Lewis Hamilton se llevó la carrera 1000 en la F1

0
90
Hamilton
Los dos coches alemanes coparon los dos primeros escalones del podio tras una carrera en la que Ferrari no pudo poner en aprietos a los pilotos de Brackley. Sainz, 14º.

Lewis Hamilton logró en China este domingo su 75ª victoria en F1, la sexta en el circuito de Shanghai, y el liderato del Mundial después de una gran salida. El británico no dio opciones a Valtteri Bottas durante las 56 vueltas disputadas, a pesar de que la primera parada le colocó a menos de dos segundos. Tercer doblete consecutivo de Mercedes en las tres primeras carreras, después de las esperanzas de Maranello en pretemporada.

Los Ferrari, lejos del ritmo de las flechas plateadas, se tuvieron que conformar con el podio de Vettel.

Ya en los primeros metros antes de la salida, el GP de China regaló emoción, con Verstappen trompeando a la salida de la curva 3 y Robert Kubica haciéndolo instantes después en la curva 6. Cuando las luces se apagaron, fue Hamilton el que mejor arrancada tuvo y Bottas se vio relegado a ver la zaga de su compañero de equipo.

Charles Leclerc superó a Vettel por el interior de la curva 1, cuando este estaba más pendiente de tratar de pasar a Bottas que de defender la posición con su compañero. Por detrás, Kvyat se tocó con Sainz en primer lugar en la curva 6 e inmediatamente después con Norris, haciéndole despegar. Se desplegó el coche virtual de seguridad, con ambos monoplazas naranjas entrando en boxes al mismo tiempo. Los comisarios impusieron al ruso un drive through.

La incertidumbre de este domingo corrió a cargo de Ferrari, que tras ver cómo Vettel se pegaba a la trasera de Leclerc desde las primeras vueltas, estando en zona de DRS, pidieron a Leclerc que le dejara pasar. La orden de los italianos llegó una vuelta después de que le pidieran al monegasco apretar más y este no consiguiera despegarse del tetracampeón del mundo.

Pero lo controvertido de la jugada fue que Vettel tampoco pudo despegarse de su joven compañero, rodando a siete segundos del liderato de Hamilton. Leclerc dejó clara su incomodidad con la situación: “¿Y ahora qué? Bueno da igual…”. Por detrás, la amenaza que se cernió sobre los Ferrari tenía apellido: Verstappen.

En la vuelta 16, le pedían a Vettel apretar más, después de que Leclerc dejara claro que estaba perdiendo tiempo detrás de su compañero. Verstappen paró al final de la 17, el primero del top 5 en hacerlo, y montó el duro (blanco), saliendo 8º, por delante de Raikkonen. Ferrari metió a Vettel una vuelta después para montar también el duro y volvió por delante de Verstappen por un suspiro.

El holandés se tiró al final de la recta de atrás al interior, bloqueando, pero Vettel traccionó mejor y se defendió con maestría del efervescente piloto de Red Bull. Bottas paró en la 21 para montar duros, volviendo por detrás de un Leclerc que se mantuvo en pista, intentando un imposible. Pero el monegasco paró un giro más tarde, junto a Hamilton y volvió 10 segundos por detrás de Verstappen.

 

CORTESÍA:MOTORSPORT