Murió elefante bebé que era obligado a bailar para turistas en Tailandia

Murió elefante bebé que era obligado a bailar para turistas en Tailandia

Un elefante bebé de tres años, de nombre “Dumbo”, falleció en las instalaciones del zoológico de Phuket, en Tailandia,  a causa de fractura en sus patas traseras por mal malnutrición severa. 
Dumbo, era obligado junto con otro grupo de elefantes, a bailar y hacer trucos para los visitantes del zoológico.  Finalmente, después de tres días de haberse fracturado,  el personal llevó al elefante a que recibiera atención médica, donde murió. 
El accidente ocurrió cuando el pequeño paquidermo intentaba salir del lodazal y se rompió las dos patas traseras, debido a la fragilidad de sus huesos, no fue sino hasta tres días después que el personal llevó al elefante a que recibiera atención médica, donde murió.
Dumbo era obligado, junto a otros elefantes, a bailar y realizar trucos para los turistas que visitaban el zoológico.
La ONG Moving Animals denunció el hecho y publicó fotografías que muestran el nivel de desnutrición del animal: “Su esquelético cuerpo sugiere claramente que el animal no recibía un buen cuidado, que sufría malnutrición y que estaba explotado. Y pese a los síntomas, el zoo no hizo nada”.
Foto: Moving Animals.
“El personal del zoo se las ingenió para sacar al animal del barro, pero no vieron que las piernas estaban rotas”, ha comentado la veterinaria que atendió al animal.
Sin embargo, el zoológico ha asegurado que el animal nunca estuvo expuesto a maltrato o malas condiciones. “Nadie quiere perder algo que quiere y es valioso. El animal valía más casi 30.000 euros», indicó el dueño del lugar.
Países como Sri Lanka, Nepal, India, Laos, Camboya y, en mayor medida, Tailandia ofrecen múltiples y variados entretenimientos a los viajeros: trekkings por la jungla sobre los elefantes, experiencias donde los turistas pueden interactuar con estos animales (bañarse con ellos o darles de comer…), espectáculos de circo e, incluso, actividades en que los paquidermos pintan cuadros o juegan al fútbol.
Pero, toda esta diversión oculta a los turistas las duras condiciones en que viven la mayoría de elefantes en este cautiverio, el sufrimiento que padecen en los entrenamientos –para obedecer al adiestrador (mahout)– y la explotación a la que se someten (largas jornadas de trabajo), tal y como indica el estudio de WAP “Taken for a Ride” (Tomado para un paseo).
Fuente: Vistazo.
Loading...