USA ya no es el líder mundial en admisión de refugiados

0
79

Después de muchas décadas de serlo, Estados Unidos, bajo la presidencia de Donald Trump, ha dejado de lado su liderazgo mundial en admisión de refugiados

La cantidad de refugiados aceptados por la Unión Americana “ha caído a mínimos históricos”, según lo muestra un análisis realizado por el Pew Research Center con datos actualizados del Departamento de Estado de EE UU.

Durante muchos años, de hecho hasta 2018, Estados Unidos era el país que más refugiados recibía en el mundo, incluso superando la suma de todos los demás países que recibían refugiados en su territorio. Ahora echa marcha atrás, justo cuando el número global de refugiados ha alcanzado los niveles más altos desde la Segunda Guerra Mundial (1939-1945).

¿Qué ha pasado?

El Pew señala que cada año durante el otoño, bajo la presidencia de Donald Trump, ha ido bajando el límite de aceptación de refugiados hasta llegar a un techo de 30.000 aceptaciones para el presente año fiscal 2018-19, que termina el 30 de septiembre.

Al 31 de agosto, Estados Unidos había admitido alrededor de 28.100 refugiados y, según los informes y todas las previsiones, el mandatario estadounidense está considerando una nueva reducción en el límite de refugiados para el año fiscal 2020 que comienza el 1 de octubre próximo.

En general, Estados Unidos ha admitido a unos 74.200 refugiados hasta ahora bajo la administración Trump (del 20 de enero de 2017 al 31 de agosto de 2019). En comparación, Estados Unidos admitió a casi 85.000 refugiados solo en el año fiscal 2016, el último año fiscal completo de la administración Obama.

¿Cuál ha sido el comportamiento histórico?

Desde la última década del siglo pasado, los refugiados que llegan a los Estados Unidos han fluctuado en parte por los conflagraciones regionales y locales y en parte también por las prioridades del propio país del norte.

Desde los años fiscales 1990 a 1995, un promedio de 116.000 refugiados llegaron a los Estados Unidos cada año, y muchos vinieron de la antigua Unión Soviética. Sin embargo, las admisiones de refugiados se redujeron a 27.100 en 2002 después que se suspendieron durante tres meses tras de los ataques del 11 de septiembre de 2001.

Después, comenzó a levantarse nuevamente. Desde el año fiscal 2008 al 2017, con Barack Obama en la presidencia, un promedio de 67.100 refugiados llegaron cada año. La mitad o más de los refugiados durante este tiempo provenían de Irak y Myanmar.

¿De dónde llegan los refugiados?

Vale señalar que desde el año fiscal 1980, cerca de 55 por ciento de los refugiados en Estados Unidos provienen de Asia y Medio Oriente; una proporción mucho mayor que la de Europa (27 por ciento), África (12 por ciento) o América Latina (4 por ciento).

Hasta ahora, en el año fiscal 2019, los refugiados de la República Democrática del Congo, con cerca de 12.500 personas, encabezan la lista, seguidos de los refugiados provenientes de Myanmar (4.700), Ucrania (3.800), Eritrea (1.700) y Afganistán (1.000).

Sin embargo, si se toma en cuenta el largo plazo, desde el año fiscal 2002 (1 de octubre de 2001 hasta el 31 de agosto de 2019), la mayoría de los refugiados provienen de Myanmar (alrededor de 177.500), Irak (144.300) y Somalia (104.000).

¿Qué religión tienen?

El origen de la mayoría de los refugiados reasentados en Estados Unidos en lo que va del presente siglo haría parecer que los musulmanes son más que los cristianos, pero no es así.

Según el análisis del Pew, realizado con datos del propio gobierno estadounidense, desde el año fiscal 2001-2002, el país ha admitido a unos 463.200 refugiados cristianos y unos 310.300 refugiados musulmanes.

En términos generales son los estados que mayor población hispana poseen, California, Texas, Nueva York y Florida, los estados que más refugiados han acogido durante este siglo, propiciando una amalgama de culturas que –seguramente– no gusta mucho a los supremacistas blancos
norteamericanos.

Fuente: aleteia.org