Etiquetas Mensajes etiquetados con "BARRILES"

BARRILES

0 23
REFERENCIAL

La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) en febrero pasado redujo la extracción del crudo en 857.000 barriles diarios frente a los datos de octubre, según consta en el informe mensual de la organización.

De esta manera, señala, en el mes pasado la OPEP sobrecumplió el acuerdo de recorte de la producción petrolera al 6%.

De acuerdo con el documento, en febrero la OPEP bajó la extracción del crudo en 221.000 barriles diarios en comparación con enero, hasta 30,549 millones de barriles diarios,

“La producción de petróleo se redujo principalmente en Venezuela, Arabia Saudí e Irak, mientras el mayor aumento correspondió a Libia y Angola”, dice el informe.

Se precisa que Arabia Saudí cumplió sus compromisos en el marco del pacto petrolero al 170%, al reducir la mayor parte del crudo de la organización.

Mientras, Ecuador hizo la menor contribución en la reducción de petróleo, al cumplir el acuerdo al 13%.A finales de 2016, la OPEP y, en aquel momento, 11 productores independientes —Azerbaiyán, Bahréin, Brunéi, Guinea Ecuatorial (miembro del cartel desde mayo de 2017), Kazajistán, Malasia, México, Omán, Rusia, Sudán y Sudán del Sur— acordaron reducir la producción conjunta en 1,8 millones de barriles diarios, partiendo del nivel de octubre de 2016.

El convenio, que busca estabilizar los precios del hidrocarburo, ya ha sido prorrogado en varias ocasiones.

En diciembre pasado, la OPEP acordó rebajar el bombeo de hidrocarburos en 800.000 barriles diarios por seis meses a partir de enero, mientras que sus socios independientes lo deben hacer en 400.000 barriles al día, respecto a los niveles de octubre de 2018.

Cortesía:sputnik

0 289
estados unidos
(Imagen: La web)

(Miaminews24).- Gracias a su eficiente desarrollo tecnológico, Estados Unidos se convertirá en el primer productor mundial de gas y petróleo de aquí a 2040, cuando la energía solar experimentará asimismo un inédito auge, indicó hoy

La AIE presentó en Londres su informe anual Perspectivas para la energía mundial 2017, en el que predice además que la demanda global de energía se expandirá en el periodo un 30%, un ritmo inferior que hasta ahora pero equivalente a añadir “otra India y otra China” a la actual demanda.

Además de la preponderancia de Estados Unidos, otros factores que contribuirán a un “cambio radical” en el mercado energético son el abaratamiento de las energías renovables, especialmente la solar; el creciente dominio de la electricidad -en parte por la digitalización de la economía- y la apuesta de China por las energías limpias. El director ejecutivo de la AIE, Fatih Birol, anticipó que a mediados de la década de 2020 Estados Unidos será el “líder indiscutible” en la producción de crudo gracias a su “eficiente” explotación de los yacimientos de lutita, “incluso en un contexto de bajos precios”.

17 millones de barriles al día

El organismo prevé que en 2030 el país producirá en torno a 17 millones de barriles por día (mb/d), de los actuales 9 mb/d, “el mayor crecimiento en la historia”, que se verá acompañado de un aumento del 30% en la producción de gas. Birol subrayó que, aunque Estados Unidos se afianzará como mayor productor de petróleo, la región de Oriente Medio y, en concreto, Arabia Saudí, se mantendrán como los principales exportadores, si bien su petróleo se redirigirá hacia Asia.

A preguntas de la prensa, opinó que el reequilibrio del mercado “es una buena noticia” desde el punto de vista geopolítico, pues, aunque la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) mantendrá su influencia, existirá “más flexibilidad y diversificación” de suministro.

En su informe, la AIE, que representa a 29 Estados miembros, anticipa que en los próximos 25 años el mercado energético estará marcado por “cambios sin precedentes”, como el hecho de que un 85% de la nueva demanda energética se abastecerá a través de fuentes de bajo carbono (un 40% renovables) y gas natural.

El organismo prevé que la demanda de electricidad crezca a un ritmo dos veces superior que el de la demanda general de energía, y, “por primera vez en la historia, se gastará más en electricidad que en petróleo”. Según Laura Cozzi, una de las autoras del estudio presentado hoy, “la electrificación” del mercado energético se debe a que “cada vez la gente tiene más electrodomésticos y aparatos inteligentes”, así como “a la demanda de aire acondicionado sobre todo en China e India, a los coches eléctricos y a los motores industriales”.

Habrá unos 300 millones de coches eléctricos

Se calcula que en 2040 habrá unos 300 millones de coches eléctricos en el mundo, un cifra creciente pero relativamente pequeña comparada con una flota total de vehículos estimada en unos 2,000 millones.

La AIE dijo que buena parte de los cambios en el mercado de la energía se producirán por la reorientación de la economía de China -primer consumidor mundial-, que ha pasado de promover la industria a potenciar el sector de los servicios, mientras que ha aumentado la inversión en energías renovables para combatir la polución ambiental.

