Carlos Vives: “Los momentos en familia son los más felices de mi...

Carlos Vives: “Los momentos en familia son los más felices de mi vida”

0 363

(Miaminews24).-Carlos Vives es imparable y sus constantes entregas de música y colaboraciones con otros artistas son prueba de ello.

Pero si hay algo que le queda muy claro, después de saborear las mieles de la fama, es que nada sustituye el calor familiar, ese cariño que recibe de sus hijos, para quienes es simplemente un padre, con todo lo que ese rol representa, más allá de las giras de conciertos o los estrenos musicales.

“Los momentos en familia, al lado del piano, sentarnos a ver la televisión, compartir juntos, son los más felices de mi vida”, expresó a DIARIO LAS AMÉRICAS el cantautor colombiano, quien recientemente promocionó en Miami su nuevo tema, Hoy tengo tiempo (pinta sensual).

Precisamente, el quinto sencillo de su más reciente álbum Vives aborda esa necesidad que hoy invade al Rey del Vallenato de querer disfrutar más de las cosas simples que, según comentó, a veces se olvidan por perseguir otras que no siempre traen felicidad.

“Es una canción alegre, con un mensaje positivo y que habla un poco de cómo se nos va la vida corriendo contra el tiempo detrás de la fama y del dinero. Y nos olvidamos de vivir esas cosas sencillas, de tener tiempo de sentarnos a ver la vida pasar y volver a esos lugares donde fuimos felices”, manifestó el intérprete de Quiero casarme contigo.

Asimismo, reflexionó sobre la importancia de tomar la vida con un ritmo más despacio, en especial, para quienes, como él, mantienen una ajetreada agenda de trabajo.

La familia Vives durante unas vacaciones en Jerusalén, Israel.
La familia Vives durante unas vacaciones en Jerusalén, Israel.

“Uno tiene que estar corriendo siempre en un aeropuerto porque hay que cantar aquí o allá, o hay que hacer un video o estar en unos premios. Que rico sería tener tiempo para no ir a ninguna parte, simplemente quedarnos donde nos gusta estar con la gente que nos gusta, y disfrutar un poquito de las cosas sencillas de la vida. Ese es el tema de la canción”, afirmó.

Su inspiración

La nueva entrega del colombiano es un vallenato con matices de mambo y rock, una mezcla de la que asegura florecen todas esas escuelas que han nutrido sus letras.

“Habla mucho de mis influencias, entonces podría decir que es un sancocho, un asopado caribeño. Yo analizo Hoy tengo tiempo, me doy cuenta de que cuando uno escribe, ahí aparecen todos esos papás que uno tiene en la música”, indicó.

Entre esas escuelas musicales destacó la cubana y la boricua, aunque insistió en que siempre regresa a su esencia.

“Para nosotros, nacidos en la cuenca del caribe, en una ciudad como Santa Marta, siempre estuvo muy presente la cubanía musical, al igual que la música de Puerto Rico, las corrientes mexicanas más tropicales, y el vallenato, que siempre ha estado en mi casa y siempre he ido a beber a esa fuente”, disertó.

En el videoclip del tema, que fue grabado en Bogotá bajo el mando de propio autor y la productora Mestiza Films, participan las dos hijas del cantante, Lucía, de 21 años y Elena, de 9.

Carlos Vives, junto a las modelos, entre ellas, sus hijas Lucía y Elena, en el videoclip del tema <i>Hoy tengo tiempo.</i>
Carlos Vives, junto a las modelos, entre ellas, sus hijas Lucía y Elena, en el videoclip del tema Hoy tengo tiempo.

El padre de Lucy, Elena, Carlos y Pedro contó cómo llegaron sus dos retoños a formar parte de esta producción, una oportunidad que aprovechó para compartir con ambas, algo que no suele hacer a menudo, y recordarles aquello que realmente considera importante.

“La productora, que es Mestiza Films, se pensó un poco todo este concepto del video, de que jugara con esos lugares de mucho color, y de contratar varias de las mejores modelos de Colombia, de las más famosas y más reconocidas. Y yo dije bueno yo tengo dos modelos en casa, una de 21 años y otra de 9, y me gustaría invitarlas al video. Entonces el equipo estuvo de acuerdo y trabajaron para que ellas estuvieran allí”, recordó.

“La verdad es que lo disfruté mucho, porque nunca estoy con mis dos hijas al mismo tiempo. Por lo general, Lucy siempre está viajando, estudia en Loyola University, en New Orleans, Elena sí está en la casa porque es muy chiquita”, reveló.

La ocasión también les sirvió para conversar sobre el futuro.

