Critican propuesta para extender la 836 hasta West Kendall

Critican propuesta para extender la 836 hasta West Kendall

0 41

(Miaminews24).- Un vecino de Kendall otras otro tomó la palabra en el auditorio de una escuela secundaria para decir al alcalde de Miami-Dade que apoyan una nueva autopista con peaje de 14 millas que correría a lo largo de su comunidad, y expresaron que están dispuestos a aceptar casi cualquier cosa para aliviar la fuerte congestión de tráffco que les retrasa los viajes hacia Miami.

Entonces Michelle García se acercó al micrófono y le dijo al alcalde Carlos Gimenez que su propuesta “Kendall Parkway” solamente agravaría la situación.

“Eso es una curita para una herida abierta. Tenemos este problema de tráfico porque en vez de invertir dinero en trenes, seguimos construyendo carreteras”, dijo García, ejecutiva del sector informático y candidata demócrata a la Cámara de la Florida. “Las carreteras no hacen que haya menor carros, sino todo lo contrario”.

Pero Giménez desestimó esa postura. “Esa es una de las cosas más tontas que he escuchado”, dijo. “¿Que las carreteras hacen que haya más vehículos?

El intercambio capturó el debate más amplio del asunto en momentos que los comisionados de Miami-Dade estudian una ampliación histórica del sistema condal de autopistas para extender la carretera de más tráfico de Miami-Dade, la 836, más conocida como el Dolphin Expressway. Giménez quiere ampliar los pejaes en la 836 para construir otras 15 millas de autopista hacia el suroeste, sobre terrenos mayormente agrícolas junto a West Kendall y más allá del límite que establece la ley para construir.

Financiada con nuevos ingresos de peajes y construida por la Autoridad de Autopistas de Miami-Dade (MDX), la extensión casi duplicaría el largo de la 836 y daría a los vecinos de Kendall la opción de conducir un poco al oeste para tomar otra vía hacia el norte que los conecte con la 836 en vez de depender del Turnpike de la Florida para dirigirse hacia el norte.

Con una autopista más cerca, los defensores de la extensión dicen que se aliviaría el tráfico las calles de West Kendall porque miles de conductores usarían la nueva vía.

En Kendall “muchos demoran una hora y media para ir a cualquier parte y otra hora para regresar”, dijo Albert Sosa, asesor de la MDX, quien agregó que casi 70 por ciento de los que viven en Kendall trabajan en otra zona. “Mucha gente tiene que salir de Kendall sin muchas opciones además del Turnpike”.

Los comisionados de Miami-Dade han rechazado dos veces la propuesta de Giménez, citando preocupaciones de tener que modificar el Límite de Desarrollo Urbano (UDB) para poder construir la nueva vía..

Giménez ha tomado una nueva ruta legislativa y ahora los 13 comisionados enfrentan un votación preliminar el miércoles para determinar si rechazan la extensión propuesta por la MDX.

Una votación en contra detendría de inmediato la propuesta, mientras que una votación favorable permitiría enviar a las autoridades normativas estatales el borrador de una propuesta para cambiar lo establecido y permitir que la 836 llegue más allá del Límite de Desarrollo Urbano.

Es posible que más adelante este año haya una votación definitiva, después que las autoridades estatales envíen sus recomendaciones.

Para presionar a los comisionados, la MDX está financiando una campaña de folletos por correo a los vecinos que viven cerca de la vía propuesta, que los exhorta a asistir a la reunión del miércoles a las 9:30 a.m.en el centro Stephen Clark en el centro de Miami. El folleto los anima a apoyar el proyecto. “Díganle a la Comisión de Miami-Dade que necesitamos una solución ahora. ¡QUEREMOS LA KENDALL PARKWAY!”

El mensaje del folleto encaja con el rechazo del alcalde Giménez a los comentarios de Garcia. Pero estudios citados por planificadores urbanos restan valor a una extensión de la 836 como solución, que muchas veces alienta a más personas a conducir, hasta que la congestión vuelve a empeorar.

“Construir autopistas para solucionar problemas de congestión de tráfico muchas veces no funciona a largo plazo”, dijo Sam Schwartz, asesor neoyorquino, quien dijo que las nuevas autopistas tienden a “inducir demanda”, lo que lleva a muchas personas que de otra manera no tomarían esa ruta a aprovecharla, y así aumenta el tráfico.

“No es un asunto de congestión, sino de en cuántas carrileras de autopista habrá congestión”, dijo Victor Dover, planificador urbano de Miami y crítico de la extensión de la 836.

Myriam Marquez, portavoz de Giménez, dijo que el alcalde alega que solamente la construcción de viviendas debido al proyecto aumentaría la cantidad de vehículos en la zona. “No habría más vehículos, sino que una parte de los vehículos de la zona usarían la nueva autopista”, dijo.

Los ambientalistas consideran que la extensión propuesta, que tendría un costo de $600 millones, y que pasarían por humedales y pozos de agua, es una amenaza significativa a la fuente subterránea de agua potable.

“Estas áreas han sido protegidas para poder controlar las inundaciones y proteger la fuente de agua potable”, dijo Laura Reynolds, asesora de la organización Amigos de los Everglades. “Construir una carretera en el centro de esa zona lo único que hace es impulsar las construcciones en un área que debe estar protegida de manera permanente”.

El viernes pasado, la Autoridad de Desarrollo del Downtown de Miami aprobó preliminarmente una resolución opuesta a la extensión de la 836, según dos miembros de la junta directiva.

Fuente: Douglas Hanks/ Miami Herald

Loading...

SIN COMENTARIOS

Responder