Cruz Roja informó que falta de fondos no permitirá atacar ébola en la RDC

0
26

La Cruz Roja informó este jueves que la falta de financiación hace imposible frenar el mortal virus del ébola, en la República Democrática del Congo. La falta de recursos obliga a reducir el trabajo, recordando que ya son más de 1.100 personas que han muerto en el país centroafricano a causa del brote.

Sin más fondos, tendría que comenzar «dramáticamente» a reducir sus operaciones dentro de dos semanas, dijo a los reporteros Emanuele Capobianco, director de salud de la Federación Internacional de la Cruz Roja en Ginebra.

La organización dirige los esfuerzos para enterrar con seguridad a las víctimas de la enfermedad, que se propaga a través del contacto con la sangre y otros fluidos corporales, reseñó AFP.

«La situación es grave», dijo Capobianco.

Más de 1.100 personas han muerto desde que el país centroafricano, en agosto pasado, declaró un décimo brote de ébola en 40 años.

Una quinta parte de las cerca de 1,700 infecciones de Ébola conocidas y sospechosas se registraron solo en las últimas tres semanas, dijo Capobianco, un aumento «alarmante».

Sin embargo, las organizaciones de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja han recibido menos de la mitad de los 31,5 millones de francos suizos ($ 31,2 millones, 28 millones de euros) que habían solicitado para financiar la respuesta al ébola en la República Democrática del Congo y los esfuerzos de preparación en Burundi, Ruanda, Sudán del Sur y Uganda.

«La escala y la calidad de las actividades que realizarán los voluntarios de la Cruz Roja disminuirán drásticamente en las próximas dos semanas, a menos que se proporcionen fondos», dijo Capobianco.

La lucha contra el ébola también se ve obstaculizada por los combates en las regiones afectadas y los ataques a equipos médicos, así como a los locales que observan el esfuerzo internacional en materia de prevención, incluidos los entierros, con sospecha.

El brote es el segundo brote más mortal registrado de la epidemia en África occidental en 2014-2016 que infectó a casi 29,000 personas y mató a más de 11,300.

Un estudio realizado después de ese brote encontró que los esfuerzos para enterrar con seguridad los cuerpos altamente contagiosos de quienes mueren de ébola pueden haber prevenido 10,500 casos y haber disminuido la escala del brote en más de un tercio.

Capobianco dijo que se han llevado a cabo más de 5,000 enterramientos desde agosto, aproximadamente 20 por día en promedio, agregando que «la contención de la epidemia depende de esto».

Pero el proceso es complejo y costoso.

Cada entierro cuesta alrededor de $ 500, cubriendo la participación de un equipo de 12 personas, trajes de protección para ellos y miembros de la familia en duelo, así como también bolsas para cadáveres y ataúdes.

Por ahora, el brote ha sido contenido en las provincias de Kivu del Norte y Ituri, pero «estamos en un punto de inflexión», advirtió Capobianco, con un temor creciente de que se extienda a otras regiones o países vecinos.

Fuente: Ntn24.