Tonelada de cocaína fue descubierta camuflada en rocas falsas

0
17

Agentes de la Policía Nacional y funcionarios de Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria, descubrieron un cargamento de 755 paquetes de más de un kilogramo de cocaína, cada uno, camuflados en rocas falsas. La droga era transportada por 11 personas que fueron capturadas enviando el cargamento que iba desde Guayaquil (Ecuador), pasando Cartagena (Colombia), hasta el puerto de Barcelona para ser trasladada a Zaragoza, hasta una nave industrial de Humanes (Madrid).

La policía española tuvo que hacer uso de pica y mazo para poder remover la cocaína de las piedras, que pensaba ser distribuida por Europa.

La droga iba oculta en falsas piedras que, repartidas en un cargamento de 188.000 kilos, eran realmente un conglomerado de apariencia rocosa que imita de forma muy convincente a las reales. Fue necesario picar con mazas las piedras más voluminosas hasta dar con aquellas que camuflaban los 785 paquetes que fueron localizados.

La investigación comenzó hace más de un año y medio. Los investigadores tuvieron conocimiento de la presencia en Madrid de un matrimonio que lideraba una organización dedicada a la introducción de importantes cantidades de cocaína en nuestro país, para su posterior distribución por el resto de Europa.

Intervención de la Policía para sacar la cocaína de las falsas piedras.

Tras varias gestiones se pudo constatar que los investigados llevaban un alto nivel de vida y que, además, mantenían constantes reuniones con diversas personas que poseían antecedentes por tráfico de drogas.

Los investigadores detectaron que otro de los investigados mantenía una relación con una empresa dedicada al comercio de piedra, actividad que utilizaban para ser un enlace europeo de un cartel de la droga, y que viajó hasta México para ultimar los detalles de un transporte de droga.

Las pesquisas llevaron a los investigadores a tener conocimiento de que se preparaba una importación desde Guayaquil (Ecuador) de doce contenedores de piedras con un peso bruto aproximado de 188.000 kilos, declarando en su interior mineral de cobre. Tras su paso por Cartagena de Indias (Colombia), llegaron al puerto de Barcelona para ser trasladados hasta Zaragoza y, finalmente, hasta una nave industrial de Humanes (Madrid).

Hace pocos días, los investigadores detectaron que el grupo criminal comenzaba las labores de extracción de la cocaína de las piedras de mineral de cobre que había utilizado como medio de ocultación. Por ello llevaron a cabo el correspondiente dispositivo y procedieron al arresto de 11 personas así como al registro de siete inmuebles, entre ellos la nave industrial de Humanes.

Fuente: El español