¿Qué no podía ser peor? La tremenda equivocación de Mattingly en Filadelfia

¿Qué no podía ser peor? La tremenda equivocación de Mattingly en Filadelfia

0 84

(Miaminews24).- Cuando le preguntaron a Don Mattingly por qué había sentado de golpe a sus tres jardineros titulares, el manager de los Marlins respondió con una frase seca sobre sus ausencias en el terreno: “no creo que pueda ir peor”.

Muy equivocado estaba el timonel de los peces al dejar fuera de acción a Giancarlo Stanton, Christian Yelich y Marcell Ozuna, porque peor es una palabra que encuentra nuevos fondos con cada nuevo juego del equipo, como el del jueves en Filadelfia.

Sin los tres caballos de los bosques y la decisión de darle un día más de descanso a José Ureña, los Marlins estaban condenados a un fracaso que se tradujo en una pizarra 10-0 y condenó al club de Miami a su quinto fracaso en fila y el 15to en los últimos 17 desafíos, de manera que peor es una palabra chica para graduar el actual derrumbe de un proceso que parece llegar a su final.

Con el prescindible Vance Worley en la lomita, las condiciones estaban maduras para una noche larga y dolorosa, para que estos Filis mediocres se convirtieran en pirañas devoradoras de un cadáver en medio del río. Los peces no tuvieron con sus tres jardineros capacidad de respuesta en los días pasados, ¿cómo iban a tenerla ahora?

El ataque llegó temprano y abundante, capitaneado por un impresionante Rhys Hoskins que suma 17 cuadrangulares en 34 juegos de Grandes Ligas y se ha convertido en “poster boy” de estos Filis de prolongada y hasta el momento inútil reconstrucción. Habrá que ver cómo reaccionará cuando los pitchers hagan los esperados ajustes a su swing, pero él vive su oportunidad sin límites.

Hoskins, Jorge Alfaro, Freddy Galvis y Cameron Perkins sacaron pelotas del parque ante los lanzadores visitantes, con destaque negativo a Worley, quien aparece en la rotación por la absoluta falta de profundidad del pitcheo de Miami. Su efectividad de 7.39 lo dice todo. No merece estar aquí, ni en todas las Grandes Ligas.

Entonces, ¿cómo no puede ir peor con Stanton, Ozuna y Yelich sentados a la vez?

“Durante toda mi carrera, como jugador y coach, este es el peor sentimiento que he constatado después de un partido en lo referente a la energía”, expresó Mattingly en relación con el choque perdido 8-1 el miércoles y antes del inicio del encuentro del jueves. “No creo que pueda ir peor. Así que decidí darles descanso a los chicos y dejar que empezaran de cero”.

Desde el 28 de agosto los peces exhiben balance de 2-15, y de 2-11 a partir del comienzo de septiembre. Desde el 28 de septiembre Stanton batea para .136 y Ozuna conecta para .209 en los últimos 10 juegos.

Yelich es el que mejor ha vadeado el temporal con .320 de promedio ofensivo, a pesar de que no descansa desde el 9 de agosto.

“Ozuna ha sido nuestro hombre más consistente”, agregó Mattingly, quien alineó a Derek Dietrich, Ichiro Suzuki y Tyler Moore en los jardines. “Y el miércoles lucía perdido en la caja de bateo”.

Sólo queda ver, entonces, cuántas veces más se viola la palabra peor en este septiembre desgarrador, porque tal parece que cuando se ha visto todo en relación con los Marlins, aparece una nueva profundidad a la cual arrojarse.

Con información de El Nuevo Herald.

Miaminews24.

SIN COMENTARIOS

Responder