Serpientes pitón invaden los Everglades en la Florida

Serpientes pitón invaden los Everglades en la Florida

0 200
Imagen referencial

(Miaminews24).- El grito “¡serpiente, serpiente!” interrumpe una apaciguada tarde en los Everglades en la Florida. De inmediato Dusty Crum se acerca sigilosamente al enorme reptil de 2 metros de largo. Es una pitón.

La atrae en lo que parece ser una danza tribal, hasta que logra de un zarpazo sujetarla de la cabeza.

Este osado cazador con 5 años de experiencia es uno de los 25 expertos contratados por el Departamento para el Manejo de Aguas del Sur de la Florida para eliminar a las serpientes pitones.

El insaciable apetito de la pitón birmana ha terminado por extinguir prácticamente a los mapaches y a las zarigüeyas en los Everglades. Las autoridades quieren evitar a toda costa que les ocurra lo mismo a las aves, los caimanes y otras especies que tienen a este humedal como su hábitat.

“Estoy aquí tratando de ayudar con el ecosistema, y de salvar a los animales, evitar que desaparezcan como presa de estos depredadores, asegura Crum, quien gracias su larga cabellera y a que se adentra descalzo en los humedales en busca de los reptiles, se ha convertido en prácticamente una celebridad local.

Incluso un diseñador de moda presentará su próxima colección con pieles de pitones cazadas por este estadounidense.

La iniciativa para eliminar a la serpiente pitón ofrece a los cazadores una recompensa de 50 dólares por cada pitón de 120 centímetros eliminada y un bono de 25 dólares por cada 30 centímetros de largo extra que tenga el reptil.

Si logran capturar a una pitón con huevos ganan otros 100 dólares. Además, se ofrece un salario base de ocho dólares la hora.

Para el biólogo Michael Kirkland, director del programa de eliminación de serpientes pitón del departamento para el manejo de aguas del sur de la Florida, esta especie invasora nunca va a ser erradicada de los Everglades, sin embargo, aclara que el objetivo de su programa es tratar de controlar su población.

La pitón birmana es originaria del sureste de Asia, su expansión en los Everglades en el sur de la Florida se dio a mediados de los años 90. Según Kirkland tal parece que se debió a que eran mascotas que fueron liberadas intencionalmente ya que pueden llegar a medir hasta 7 metros. La destrucción de criaderos tras el paso del huracán Andrew en 1992 también contribuyó a su propagación.

En los Everglades más de 900 serpientes pitón han sido eliminadas en los últimos 12 meses, de acuerdo con el departamento para el manejo de aguas del sur de la Florida.

La suma de la longitud de estos reptiles alcanza los 2 kilómetros, lo que equivale a 4 veces y media la altura del edificio Empire State de Nueva York.

Dada la vasta zona que comprende los Everglades, los cazadores cubren más terreno patrullando en camionetas adaptadas con potentes luces. La mejor hora para atrapar a las pitones es en la noche, cuando salen en busca de alimento. En el verano hay más agua en los pantanos y es más frecuente verlas cerca a los caminos.

Al igual que la boa y la anaconda, la pitón es del tipo constrictor, mata a su presa apretándola con su cuerpo para luego englutirla. Las pitones no son venenosas, destaca “Dusty” pero según este cazador, es enorme la presión que ejerce una serpiente de este tamaño sobre su presa, por ejemplo, que si una pitón se enrosca en tu cuello te puede dejar inconsciente en unos 5 segundos.

Fuente: CNN

Loading...

SIN COMENTARIOS

Responder