Viajó a Miami para hacerse una cirugía estética y encontró la muerte

Viajó a Miami para hacerse una cirugía estética y encontró la muerte

0 677

(Miaminews24).- Delma Pineda tenía meses planificando su visita a Miami. Se reencontraría con una de sus amigas de la adolescencia para revivir viejas historias de su natal Santa Ana, en El Salvador, y aprovecharía para hacerse unas cirugías que le mejorarían la figura.

La mujer —residente de San Francisco, California, desde hace dos décadas— llegó al sur de la Florida acompañada por su hijo menor, de solo 4 años. La mañana del lunes 5 de marzo, ya estaba preparada y entusiasmada por su cambio de imagen en la clínica CG Cosmetic Surgery.

Pero al día siguiente de la operación, Pineda cayó inconsciente en la vivienda de su amiga y falleció horas después en el hospital Jackson Memorial.

La amiga, Cindy Barahona, dijo a el Nuevo Herald que se sorprendió que le hubieran realizado la operación cosmética pese a que Pineda, una asistente médica de 44 años, no había podido hacerse uno de los exámenes médicos previos a la cirugía.

Explicó que los trabajadores de la clínica ubicada en 2601 SW 37th Ave #100, las mandaron en la mañana del lunes a que Pineda se realizara un ultrasonido en otro centro, que en ese momento estaba cerrado. Cuando ambas regresaron a la clínica CG Cosmetic Surgery, los empleados no se preocuparon por la ausencia de la prueba y siguieron con el procedimiento.

Entonces Barahona dejó sola a Pineda en la clínica y regresó al final de la tarde.

Cuando Pineda finalmente salió, a la amiga le impactó que fuera tan tarde (eran las 9:30 p.m.) y, especialmente, el mal aspecto en el que vio a su ex compañera de bachillerato. “La vi mal, se quejaba bastante, decía que le dolía muchísimo, no podía moverse”.

Barahona criticó que no les dieron ni una pastilla para el dolor, solo una receta médica. Como era de noche, comentó que no pudo encontrar una farmacia abierta en el camino.

Pineda pasó la noche entre quejidos y lamentos, recuerda su amiga con la voz entrecortada. A la mañana siguiente, colapsó en el baño y Barahona llamó al número de emergencias 911.

Los registros de la oficina forense de Miami-Dade señalan que Pineda murió el martes 6 a las 4:30 de la tarde.

Documentos entregados a Pineda y Barahona al salir de la clínica indican que a la mujer de origen salvadoreño le hicieron un levantamiento y aumento de senos, así como liposucción del abdomen y del costado y reducción del abdomen. Los documentos de la clínica identifican al médico como Scott Loessin.

Barahona comentó que ella se sorprendió cuando vio esos documentos porque Pineda siempre le había dicho que solo se haría el aumento de senos. “¿Cómo le pudieron hacer tantas cosas al mismo tiempo, que se haya permitido jugar así con el cuerpo de alguien por dinero?”, exclamó la mujer indignada.

Un familiar cercano de Pineda, que no quiso revelar su nombre, dijo a el Nuevo Herald que los médicos les habían comentado que la mujer había sufrido un paro cardíaco y un derrame cerebral. Del resto, la mujer se encontraba en buen estado de salud. “Estaba como un caballo”, fue la expresión utilizada.

La Policía de Miami-Dade está investigando la muerte de Pineda, aunque no dieron a conocer mayores detalles porque se trata de un caso abierto.

CG Cosmetic Surgery tiene lazos con el establecimiento previamente conocido como Coral Gables Cosmetic Surgery, la clínica en la que Linda Pérez se sometió el 12 de agosto del 2013 a un aumento de senos.

Tras su operación, la joven de entonces 18 años terminó en coma por dos semanas. Sufrió daño cerebral, presuntamente por falta de oxígeno en el cerebro a consecuencia de un fallo cardíaco.

Las imágenes de Pérez, con tan solo 30 libras, se publicaron en medios nacionales e internacionales por el impacto que causaba su delgada figura, su imposibilidad de hablar o moverse.

Con el tiempo, la joven ha recuperado algunas facultades: ganó peso y puede decir algunas palabras y pararse sola por pocos segundos. Pero su madre dijo que los médicos han pronosticado que no podrá recuperarse del todo.

Los registros del Departamento de Corporaciones de Florida indican que ambas compañías comparten el mismo propietario: Guiribitey Cosmetic & Beauty Institute, Inc.

Según los registros del Departamento estatal de Salud de la Florida, la licencia de Coral Gables Cosmestic Surgery está anulada, mientras que la de CG Cosmetic Surgery fue expedida el 23 de agosto del 2017. En su directorio médico, aparece Jacob Freiman, el mismo que acompañó a Linda Pérez en la ambulancia hacia el hospital cuando tuvo complicaciones tras su operación.

Además, la cuenta de Twitter de Coral Gables Cosmetic Surgery fue reciclada y ahora lleva el nombre de CG Cosmetic Surgery.

“Yo le pregunté si había revisado bien la clínica en la que lo iba a hacer y ella dijo que sí, que tenía un año investigando y estaba segura”, recuerda su amiga Cindy Barahona.

Tras el fallecimiento de Pineda, sus familiares en California abrieron una cuenta de recaudación de fondos en GoFundMe para poder costear el traslado de su cuerpo desde Miami y los servicios funerarios.

“Ella pasó su vida cuidando a otros y ahora nosotros tenemos que cuidarla a ella y a su familia”, indica el portal que en solo siete días, ha logrado recaudar más de $15,000.

Familiares y amigos también abrieron un grupo en Facebook para buscar posibles víctimas de esta clínica en el sur de la Florida.

“No puedo creer que ya no estés aquí, Delma. Este mundo te echará de menos y yo también te echaré de menos. Dios tiene otro ángel en el cielo, te quiero mi amiga”, escribió en Facebook una amiga, Sonia Carrero.

Pineda deja dos hijos, uno de 17 años y el menor de 4, que la acompañó en el viaje. El pequeño ya se encuentra de regreso en California con sus familiares.

Sus servicios funerarios se realizarán el viernes en El Cerrito, California.

Fuente: Miami Herald

Miaminews24.

Loading...

SIN COMENTARIOS

Responder