Ex jefe de Policía y dos agentes de Biscayne Park encausados por...

Ex jefe de Policía y dos agentes de Biscayne Park encausados por incriminar ilegalmente a joven

0 24

(Miaminews24).-El ex jefe policial y dos agentes Biscayne Park enfrentan cargos federales de incriminar ilegalmente a un joven de 16 años por cuatro robos no esclarecidos. La razón, alegaron los fiscales el lunes, fue mantener estadísticas perfectas de delitos esclarecidos.

Los fiscales federales dijeron que el ex jefe policial Raimundo Atesiano y dos agentes bajo su mando mintieron sobre los arrestos para tratar de impresionar a los funcionarios electos de la villa con sus supuestas habilidades para esclarecer delitos.

Atesiano enfrentó el lunes a un magistrado federal en Miami tras ser encausado bajo cargos de violar los derechos civiles del joven durante los arrestos hace cinco años.

“Atesiano usó la existencia de este índice ficticio de 100 por ciento de esclarecimiento de robos para ganarse el favor de funcionarios electos y ciudadanos”, expresa el encausamiento.

Atesiano, de 53 años, está acusado también de alentar a los agentes a arrestar al joven en junio del 2013 “a sabiendas de que no había pruebas ni base jurídica que apoyara tales cargos”, dijeron los fiscales después de dar a conocer el encausamiento. En los documentos del caso se identifica al joven en cuestión como T.D.

Los agentes, Charlie Dayoub y Raúl Fernández, recopilaron pruebas de cuatro robos no esclarecidos, completaron cuatro reportes de arresto y crearon historias falsas para indicar que el adolescente había entrado a la fuerza a cuatro viviendas vacías en abril y mayo de ese año, según el encausamiento. En una reunión del Concejo de la localidad en julio del 2013, un mes después del arresto del joven, Atesiano dijo que tenía un historial perfecto de casos de robo esclarecidos en esta comunidad residencial cerca de Miami Shores, donde viven unas 3,200 personas.

Atesiano se entregó el lunes a las autoridades bajo dos cargos de confabularse para violar los derechos civiles del joven y privarlo de esos derechos. Fue liberado bajo una fianza personal de $50,000 firmada también por su esposa. El magistrado John J. O’Sullivan fijo la audiencia de lectura de cargos para el 25 de junio.

Tras su breve presentación en el tribunal, el abogado defensor de Atesanio, Neil Schuster, declinó comentar sobre el caso.

Los otros dos encausados, Dayoub y Fernández, acusados de los mismos delitos, fueron citados y se espera que se presenten ante el tribunal federal más adelante este mismo mes.

El caso de corrupción policial contra Atesiano y los otros dos agentes demoró cinco años en concretarse, y se presentó muy poco antes de prescribir, y fue posible gracias a la colaboración de la Fiscalía Estatal de Miami-Dade y la Fiscalía Federal.

Krishan Manners, administrador de Biscayne Park, quien fue contratado el año pasado, condenó la supuesta conducta indebida del ex jefe policial y los otros dos agentes.

“Así no hacemos las cosas en Biscayne Park”, dijo Manners, quien agregó que la jurisdicción cooperó plenamente con la investigación, liderada por el FBI. “Esto sucedió hace cinco años. Ahora tenemos otro jefe de Policía y otro administrador”.

El nuevo jefe policial, Luis Cabrera, sustituyó recientemente a Nicholas Wollschlager, quien fue contratado por la localidad de North Bay Village como subjefe de la Policía.

Aunque solamente tiene 11 policías a tiempo completo y un puñado de reservistas, la Policía de Biscayne Park ha tenido sus problemas a lo largo de los años.

A principios del 2014, Atesiano renunció abruptamente. Dos semanas antes, Atesiano, el capitán Larry Churchman y el cabo Nicholas Wollschlager fueron suspendidos por la administradora de la localidad, sin explicación. La administradora, Heidi Shafran, se limitó a decir en ese momento que había contratado a un asesor privado de seguridad para investigar posibles actos indebidos.

Un mes más tarde se conoció que Atesiano había tomado prestados miles de dólares de un subordinado y prometió pagar el dinero a través de una combinación de tiempo extra y trabajo fuera de servicio, todo a costa de los contribuyentes. El contrato entre Atesiano y Thomas Harrison fue firmado con un marcador azul en una hoja de papel. En el extremo inferior derecho tenía dibujada una cinta azul que decía “sello oficial”. Atesiano dijo que era una broma. Pero Shafran criticó al ex jefe policial y dijo que era una traición a la localidad.

En el 2017, Wollschlager fue nombrado jefe policial interino. Pero él también quedó atrapado en el escándalo de préstamos de Atesiano, aunque una investigación lo exoneró. Hace unos meses, Wollschlager renunció repentinamente sin explicación, y entonces fue contratado como subjefe policial en North Bay Village.

Entonces, en noviembre pasado, se conoció que Biscayne Park había contratado a George Miyares como reservista, a pesar de haber sido rechazado por otros 10 departamentos policiales por desaprobar pruebas psicológicas y poligráficas. También fue investigado tres veces por el Departamento de Prisiones de Miami-Dade, que lo contrató como guardia. Un caso fue por uso excesivo de fuerza. En el momento de su contratación, Miyares era el objetivo de una demanda federal que alegaba que propinó una golpiza a dos hombres, golpeándole la cabeza a uno contra la acera.

Y en abril, un ex policía de Biscayne Park llamado Guillermo Ravelo fue acusado de agresión a dos personas mientras estaba de servicio y de falsificar reportes policiales. Durante la misma época que el caso más reciente de derechos civiles, Ravelo fue acusado de golpear a un chofer con el puño durante una parada de tráfico en abril del 2013 y de golpear a otra persona con un objeto contundente unos meses después.

El caso de derechos civiles contra Atesiano y los otros dos policías fue investigado por el FBI y la Policía Estatal de la Florida (FDLE).

Fuente: La nueva herald
Loading...

SIN COMENTARIOS

Responder