“Mi hija Lucía tiene su expectativa como modelo, le gusta la música. Desde pequeños me han escuchado hablarles del trabajo de su papá. Y para Elena, que es la menor, también fue una oportunidad, porque ella sueña con esto desde muy niña, porque ha visto a su papá en los Grammy y en todo ese cuento”, dijo.

Sus enseñanzas a sus hijos

Asegura que es importante que descubran el verdadero propósito de quienes se dedican al arte y que sepan que, de su parte, no habrá imposiciones.

“También fue una oportunidad de hablarles sobre el contenido social que tiene lo que hacemos, que es igual que el trabajo del periodista o el del médico, porque trabajamos para la gente”, señaló.

El músico y su pequeño Pedro, a quien le gusta tocar el piano y montar bicicleta.
El músico y su pequeño Pedro, a quien le gusta tocar el piano y montar bicicleta.

“Siempre les recuerdo que no están obligadas a hacer lo que hace el papá, porque por lo general, a veces los hijos se sienten obligados a hacer lo que hacen los padres. Entonces fue una oportunidad de hablar con ellos sobre estos temas, de que se sientan libres de encontrar el camino. Como papá quiero poner todas las herramientas para que ellas decidan sobre sus vidas. Así que invitarlas fue la ocasión ideal para abordar estos temas. Como padre, fue importante tenerlas en el video”, añadió.

Tal como sus padres le aconsejaron un día, considera que es esencial que sus hijos elijan aquello que los haga felices.

“A mi hija Lucy le digo que se sienta libre de escoger lo que quiere hacer en la vida, que si le gusta la música o la actuación, pues que lo haga de corazón y de verdad”, apuntó.

Destacó cómo servir ha sido un elemento constante en su familia, algo que le ha sido útil como músico.

“Mis padres me dijeron que tratara de ser lo mejor, de servir a la gente. Mi papá es médico y mi mamá siempre fue una persona con un gran concepto del servicio social. Mi abuelo fue un líder político, estuvo al servicio del pueblo. Ese fue el ejemplo que siempre recibí y creo que cualquier trabajo que hagamos es para la gente”, recordó.

Por eso les inculca a sus hijos lo que considera es el verdadero significado de cualquier oficio que desempeñen.

“Les digo que lo importante es que el trabajo no sea por la vanidad, así sean artistas, sino que tenga un propósito”.

Y en su caso, el ejemplo de servicio y humildad lo han visto en casa.

“Ellos han vivido cómo la gente ha sido siempre muy cariñosa conmigo, porque siempre he tenido esa consciencia. Y me gusta que se den cuenta de que uno trabaja para la gente, y hay que ser cariñoso y, sobre todo, tener los pies en la tierra. Eso es lo que procuro darles a mis hijos”.

Momentos en familia

En sus anécdotas más significativas siempre aparecen algunos de los instrumentos que han marcado su paso por la música. Todos sus hijos, hasta Pedro, de 7 años, y Elena, tocan el piano y escucharlos le complace inmensamente.

“Nos sentamos al piano. Y no hay mayor felicidad para mí que estar por ahí cerquita cuando ellos empiezan a tocar”, expresó.

Los pequeños Pedro y Elena, fruto del amor entre Carlos Vives y Claudia Helena Vásquez.
Los pequeños Pedro y Elena, fruto del amor entre Carlos Vives y Claudia Helena Vásquez.

“Me acuerdo que cuando yo cantaba o tocaba el piano, mis padres y mi abuela siempre querían estar presentes. Hoy me veo así, ella (Elena) se sienta al piano y yo quiero escuchar”.

En cuanto a su estilo como padre, dijo ser “muy relajado”, “no tan estricto”, tal como la propia Elena lo describió en La Voz Colombia.

“Le preguntaron y dijo que su papá no era tan exigente como su mamá”, agregó entre risas.

El cantautor y sus dos hijos mayores, Lucía y Carlos, que tuvo con la boricua Herlinda Gómez.
El cantautor y sus dos hijos mayores, Lucía y Carlos, que tuvo con la boricua Herlinda Gómez.

Con su primogénito Carlos Enrique comparte oficina, mientras que con Pedro, el menor de los cuatro, tiene que gastar su energía.

“Esos momentos de trabajo con él para mí son muy importantes, porque sé que valora mucho que esté ahí. El más chiquito es incansable, porque siempre quiere patear el balón o montar bicicleta conmigo. Entonces esté cansado o no, me pongo el casco y pa´la bicicleta”.

Sobre el momento histórico que vive Colombia, asegura que sus paisanos han demostrado en las urnas cierta madurez política.

“Hemos crecido políticamente como país, aunque seguimos polarizados por dos fuerzas. Y los resultados de estas últimas elecciones han mostrado una madurez política. Lo importante es que cada quien vote a conciencia en lo que cree”.

Fuente:DLA

Loading...

SIN COMENTARIOS

Responder