Pese a nueva medida centroamericanos solicitan asilo en Estados Unidos

Pese a nueva medida centroamericanos solicitan asilo en Estados Unidos

0 120

(Miaminews24).-La pandilla MS-13 hacía la vida tan miserable a José Osmín Aparicio en su Salvador natal que no tuvo más remedio que huir en la noche con su esposa y cuatro hijos; dejó atrás todas las pertenencias de su familia y pagó 8,000 dólares a un traficante de personas.

Aparicio no se intimida ante la reciente instrucción del secretario de Justicia de Estados Unidos, Jeff Sessions, de que la violencia conyugal o de las pandillas ya no será causa para otorgar asilo a personas. Según Aparicio, lo más conveniente para él es correr los riesgos con el sistema de asilo estadounidense y permanecer en México si le rechazan su solicitud.

“Imaginen qué pasará si me deportan a El Salvador”, declaró el miércoles mientras esperaba en la frontera para ingresar en Estados Unidos.

Sessions anunció el lunes su disposición, que podría tener consecuencias trascendentales por el gran número de personas como Aparicio que han huido de la violencia de las pandillas, que es tan perniciosa en América Central que una persona puede ser asesinada por el simple hecho de poner un pie en el barrio equivocado.

En la última semana, The Associated Press entrevistó a varias personas que buscan asilo y que se encontraban en una plaza en la frontera, y cada una señaló la violencia de las pandillas como el principal factor por el que huyeron de su patria. Tienen previsto continuar con sus solicitudes de asilo a pesar de la nueva disposición de Sessions.

El funcionario anunció su decisión en momentos en que el gobierno enfrenta fuertes críticas por sus políticas y prácticas de inmigración que a decir de los defensores de los derechos humanos son inhumanas, como separar a los hijos de sus padres inmigrantes. Los detractores también han reprobado los cambios al asilo, que la Casa Blanca afirma son necesarios para disuadir la inmigración ilegal.

“El simple hecho de que un país pueda tener problemas para combatir ciertos delitos -como la violencia familiar o de las pandillas- o que determinados grupos de la población estén más propensos a ser víctimas de un crimen, no puede en sí sustentar una solicitud de asilo”, escribió el lunes Sessions. La decisión anuló el fallo de una Junta de Apelaciones de Inmigración que concedió asilo a una salvadoreña que había huido de su esposo.

Las autoridades estadounidenses se han abstenido de precisar cuántas peticiones de asilo se basan en violencia conyugal o de pandillas, pero los defensores de los solicitantes dijeron que podrían ser decenas de miles de casos los acumulados solamente en las cortes de inmigración.

Muchos centroamericanos que buscan asilo aseguran que huyen de las pandillas conocidas como “maras”, principalmente la Mara Salvatrucha (o MS-13) y Barrio 18. El presidente Donald Trump ha condenado a estos grupos y sus actos de violencia en Estados Unidos, y describió a sus integrantes como “animales”.

Los maleantes quitan casas a sus dueños, extorsionan a conductores de autobuses y dueños de pequeños negocios, y han asesinado a quienes no pueden o no quieren pagar. Amenazan a adolescentes y hombres jóvenes en su intento para reclutarlos, y obligan a chicas y mujeres jóvenes a que sean sus parejas.

Fuente:El Nuevo Herald.

Loading...

SIN COMENTARIOS

Responder