“Devuélveme mis sueños» el primer libro de Fanny Vera

0
125

“Devuélveme Mi Sueño” es el primer libro de la periodista venezolana Fanny Vera. Es una obra que da giros a la motivación, enfocándola en las acciones, silencios o gestos que realizamos como padres, amigo, líderes de grupo, jefes, que pueden ser piedras de tropiezo para que otros alcancen sus sueños.

Con edición en español e inglés, a la venta en Amazon, “Devuélveme mi Sueño” resume experiencias -propias y ajenas – de la autora.

 Fanny vive desde hace 6 años en Estados Unidos. Comparte actualmente hogar en Fayetteville, Carolina del Norte, con su esposo, veterano del ejército de los Estados Unidos, y sus tres hijos.

A la luz de su sensibilidad como periodista, editora medios impresos y digitales, como corredora de Bienes Raíces, esposa, madre e inmigrante, nace su visión como escritora.

Actualmente miembro de la Asociación Internacional de Conferencistas Hispanos, Fanny Vera sintió que la prueba final para certificarse en esa actividad podía extenderse del formato original de una charla de7 minutos de duración, hasta ser el primer capítulo de su carrera como motivadora.

-Escribiendo mi trabajo para la certificación como conferencista internacional, comencé a desarrollar el tema que venía observando con situaciones que ocurrían y me tocaban profundamente. Me preguntaba: ¿Por qué hay personas que no alcanzan sus sueños?, ¿por qué hay personas que ponen piedras en el camino de otros? Yo estuve en ambos lados.

Hubo quien no me brindó una mano para ayudarme alcanzar alguno de mis sueños; y yo misma, de manera inconsciente, por ejercer excesiva presión, no supe inspirar de manera oportuna a quien en alguna ocasión lo necesitaba -comenta Fanny.

¿Qué tanto de vivencias propias y experiencias prestadas y ficción contiene la estructura de tu libro?

– Son 5 experiencias con enseñanzas diferentes, pero todas están en la misma línea: Cómo te apoderase de los sueños en diferentes formas cuando no escuchas, cuando eres egoísta, cuando le robas una idea aalguien, cuando estás pendiente de lo que hacen los demás para criticar.

En general es como interferimos en la vida de alguien que quiere alcanzar una meta. Esto lo observamos en las relaciones de pareja, con compañeros de trabajo, tus hijos, amigos cercanos, y hasta con desconocidos…

¿En qué momento te sentiste preparada para motivar a otros a sentir empatía por los sueños de quien tenemos cerca?

-Cuando llegué a Estados Unidos, vi tanta necesidad de los inmigrantes con el deseo de lograr un sueño, esperando que alguien les extendiera una mano para levantarse en un país desconocido. En algún momento tuve necesidad de ayuda y puntalmente hubo quien pudo haberme extendido una mano y no lo hizo. Como hubo quien también me ayudó y es bueno recordarlo. Pero entendí entonces que muchas veces nos ponemos gríngolas y no miramos a nuestro alrededor; pasamos por la vida de largo y no detectamos que hay gente que nos necesita y que podemos ayudar a los demás sin mucho esfuerzo, solo escuchando y otras veces apartando el egoísmo que nos impide ver cuando alguien nos da un grito de auxilio.  

En ese sentido, agrega, recuerdo una experiencia que tuve en Miami. Entiendo que la situación en Venezuela es muy difícil; pero desde el Doral se hacían actividades para recaudar fondos para enviar al país. No obstante, también allí, muy cerca de nosotros había mucha gente necesitando ayuda y en aquel entonces no existía campañas para los que estaban llegando. Eso me sorprendía, ya que sabíamos que había personas con muchas necesidades. 

 Esa situación me hizo pensar en ¿por qué dejamos de dirigirla atención hacia los que están cercanos? Desde la portada, “Devuélveme Mi Sueño” refleja su contenido. Evoca una de las anécdotas que inspiró Fanny Vera, la de una emprendedora que vio alterado su plan de incorporar paraguas de colores al paisaje urbano, porque alguien vio un “pero” su proyecto.

 Hay gente que se dedica a interrumpir los sueños a otros. Los escritores motivadores se enfocan en“el poder está en ti”, “piensa lo bueno y se te dará”, “Todo depende de ti” y esto no es tan cierto.

Escribo sobre aquellos que se dedican a interponerse en el camino de otro de mil maneras. A ellos es a quienes les quiero hablar- comenta.- “Devuélveme Mi Sueño” es un llamado de atención para que te detengas a escuchar, entender, a “leer” cuando una persona pide apoyo, aunque esté inmersa en un silencio. A veces deteniéndonos un instante y ver detenidamente quien está alrededor, puedes conectarte con los sueños de otros, respetándolos.

En muchas ocasiones, es mejor callarse que criticar, hay que tener cuidado con nuestros gestos y actitudes, porque hay mil maneras, acciones, palabras, lenguaje corporal, que inciden en los sueños delos demás. Mi target es cualquier persona que, por el solo hecho de estar rodeada de tanta gente, debe percatarse de quién está a su lado y como le ayuda alcanzar sus sueños.

¿Cómo confluyen en “¿Devuélveme Mi Sueño”, tus facetas en el periodismo, Realtor, esposa y madre?

-En todos los aspectos en que me he desenvuelto siempre he tenido la necesidad de saber en cómo puedo ayudar a alguien. Como madre, se trata de llevar de la mano las ideas y sueños de los hijos para que lo logren, sin imponerle las frustraciones que uno tuvo, entendiendo que ellos tienen sus propias ideas y pensamientos. Como Realtor es una satisfacción muy grande cuando acompañas a tus clientes a conseguir la casa de su sueño; como esposa es vivir cada minuto entendiendo que es tu compañero de vida y que el respeto debe ser esa cobija que los arropa.

En torno a su futuro como escritora, Fanny Vera se siente profundamente llena de inspiración, a modo de referencias al motivador Tony Robbins, a la conferencista Brené Brown – de quienes cree han dejado una huella significativa en su vida- y a quienes se han visto reflejados en su primer libro.

-Seguiré escribiendo. Algunas personas se han acercado y me han relatado sus historias y ahora. Este tema me apasiona. “Devuélveme mi Sueño” tiene los capítulos exactos para abrir otras líneas a desarrollar para estar atentos a las huellas que dejamos en las ilusiones y propósitos de la gente que está alrededor.