“Dar de comer al hambriento” genera polémica entre pobladores de Fort Lauderdale

“Dar de comer al hambriento” genera polémica entre pobladores de Fort Lauderdale

0 69

(MiamiNews24).-Hay muchos grupos en el sur de la Florida que tienen como misión trabajar con las personas sin hogar, pero en un vecindario de Broward esa mano amiga está causando preocupación. 7’s Andrew Scheinthal nos dice por qué algunos residentes dicen “No en mi vecindario”.

Dos veces por semana, la cena se sirve en una antigua iglesia en Andrews Avenue en Fort Lauderdale. Ahora se usa como un centro para ayudar a las personas sin hogar de la ciudad.

El Dr. Ted Greer es el CEO de HOPE South Florida, un grupo cristiano que trabaja para ayudar a personas sin hogar, comenta: “Todavía hay 2,300 personas sin un techo en esta comunidad, en el condado de Broward. Tenemos que encontrar una manera de sacar a esa gente de la calle. Creemos que estamos haciendo el trabajo de Dios”.

HOPE South Florida recoge a las personas sin hogar de los vecindarios locales y los transporta a su centro para la cena y el asesoramiento. Y ese es –precisamente– un problema para algunos residentes en esta área conocida como South Middle River.

Terry Nolen, presidente de la Asociación Cívica de South Middle River: son transportados aquí, por lo que tienden a revolotear. No estoy en contra de las personas sin hogar, siento pena por ellos, pero esta situación, nos parece, está siendo arrojada sobre nosotros “.

Los pobladores temen que el buen trabajo de HOPE South Florida tenga un efecto negativo en el valor de las propiedades en este vecindario. “Si nos fijamos en dos propiedades, dos casas idénticas, una que no tiene una instalación para personas sin hogar y otra que la tiene en su vecindario, ¿cuál cree que va a comprar?”

HOPE South Florida alquiló espacio en la antigua iglesia durante años, pero en abril pasado, compraron la propiedad y comenzaron a hacer cambios.

Edward Catalano, de la Asociación Cívica de South Middle River dijo: “Se conocieron a principios de abril del año pasado y nos dijeron que ya no habría alimentación. Luego vinieron a nosotros varias semanas después y dijeron que iban a hacer un trabajo allí, y que iban a continuar la alimentación”.

Varios vecinos han presentado quejas sobre el código de la ciudad, incluyendo una para “operar un negocio de servicios sociales en un vecindario residencial”. Otra para “basura y escombros en este lote … orinar y defecar, causar olores y condiciones inmundas”.

Terry Nolen comentó adicionalmente: “Han sido vistos y se sabe que orinan y defecan en los patios de las personas, y simplemente no nos sentimos seguros al respecto”.

El Dr. Greer dice que desalientan a las personas sin hogar de pasar el rato en el vecindario, y que trabajan para mantener a la gente adentro durante las jornadas de alimentación y orientación de los indigentes. “El problema es la falta de vivienda. No se trata de mi patio trasero, es algo que está por todo el país. La gente de algunos barrios –simplemente– no quiere nada con las personas sin hogar, nada de pobreza en sus barrios”.

Pero ambas partes acuerdan una cosa: equilibrar un esfuerzo para ayudar a las personas necesitadas con las preocupaciones de un vecindario. Desafortunadamente, no hay una respuesta fácil a la vista.

Fuente:Miami Diario.

Loading...

SIN COMENTARIOS

Responder