Costa (25) y el solista español Pablo Mirete (17) son los ganadores de las becas Talento que, por primera vez, otorga la Fundación.

“Los ganadores de estas becas, además de pasar por limitaciones financieras para continuar sus estudios, tienen que tener dos cualidades para que éstas se optimicen: talento y capacidad para hacer un esfuerzo enorme en su formación”, dijo a Efe Manolo Díaz, vicepresidente de la Fundación Cultural Latin Grammy.

Las becas Talento otorgan 100.000 dólares para carreras de cuatro años. Los ganadores tienen que haber sido aceptados previamente en las universidades en las que realizarán sus estudios musicales.

Así, Goyo estudiará en el New School for Jazz and Contemporary Music en Nueva York, mientras que Costa y Mirete lo harán en el Berklee College of Music en Boston.

“Ganar esta beca representa la posibilidad de hacer realidad mi mayor sueño profesional de continuar mi formación musical en Nueva York, una de las ciudades más vibrantes culturalmente hablando en el mundo entero”, dijo Goyo a Efe.

El joven, nacido en Caracas y admirador del pianista cubano Chucho Valdés, reconoció que actualmente, en medio de tanta información y acceso a la música de todas partes del mundo, uno de los retos más grandes que enfrentan los músicos es el de “ser capaces de crear una propuesta musical innovadora y con un sonido musical propio, distintivo”.

Por eso, afirmó, uno de los aportes que desearía hacer en la música latina es introducir algunos de los géneros musicales venezolanos que merecen tener el mismo carácter de universalidad de otros ritmos populares como el son cubano, el tango o la bossa nova.

“Creo que el concepto de música latina merece mantenerse abierto y en expansión constante, permitiendo la inclusión de géneros folclóricos de toda Latinoamérica que por alguna razón no hayan alcanzado el lugar musical que realmente merecen”, afirmó.

Un objetivo similar tiene la brasileña Mirella Costa, quien dijo sentir la “responsabilidad y el honor de representar la música brasileña y llevar mis raíces dondequiera que vaya”.

“¡Esta beca significa todo! Ser capaz de hacer realidad un sueño y saber que vale la pena perseguirlo y que, cuando se hace con amor, las cosas suceden”, dijo a Efe la cantante nacida en Sao Paulo (Brasil).

La joven comentó que tiene como meta abrir una organización sin ánimo de lucro para enseñar música a los niños con discapacidades y con necesidades financieras.

Con solo 17 años, el pianista Mirete, nacido en Elche (España), dijo a Efe que los jóvenes que aman la música se enfrentan con frecuencia a la falta de apoyo moral y económico.

“Afortunadamente, en mi caso, toda mi familia y amigos me han apoyado desde siempre ciegamente en mi decisión de ser músico. Sin embargo, y por desgracia, el dinero juega un papel muy importante y en mi caso era un impedimento”, recordó.

Mirete, admirador del guitarrista español Paco de Lucía, señaló que “son este tipo de ayudas las que de verdad dan a los jóvenes como yo la oportunidad de hacer realidad sus sueños y seguir esforzándose para llegar donde quieren llegar”.

Además de las becas Talento, también se otorgaron 30 Becas de Asistencia Para Matrícula, con un valor máximo de 10.000 dólares cada una a estudiantes de Bolivia, Brasil, Colombia, España, Puerto Rico, México, Colombia y Venezuela.

La Fundación además entregó este año la beca Enrique Iglesias, la mayor de sus ayudas, dotada con 200.000 dólares, a la saxofonista mexicana Itzel Salinas.

“Esta convocatoria nos ha dejado muy claro el talento y el potencial que tienen los estudiantes en Iberoamérica, pero también la falta de recursos económicos. Nuestros esfuerzos están orientados a ayudar y quisiéramos dar más. Por lo pronto esperamos pasar de 34 a 50 becas para el próximo año”, finalizó Díaz. EFEUSA

SIN COMENTARIOS

Responder