Guardia Costera de EE.UU exigió más rompehielos para competir con Rusia

0
52

Estados Unidos necesita seis nuevos rompehielos para poder competir con Rusia en el Ártico, afirmó el jefe de Operaciones de la Guardia Costera, el vicealmirante Daniel Abel. La iniciativa busca obtener un mayor control sobre la prometedora Ruta Marítima del Norte, que podría unir a Europa y Asia por una vía más rápida y económica que hasta ahora.

«Necesitamos al menos seis rompehielos, incluyendo tres pesados. Por el momento, tenemos un solo rompehielos Polar Star, y este tiene ya 40 años», dijo el vicealmirante en una conferencia dedicada al impacto del derretimiento del hielo del Ártico en las operaciones navales.

A modo de ejemplo, Abel señaló que en los últimos años Rusia ha creado seis nuevas bases en la zona ártica y construido seis nuevos rompehielos.

Anteriormente, el secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, dijo que Washington estaba preocupado por los «reclamos rusos en las aguas internacionales de la Ruta del Mar del Norte, incluidos los planes recientemente anunciados para conectarla con la Ruta de la Seda del mar de China». A su vez, el asesor de seguridad nacional de EEUU, John Bolton, dijo que pronto se pondrán en funcionamiento nuevos rompehielos estadounidenses, lo que le permitirá a Washington establecer en el Ártico una presencia durante todo el año.

EEUU pone sus ojos sobre el Ártico

En abril, el Pentágono firmó un contrato para la construcción de un rompehielos de clase pesada para la Guardia Costera. Se construirá como parte del programa Polar Security Cutter (PSC), según el cual se planea construir tres naves de clase media y pesada.

El anuncio surgió poco después de que la Guardia Costera de EEUU anunciase su nueva estrategia. El documento señala que EEUU deberá enfrentarse a Rusia y China en el Ártico y marcó la región como zona de su interés.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia destacó, a su vez, que Moscú está a favor de formar una asociación internacional para preservar al Ártico como una zona de paz y está llevando a cabo «una política abierta y coherente basada en las normas del derecho internacional de la región, con una amplia agenda de cooperación internacional en interés del desarrollo sostenible, abierto, incluyente y con la participación de Estados Unidos».

Fuente: Sputnik