Nueva ley sobre acceso público a las playas de Florida dispara temores y polémica

0
351
Florida

(Miaminews24).- Un proyecto de ley que el gobernador Rick Scott promulgó el mes pasado ha provocado conmoción en las comunidades costeras de Florida y suscitado preguntas por parte de confundidos residentes y negociantes cerca de la playa.

Los expertos dicen que el efecto de la ley sobre el acceso a la playa no es tan grave como algunos temen.

El proyecto de ley, HB 631, impide que los gobiernos locales adopten ordenanzas para permitir la entrada pública continua a las playas de propiedad privada, incluso cuando los propietarios quieren cerrar sus terrenos.

En su lugar, las ciudades o condados que quieran hacer algo así tienen que obtener primero la aprobación de un juez, demandando a los propietarios privados.

La nueva ley “es pésima para los gobiernos locales”, dijo Alison Fluornoy, profesora de Derecho de la Universidad de Florida

“Demandar a los propietarios de terrenos costeros como la única vía para establecer el acceso no es una opción atractiva”.

También señaló que al requerir una demanda significa que la Legislatura impuso una carga adicional a los tribunales sin ofrecer ningún financiamiento adicional.

La nueva ley, que entra en vigor el 1 de julio, ha dejado a algunas personas temerosas de que se cierre de inmediato el acceso público a las playas de todo el estado. Pero ese no es el caso.

“Hemos recibido muchas llamadas de personas confundidas sobre el tema, porque es muy confuso”, dijo Robin A. Sollie, directora ejecutiva de la Cámara de Comercio de las playas de Tampa Bay.

Los grupos ambientalistas como la Federación de Vida Silvestre de Florida y la Fundación Surfrider, así como la Asociación de Condados de la Florida, se opusieron firmemente a la nueva ley. Pero la portavoz de esa asociación, Cragin Mosteller, dijo que, al menos por ahora, solo un condado en el Panhandle ha sido impactado.

Si bien muchas de las playas más hermosas de Florida son parte del sistema de parques estatales, y por lo tanto están abiertas al público, el estado estima que aproximadamente el 60 por ciento de las propiedades en las playas de Florida son privadas.

La propiedad privada se extiende hasta donde se moja la arena, también conocida como la línea promedio de altura máxima del agua, que es pública.

En muchas áreas donde las playas son de propiedad privada, los turistas e incluso los residentes locales a menudo deambulan y colocan sus sillas, recogen conchas marinas y construyen castillos de arena

En algunos casos es peor. En el 2013, algunos residentes de la subdivisión de Mandalay en North Clearwater Beach intentaron acordonar el área con arena detrás de sus casas después de que los bañistas dejaran basura, discutieran con los residentes y, en un caso, tuvieran relaciones sexuales lo suficientemente cerca de las propiedades como para que la hija adolescente de un residente los escuchara desde el patio.

En ese caso, los funcionarios locales pudieron resolver los problemas sin recurrir a nuevos reglamentos. Pero tres veces, los gobiernos locales han impuesto una nueva ordenanza que garantizaría el acceso continuo del público a las playas de propiedad privada.

Las ordenanzas de acceso a la playa se basan en un principio legal denominado “uso habitual”, que se define como el uso tradicional de la arena seca de la playa para la recreación pública, incluso en una propiedad privada.

Por: Craig Pittman

Fuente: Tampa Bay Times

Miaminews24.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here