Jatimá Tova: “Que seamos inscriptos en el Libro de la Vida”

0
63

En el atardecer del martes 8 de octubre de 2019, los judíos de todo el mundo celebraron el inicio de Yom Kippur que dura hasta el anochecer del miércoles 9.

Estos días son bastante intensos debido a que se utiliza para el arrepentimiento y la redención.

En estas fechas los creyentes aprovechan para pedir perdón por todos los errores que han cometido en el año al Todopoderoso para así obtener la absolución. Es decir. Los judíos nos desean unos a otros que en el Libro de la Vida de este ciclo anual sean inscritos de una forma «buena», (tová), y que las faltas contra Ha´Shem y sus preceptos sean perdonados, firmando o sellando (jotém)  un expediente halájico blanco, sin mácula.

Ahora bien Jatimá Tová consiste en que se ayuna 25 horas,  desde las 6:28 pm hasta el anochecer del siguiente. Día lo que permitirá que el creyente se despegue del mundo terrenal y se eleve a un plano más espiritual.

Puesto a que esta renovación espiritual nos permitirá pensar más en el prójimo, en el perdón a quién lo pide de manera sincera y de corazón además de  la empatía hacia el otro, arrepentirnos y pedir perdón por nuestros errores.

Finalmente la forma tradicional de este deseo se formula en lengua hebrea, pero con algunas diferencias. Por un lado, hay quien dice, quien escribe o quien lee:  jatimá tová (que el sello sea bueno) y por otro, G´mar jatimá tová. ( Gmar es el sustantivo del verbo Ligmór, finalizar, que se utiliza relativamente poco en hebreo standard, prefiriéndose el sinónimo Lesayém).