La fiebre por la leche de avena en EEUU deja a varias...

La fiebre por la leche de avena en EEUU deja a varias cafeterías sin existencias

0 224

(Miaminews24).- Ha llegado una nueva leche vegetal, y ha generado tal revuelo que a los cafés de EEUU les está costando seguir el ritmo de la demanda. Se llama leche de avena y está de moda.

Los consumidores adoran su sabor definido y suave, que permite que el sabor los granos de café se intensifique. Existe una tendencia casi global: los consumidores que optan por alternativas vegetales a la leche, y parece que tras el boom de la leche de soja ahora es el turno para la leche de avena.

Algunas cafeterías se han quedado sin leche de avena durante días y hasta semanas. Con el objetivo de cubrir la demanda, la firma productora Oatly trabaja con sus socios manufactureros para incrementar la producción un 50% para el verano, asegura Mike Messersmith, gerente general de las operaciones estadounidenses, que tienen sede en Nueva York.

La leche de avena “tiene el mejor sabor entre las alternativas a la leche”, asegura Micah Lindsey, que tiene 22 años y trabaja en la cafetería Intelligentsia del barrio Logan Square de Chicago. Tiene una “textura muy cremosa” que la hace similar a la leche y funciona muy bien, señala.

Las bebidas basadas en alternativas vegetales llevan años quitando cuota de mercado a los lácteos y la tendencia no da muestras de desacelerarse.

En 2018, se estima que las ventas minoristas de leche tradicional en EEUU caerán un 1,2%, mientras que se pronostica que alternativas como la leche de avena o de almendras crecerán un 3%, según la firma de análisis Euromonitor. El desplazamiento ha afectado a compañías como Dean Foods, la mayor productora de lácteos de EEUU, que en febrero dio a conocer un plan de reducción de costes por 150 millones de dólares ante la incertidumbre económica de la firma.

 

Escasez de oferta

Dollop Coffee, una cadena de Chicago, empezó a ofrecer leche de avena Oatly en octubre de 2017. La demanda crece sobre todo entre los clientes que abandonan la leche de soja, asegura el portavoz Nate Furstenau. En marzo las cafeterías se quedaron sin leche de avena durante unas dos semanas, y el distribuidor le dijo a la compañía que la escasez podría mantenerse durante un mes más.

Oatly llegó al mercado estadounidense en septiembre de 2016 a través de la compañía Intelligentsia, con sede en Chicago, que tiene 11 cafeterías en EEUU. Ahora se ofrece en más de 1.000 establecimientos de todo el país y también está entrando en los comercios minoristas, asegura Messersmith.

Alrededor del 13% de las bebidas de Intelligentsia se hacen ahora con leche de avena, por la cual los clientes pagan una prima de 50 centavos de dólar por encima de la leche tradicional, según James McLaughlin, el máximo responsable de la compañía.

Oatly, que tiene sede en Malmo, Suecia, inició su producción hace 20 años tras años de investigaciones realizadas en la Universidad Lund en Suecia. Para producir la bebida, la compañía mezcla avena con agua y luego agrega una enzima patentada para separar el almidón y endulzar la mezcla. Después se retiran las cascaras de avena sueltas de la base líquida. No se utilizan azúcares ni aglutinantes.

La industria láctea ha hecho lobby sobre los entes reguladores para impedir que las bebidas de origen vegetal utilizaran la palabra “leche”. La Federación Nacional de Productores de Leche destaca que en Suecia se usa el término “bebida” de avena.

Con información de EE.

Miaminews24.

Loading...

SIN COMENTARIOS

Responder