Legendario pelotero unirá las bases de las dos ciudades que ama, Miami...

Legendario pelotero unirá las bases de las dos ciudades que ama, Miami y Barranquilla

0 57

(Miaminews24).- Edgar Rentería tiene un agradecimiento eterno con Miami, vive en la Capital del Sol, pero al mismo tiempo jamás puede dejar de ir a su natal Barranquilla.

Y ahora, más que nunca, siente como una bendición el hecho que será inaugurado el próximo miércoles 31 de mayo el nuevo parque de béisbol de la ciudad caribeña que servirá para unir más las dos bases que más ama.

El nuevo diamante de Barranquilla lleva el nombre del legendario pelotero colombiano y tendrá su estreno con un cuadrangular en el que participarán las novenas de Venezuela, Colombia, Puerto Rico y República Dominicana. Se trata de una de las joyas construidas con motivo de los Juegos Centroamericanos y del Caribe, que se disputarán en dicha ciudad entre el 19 de julio y el 3 de agosto.

“Barranquilla ha invertido $30 millones en este flamante estadio con capacidad para 12,000 personas”, dijo el director de dichos Juegos, Daniel Noguera, quien viajó expresamente el viernes a Miami para ultimar detalles sobre el nuevo templo de la pelota. “Vamos a sacarle el máximo provecho a este escenario para que sirva de trampolín a los jóvenes que quieren llegar a las Grandes Ligas, y que mejor que hacerlo a través de Miami”.

Justamente, ese fue el recorrido que hizo Rentería, quien en 1992 fue firmado por los entonces Marlins de la Florida y que gracias a su extraordinaria trayectoria se encuentra en las puertas de ingresar a Cooperstown.

“El béisbol y Miami cambiaron mi vida”, comentó Rentería, el viernes pasado. “Llegué a esta ciudad cuando tenía apenas 16 años, reclutado por los Marlins, y tres años después ya estaba en Grandes Ligas”.

Rentería jamás olvidará su origen humilde. Es el menor de ocho hermanos y el deporte no solo cambió su vida, sino que le permitió consolidar un futuro sólido y seguro. Por eso, el otrora gran shortstop quiere retornar algo de lo que recibió del destino.

“El béisbol en Colombia se ha desarrollado de una manera extraordinaria”, comentó Rentería. “En 1996 cuando debuté en Grandes Ligas apenas eramos dos jugadores en ese nivel. Ahora hay seis. El nuevo parque en Barranquilla servirá de motivación para que muchos otros jóvenes luchen por hacer realidad sus sueños”.

La trayectoria de Rentería ha tenido mucho que ver con el estallido del béisbol en Colombia y el potencial que muestra. “Ahora todos los equipos de Grandes Ligas envían a sus scouts dos veces al año a Colombia para ver a los jóvenes; antes era un milagro que llegaran allí”, comentó el ídolo.

“Eso demuestra el enorme desarrollo que ha alcanzado el béisbol el país. Tengo una academia en Barranquilla y con mucha frecuencia viajo allá para cuidar los detalles. Desde que ingresé a las Mayores siempre fijé mi residencia en Miami, pese a haber jugado desde 1999 con San Luis, Boston, Atlanta, Detroit, San Francisco y Cincinnati”. Rentería es apenas uno de los cuatro hombres en la historia de más de 100 años de béisbol que ha decidido dos veces la Serie Mundial, junto con Yogi Berra, Lou Gehrig y Joe DiMaggio.

La primera vez fue en extrainning en el séptimo juego cuando con un hit impulsó la carrera de la victoria 3-2 de los Marlins sobre los Indios de Cleveland. Luego, en el 2010, con los Gigantes adelante 3-1 en el Clásico de Otoño, Rentería disparó un cuadrangular de tres carreras contra los Rangers de Texas en el séptimo episodio para asegurar el triunfo 7-3 de San Francisco y el título máximo.

El colombiano fue elegido Jugador Más Valioso de dicha Serie Mundial. “Estar al lado de esos monstruos [Berra, DiMaggio y Gehrig] es mucho más de lo que yo soñaba”, comentó Rentería. “Nunca pensé llegar allí”. De seguro, Rentería ingresará al Salón de la Fama gracias a sus hazañas que conocen los aficionados de la pelota. Lo que es menos difundido es la calidad personal del ídolo de 42 años de edad.

Cuando los organizadores de los Juegos Centroamericanos afinaban con Rentería en Miami los detalles para la inauguración del estadio que lleva su nombre, y la ceremonia para develar su estatua, el astro se preocupaba por el bienestar de su madre sobre todo lo demás.

Mi madre ha sido invitada a la ceremonia, ella tiene 84 años y me preocupa que en medio del entusiasmo de la gente puedan sofocarla”, comentó.

“También tengo que pensar que en los próximos días debo acompañar a mi hija de 14 años de edad a una ceremonia en su escuela en Miami. Es decir, tengo que compaginar situaciones familiares con las actividades públicas”.

Ese es el verdadero Rentería, un hombre que mantiene la humildad, un ídolo preocupado por los demás, por los niños de su escuelita de béisbol y por el bienestar de los suyos. Ahora ya tiene un estadio que lo inmortalizará y que servirá para solidificar más el vínculo entre las ciudades que marcan su vida, Miami y Barranquilla.

Con información de LD.

Miaminews24.

Loading...

SIN COMENTARIOS

Responder