Propuesta que prohibiría armas de asalto en Florida fue enviada a la Corte Suprema

0
54

La propuesta de enmienda constitucional en la Florida, que busca prohibir la venta de armas de asalto, ha logrado superar las firmas requeridas y va camino a la Corte Suprema para la revisión establecida.

El grupo promotor del referendo, Florida Decides Healthcare, Inc., Ban Assault Weapons Now, logró reunir 103,000 firmas, una cifra mayor que la requerida por la ley estatal para activar el derecho a revisión de la propuesta.

Las firmas fueron entregadas a la autoridad de Elecciones en el condado Orange, en Orlando, donde deben ser validadas.

De hecho, si al menos 76.632 firmas son validadas la propuesta de referendo sería enviada a la Corte Suprema, donde los magistrados deben revisar la redacción de la pregunta acorde a los estándares legales.

El grupo Ban Assault Weapons Now surgió a raíz de la matanza en el instituto Marjory Stoneman Douglas High School, en Parkland, en el que 14 alumnos y tres profesores fueron asesinados el 14 de febrero de 2018.

Si la proposición es aprobada, el grupo promotor del referendo tendrá que salir al ruedo en el estado a colectar 766.200 firmas, que darían la luz verde al referendo en las elecciones de noviembre de 2020.

Ésta es la cuarta propuesta de ley que logra pasar el umbral de las firmas requeridas este año para ser presentada a la Corte Suprema estatal. Las otras tres son la proposición que aumentaría gradualmente el salario mínimo del estado a $ 15 por hora, la que revisaría los estatutos de los servicios públicos del estado y la propuesta de ampliar el Medicaid para personas de bajos ingresos.

Estadísticas

La posesión de armas de fuego en la Florida continúa aumentando, ya sea a través de la obtención de permisos y la compra en los más de 2.390 locales habilitados para la venta, así como la adquisición ilegal a través de varias vías.

Según las estadísticas publicadas por la organización internacional Gun Policy, cerca de 1,3 millones de personas en la Florida poseen algún tipo de arma de fuego con o sin permiso, lo que equivale al 6,5% de la población, estimada en 20,6 millones de residentes, según la última actualización del censo, el año pasado.

Los resultados revelados por las firmas encuestadoras varían según las circunstancias del momento. Por ejemplo, la afamada Gallup, que condujo hace algo más de un año una encuesta en todo el país, cuando no acontecía un tiroteo que ocupara las noticias en los periódicos, asegura que el 55% de la población favoreció un control mayor.

Más tarde, otro estudio, que tuvo lugar a raíz de la masacre de Orlando en 2017, en donde 49 personas resultaron muertas y 50 más heridas, resultó que cerca del 70% de los consultados reclamó aumentar las restricciones y penalidades.

Entre tanto, legisladores republicanos y demócratas continúan abogando por disminuir o aumentar indistintamente las regulaciones existentes, al mismo tiempo que los promotores de la National Rifle Association (NRA) apelan al derecho constitucional de portar armas, ante el creciente debate que cuestiona la vigencia de una legalidad que fue establecida en 1791.

Fuente: Diario las Américas