Kassym Jomart Tokyev fue elegido como el nuevo presidente de Kazajistán

0
42

Kassym Jomart Tokyev, de 66 años, fue elegido como sucesor de Nursultan Nazarbáyev, con más del 70% de los votos, mientras que su rival Amirzhan Kosanov, obtuvo un 15,4%. Sin embargo, algunos de los ciudadanos y observadores internacionales consideraron que fueron unas elecciones »amañadas».

Asimismo, el día de los resultados estuvo marcado por protestas en las cuales unas 500 personas resultaron detenidas.

La victoria del diplomático de carrera Kassym Jomart Tokayev nunca estuvo en duda después de recibir la bendición del poderoso Nazarbáyev, que dimitió en marzo pero mantiene una gran influencia.

Tokayev, de 66 años, obtuvo algo más del 70% de los votos, de acuerdo con datos del instituto de sondeos “Public Opinion”, mientras su rival más cercano, Amirzhan Kosanov, obtuvo un 15,4%.

Pero el día estuvo marcado por las mayores protestas que el país de mayoría musulmana ha visto en tres años, en respuesta al “boicot” de lo que los convocantes consideraban unas elecciones amañadas.

Observadores internacionales jamás consideraron las elecciones en Kazajistán como realmente libres y justas.

Periodistas de la AFP vieron a policías arrestar y conducir en vehículos a centenares de personas en las dos principales ciudades de Kazajistán, Almaty y la capital Nur Sultán (antes Astaná).

Uno de los corresponsales de la AFP fue detenido brevemente, pero inmediatamente fue liberado, en tanto que a otro le fue confiscado su equipo de video.

Dos periodistas de Radio Free Europe/Radio Liberty, Petr Trotsenko en Almaty y Saniya Toiken en Nur-Sultán, también fueron detenidos y liberados, junto con Marius Fossum, del Comité de Helsinki, organización noruega de defensa de derechos humanos.

El opositor más feroz, el ex banquero Mujtar Ablyazov, actualmente exiliado, había convocado a protestas en todo el país para el domingo.

Unos diez millones de electores estaban llamados a votar.

Tokayev contaba con el apoyo del partido en el poder y del expresidente, quien conserva un papel fundamental en el sistema político.

El único interrogante era si Tokayev iba a lograr los mismos registros que su predecesor, quien fue elegido por primera vez en 1991 y posteriormente fue reelecto cuatro veces, siempre con más del 80% de los votos.

En las elecciones de 2015, Nazarbáyev obtuvo nada menos que el 98% de los votos.

El jefe de campaña de Tokayev, Maulen Achimbayev, ya había avanzado que “esperar los números de Nursultán Nazarbáyev sería inapropiado”.

La oposición participó con seis candidatos prácticamente desconocidos, aún si tres de ellos participaron de un debate transmitido en directo por la televisión, el primero en la historia del país.

La elección fue también la primera con una candidata, Daniya Yespayeva, que representó a un pequeño partido próximo del gobierno.

Kassymhan Kapparov, director de un grupo local de reflexión, la Oficina de Investigaciones Económicas de Kazajistán, apuntó que el gobierno determinó que “todos los trabajadores del sector público, los médicos, los profesores y militantes que hacen campaña [por Tokayev] sean pagados por el presupuesto del Estado”.

“No creo que podamos considerar legítimas estas elecciones”, apuntó.

Ex ministro de Relaciones Exteriores y Primer Ministro, presidente del Senado entre 2007 y 2011 y entre 2013 hasta marzo de este año, Tokayev proponía la “continuidad”, una referencia evidente a las tres décadas de Nazarbáyev en el poder.

Desde su llegada a la presidencia interina, Tokayev ha multiplicado sus gestos de obediencia a Nazarbáyev, quien se mantiene al frente del poderoso Consejo de Seguridad y posee el título honorario de “Padre de la Nación”, que le garantiza inmunidad judicial de por vida.

Una de las primeras decisiones de Tokayev al llegar a la presidencia interina fue rebautizar la capital del país, Astaná, que ahora se llama formalmente Nur-Sultán.

Tokayev deberá enfrentar una insatisfacción social persistente desde la caída de los precios del petróleo, una situación que dejó al descubierto las fragilidades de una economía aún dependiente de los hidrocarburos.

Fuente: Noticias 24.