Así era el Muro de Berlín: a 30 años de su caída su recuerdo sigue intacto

0
57

En 1961, la ciudad fue divida por un alambrado, que terminó como una estructura intrincada donde murieron más de 600 personas.

Una orden inesperada del gobierno de la extinta República Democrática Alemana (RDA) el 9 de noviembre de 1989 marcó la caída de Muro de Berlín. El secretario del Comité Central, Günter Schabowski, anunciaba una nueva reglamentación para la salida del país de sus ciudadanos.

Más de 20 mil personas cruzaron la frontera a Berlín Occidental esa noche y así comenzó el derrumbe de la nación socialista. 30 años han pasado de esa noche y los alemanes mantienen intacto su recuerdo.

Según registros de la Alcaldía de Berlín, “más de 600 personas fueron abatidas a tiros por soldados fronterizos de la RDA o murieron de otra forma al intentar huir”. Otros murieron ahogados e incluso se suicidaron al ser descubiertos.

El trazado del Muro de Berlín

Con 155 kilómetros de construcción, el Muro de Berlín fue haciéndose más intricado con el paso de los años.  Al amanecer del 13 de agosto de 1961, se colocaron las primeras barreras temporales y se quitaron adoquines de las calles en el lado soviético de la ciudad.

Fue sometido a cuatro tipos de modificaciones técnicas que lo convirtieron en una fortaleza, donde las paredes eran apenas parte. Tenía además 127 kilómetros de alambrado o vallas eléctricas y 124 kilómetros de caminos para patrullar. Además 302 torres de vigilancias y 258 zonas de vigilancia canina.

Pero lo que conocemos como el Muro de Berlín era, explican las autoridades de la capital alemana, era el muro más cercano a Berlín Occidental. Recorría toda la frontera del sector soviético, que se conformó en 1921 tras la Segunda Guerra Mundial y que se decidió sería llamado “Groß-Berlin”.

Memoria colectiva

Tras la euforia de los primeros días y lo que después se llevaron los coleccionista, los alemanes han querido resguardar en su memoria lo que simboliza esta estructura, que llegó a tener hasta cinco metros de alto y varios cientos de ancho en el centro de Berlín.

Por ello, desde el 2006 se han conservado sus restos y además en todo su recorrido se han instalado museos, exposiciones y obras conmemorativas para no olvidar el horror que vivieron. En algunos tramos, existen parques y zonas verdes.

Crearon la milla histórica del muro, que actualmente cuenta con 32 placas informativas a lo largo de su recorrido. Así como el Monumento Conmemorativo del Muro de Berlín en la Bernauer Strasse.

Fuente: fayerwayer.com