El sur de la Florida bajó los niveles de los canales para afrontar las fuertes lluvias

0
32

Las autoridades del sur de la Florida decidieron el lunes bajar el nivel de los canales como anticipación de las fuertes lluvias que comenzaron a caer en las primeras horas del martes y continuarían el miércoles.

Aunque gran parte de la costa probablemente verá unas dos pulgadas de precipitaciones, algunas áreas podrían registrar seis o más pulgadas, dijo el meteorólogo Rob Molleda portavoz del Servicio Nacional de Meteorología (NWS).

El servicio no ha emitido ninguna advertencia de inundación, dijo el experto, pero eso podría cambiar. “En estos momentos, todo indica que podría haber inundaciones en áreas muy urbanizadas o con pobre drenaje”, agregó Molleda.

Con áreas al oeste de los condados Miami-Dade y Broward casi llenas, el Distrito de Manejo de aguas del Sur de la Florida comenzó a bajar los niveles de los canales para de este modo tener espacio para los aguaceros que se avecinan.

Existe un 50 por ciento de posibilidades de que el Lago Okeechobee reciba dos o pulgadas de lluvia, posiblemente tras semanas de trabajos a cargo del Cuerpo de Ingenieros del Ejército. Este año, el Cuerpo ha estado tratando de bajar los niveles por debajo de lo normal como una previsión de la temporada de lluvias y, a petición del nuevo gobernador de la Florida, para de este modo evitar soltar agua contaminada a ríos costeros y estuarios en espera de que lleguen las lluvias veraniegas.

Los niveles que sobrepasen los 15.5 pies pueden amenazar el frágil dique del lago, que en la actualidad está siendo reparado a un costo de $1,700 millones. Las emisiones del año pasado provocaron la propagación del alga azul verdosa que afectó partes del Río Caloosahatchee con cyanobacteria tóxica y exacerbó la proliferación de una marea roja de agua salada en el Golfo de México que dejó a un sinfín de playas llenas de animales marina muertos.

El lunes, el lago tenía 12.18 pies, casi medio pie más bajo que el nivel de 12.5 pies que se prefiere para el inicio de la temporada de lluvias, pero lejos del nivel de 10.5 pies, que es el límite que se permite a partir del 1ro. de junio.

Aunque mantener bajos los niveles del lago por un período de tiempo largo podría dañar los pantanos que hay en el extremo oeste del lago, tener un nivel bajo tras años de niveles altos podría terminar beneficiando la vida marina de la región.

Fuente: El Nuevo Herald

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here