Misionera de EE.UU. en Uganda fue acusada de la muerte de 100 niños

0
112

La organización de la sociedad civil, Iniciativa Probono de Mujeres de Uganda, junto con dos mujeres, madres de dos pequeños fallecidos, presentaron una demanda contra la misionera estadounidense Renee Bach, por la muerte de al menos 100 niños que estuvieron bajo sus cuidados médicos.

Renee Bach es una misionera de Estados Unidos (EE.UU.), dirigente de la organización no gubernamental del este de Uganda, Serving His Children (SHC), la cual fue cerrada en 2015 la Oficial de Salud del Distrito y se le ordenó no ofrecer tratamientos a ningún otro niño.

La demanda a Bach es por realizar procedimientos y brindar tratamientos médicos sin calificaciones ni licencia alguna en la medicina. La petición es que el Tribunal Superior de Jinja, Uganda, cierre las puertas de SHC.

Según las declaraciones de ambas madres, sus hijos fallecieron en condiciones sospechosas y en ambos casos se les ha entregado un sobre con dinero a las madres para los gastos funerarios.

La abogada de la Iniciativa Probono de Mujeres, Beatrice Kayaga, es quien está asistiendo legalmente a las madres, además asegura que Bach, sin ninguna calificación médica ha estado atendiendo a niños de padres confiados.

Por su parte, la directora de SHC en los EE.UU., Lauri Bach asegura que Renee Bach nunca se presentó como doctora ni aplicó tratamientos médicos.

«En ningún momento nuestra fundadora, Renee Bach, se presentó como una profesional médica, experimentó o causó la muerte de ningún niño», dijo Lauri Bach.

«La Sra. Bach en el pasado brindó asistencia en tales procedimientos cuando solicitó y actualmente sirve en una capacidad administrativa y participa en la recaudación de fondos para la organización», aseguró la directora.

Por otra parte, el grupo No White Saviors está haciendo una campaña en las redes sociales para crear conciencia sobre este tipo de casos.

Fuente: TeleSur