Tienen Acereros y Pats mucho en juego

Tienen Acereros y Pats mucho en juego

0 75

(Miaminews24).- El examen de conciencia comenzó en el momento en que los Acereros de Pittsburgh abandonaron el campo el pasado enero en Foxborough después de tres dolorosas horas en las que vieron a Tom Brady y a los Patriotas de Nueva Inglaterra hacer con ellos lo que quisieron en una asimétrica victoria de 36-17 en el partido por el título de la AFC, un partido con muy pocas emociones.

Mientras que los Patriotas avanzaron al Super Bowl y al final celebraron otro campeonato por las calles de Boston, los Acereros dieron inicio a sus labores de temporada baja preguntándose qué iba a ser necesario para ponerle fin a casi dos décadas de tormento a manos de Brady, Bill Belechick y la aparentemente interminable secuela de poderosos y destacados jugadores de Nueva Inglaterra.

El mariscal Ben Roethlisberger abiertamente consideró retirarse al mismo tiempo que instaba a los directivos de su equipo a que mejoraran el talento de los jugadores que debían protegerlo.

El coach Mike Tomlin y el coordinador defensivo Keith Butler se impusieron la tarea de reestructurar  a una secundaria que parecía confundida cuando Brady se dedicó a desmantelarla.

Roethlisberger optó por una temporada 14. Pittsburgh luego seleccionó a JuJu Smith-Schuster en la segunda ronda del Draft y le dio la bienvenida a Martavis Bryant, quien regresaba tras haber sido suspendido por un año, y luego contrataron al esquinero seleccionado al Probowl Joe Haden en agosto, especialmente para enfrentarse a Nueva Inglaterra.

La oportunidad de ver cuán lejos los Acereros han llegado en los últimos 11 meses —y qué tan lejos podrían aún llegar— la tendremos el domingo cuando los campeones de la AFC del Norte reciban a los Patriotas.

Y aunque Roethlisberger intente restarle importancia a ello, Tomlin se resiste a quitar el dedo del renglón.

“Es mejor estar en los grandes partidos que en aquellos que nadie ve”, dijo Tomlin. “Debemos apreciar el hecho de que hemos llegado a este punto y no resistirse a ello, sino más bien aceptar el reto, debido a que es por lo que hemos estado luchando desde marzo.”

O, ustedes saben, desde hace mucho más tiempo atrás.

Los Acereros no han perdido un partido desde el 1 de octubre, pero sólo han podido vencer a Brady en dos ocasiones en 17 años, y sólo una vez desde el 2004, una victoria de 25-17 en el 2011 que según Roethlisberger admite no recordar del todo. Quizás eso se deba a que la llaga ocasionada por el dominio de Nueva Inglaterra sigue siendo aún muy reciente.

Los campeones defensores del Super Bowl han ganado los últimos cuatro enfrentamientos por hasta 15 puntos en promedio. Y aunque los pormenores que tuvo Nueva Inglaterra a principios de la temporada volvieron a resurgir en una derrota de 27-20 ante Miami el lunes por la noche, con la que finalizó una racha de ocho partidos ganados al hilo, los Patriotas en muy raras ocasiones han dejado que las metidas de pata de una semana se sigan repitiendo en la próxima. Están 40-11 en partidos ganados después de una derrota desde que Brady tomó las riendas del equipo en el 2001.

Con información de AP.

Miaminews24.

SIN COMENTARIOS

Responder