Caos en marina de Miami Beach luego de que un estudiante universitario...

Caos en marina de Miami Beach luego de que un estudiante universitario robara un yate

0 170

(Miaminews24).- De puro antojo, el estudiante universitario de Connecticut Joselinn Anthony tomó un autobús con destino a Miami. Mientras recorría South Beach, pasó frente a la Marina de Miami Beach y se le ocurrió una idea.

“Nunca antes había montado un barco, de modo que decidió dar un paseo en uno”, dijo su abogado defensor, Richard Gregg. “Pasó la garita de los guardias de seguridad y siguió su camino sin que nadie lo parara”.

Anthony subió a un yate Hatteras de 80 pies llamado Mimi. De algún modo, supo cómo encender los dos motores gigantes de la embarcación, y arrancó el yate. Sin embargo, pronto el paseo se convirtió en un desastre.

El barco de fibra de vidrio nunca llegó a salir del muelle, sino que se estrelló contra varios otros barcos anclados y aterrorizó a los que presenciaban el incidente, hasta que terminó hundiéndose en las oscuras aguas el 2 de octubre de 2016.

Un reporte policial del día del accidente estimó que el yate —propiedad del empresario de Miami Beach Maximilian Camino— valía $4 millones.

Meses más tarde, de acuerdo con documentos de una corte federal, un especialista en propiedades marinas valoró el Mimi en solo $137,000.

El miércoles, Anthony, de 25 años, se declaró culpable de robo en gran cuantía, allanamiento de propiedad privada y conducta delictiva. Anthony era estudiante la Facultad de Negocios Barney, de la Universidad de Hartford.

La policía  arrestó al joven tras revisar un video de vigilancia de la marina y examinar hellas digitales. Las autoridades estiman que el daño total en la marina está entre los ocho y los 10 millones de dólares.

Comoquiera que padece de esquizofrenia, Anthony no cumplirá una pena de cárcel. En su lugar, la jueza de Circuito de Miami-Dade Diane Ward lo sentenció a pasar una temporada en un centro de rehabilitación mental. Si no cumple con la condena, entonces deberá a la prisión durante ir 364 días.

“Me parece que es un acuerdo más que justo”, dijo Gregg. La jueza también le ordenó a Anthony a pagar restitución.

De cualquier modo, todo el incidente desató otra pelea en busca de dinero. El dueño del Andiamo, una embarcación enclada en el muelle y que dañó el Mimi, demandó a la marina y a la compañía de seguridad cuyo trabajo era proteger el lugar y las embarcaciones.

La marina “no empleó de forma apropiada medidas de seguridad para proteger contra el probable riesgo de robo y de vandalismo”, según la demanda presentada en una corte de circuito de Miami-Dade. Un grupo de abogados también han tratado de mediar en el caso en una corte federal, pero no han podido avanzar, de acuerdo con documentos judiciales.

Fuente: Miami Herald

Loading...

SIN COMENTARIOS

Responder