Pese al incremento de las energías limpias en los próximos 25 años, el petróleo seguirá siendo “un combustible importante”, con una demanda prevista de 105 mb/d en 2040, debido a que abastece a los sectores de la aviación, el transporte en camión y marítimo y la industria petroquímica, señaló Birol.

Un aumento de la demanda energética del 3.4%

En cuanto al aumento de la demanda energética global, la Agencia lo atribuye a la expansión de la economía mundial en un 3.4 % anual, el aumento de la población de 7,400 a 9,000 millones de personas en 2040 y al proceso de urbanización del planeta, que aporta al mundo “una ciudad del tamaño de Shanghái (China) cada cuatro meses”.

La mayor contribución al aumento de esa demanda procederá de la India, cuyas necesidades energéticas crecen un 11%, hasta suponer el 30% del total, explica la organización.

0 307

(Miaminews24).- Los inventarios de petróleo en Estados Unidos, excluyendo la reserva estratégica del país, subieron en 900.000 barriles la semana que terminó el pasado 20 de octubre con respecto a la anterior, según datos publicados este miércoles por la Administración de la Información de la Energía estadounidense (EIA, por sus siglas en inglés).

De este modo, el organismo apunta que el total de inventarios de petróleo en EEUU ascendió hasta un total de 457,3 millones tras acumular cuatro semanas consecutivas a la baja, situándose así en la mitad superior del rango promedio para esta época del año.

Asimismo, en su comunicado semanal, la EIA señala que las importaciones estadounidenses de petróleo se situaron cerca de los 8,1 millones de barriles diarios, lo que implica un aumento de 640.000 barriles por día respecto a la semana anterior.

En el promedio de las últimas cuatro semanas, las importaciones de petróleo se situaron en 7,6 millones de barriles al día, un 3,2% por encima del mismo periodo del año anterior.

Las refinerías, por su parte, operaron al 87,8% de su capacidad, procesando hasta 16 millones de barriles de crudo, esto es 586.000 barriles al día más que la media de la semana precedente.

Por otro lado, la producción de gasolina retrocedió la semana pasada, hasta 9,9 millones de barriles de media al día. Asimismo, los inventarios se redujeron en 5,5 millones de barriles, frente al incremento de 908.000 barriles de la semana precedente. Las importaciones de gasolina se situaron en 233.000 barriles de media al día.

La producción de destilados, por su parte, se incrementó hasta 4,8 millones de barriles de media al día, mientras que los inventarios se redujeron en 5,2 millones de barriles, frente al aumento de 528.000 barriles de la semana inmediatamente anterior. Las importaciones alcanzaron los 133.000 barriles diarios.

El total de productos suministrados en el promedio de las últimas cuatro semanas fue de 19,6 millones de barriles al día, un descenso del 3,6% respecto al mismo periodo de un año antes.

En este contexto, el petróleo Brent, de referencia en Europa, retrocedía en torno a un 0,30% al cotizar en 58,11 dólares por barril. Por su parte, el West Texas, de referencia en EEUU, cedía alrededor de un 0,60% y llegaba a cotizar en 52,12 dólares por barril.

Con información de EP.

Miaminews24.

0 250
(Imagen: La Web)

(Miaminews24).- Las reservas de petróleo de Estados Unidos bajaron la semana pasada 3,3 millones de barriles y se situaron en 463,2 millones, informó hoy el Departamento de Energía.

La cifra supera la caída de 1,25 millones de barriles que anticipaban los analistas, y supone la octava semana consecutiva de reducción.

Tras conocerse estos datos, el precio del barril de petróleo intermedio de Texas (WTI) para entrega en octubre subía un 0,48 % y se situaba en 48,01 dólares.

Pese a esta caída, las reservas de petróleo se mantienen por encima del rango medio histórico para esta época del año, según los datos del Gobierno.

Las importaciones diarias de crudo alcanzaron en la semana que terminó el 18 de agosto una media de 7,8 millones de barriles al día, con una subida de 605.000 barriles respecto de la semana precedente.

La media de las últimas cuatro semanas en las importaciones de crudo, un indicador menos volátil, alcanzó 7,4 millones de barriles diarios, un 5 % por debajo del mismo periodo el pasado año.

Las reservas de gasolina para automoción se redujeron la pasada semana en 1,2 millones y se ubicaron en 231,4 millones de barriles, dentro de la banda más alta de la media histórica.

Las de combustibles destilados, como el diesel y el gasóleo de calefacción, permanecieron sin modificación en 148,4 millones de barriles, y se mantienen también en la banda alta de la media.

Las refinerías operaron a un 95,4 % de su capacidad instalada, levemente por debajo del 96,1 % de la semana anterior.

El total de existencias de crudo y productos refinados en Estados Unidos, incluida la Reserva Estratégica, se situó en 1.983,4 millones de barriles, frente a los 1.983,3 millones de la semana precedente.

Fuente: EFE

0 275

(Miaminews24).- El tiempo estaba caluroso y húmedo el 21 de julio de 1977, el día en que el Gobierno estadounidense empezó a almacenar petróleo. Comenzó de a poco. Sólo 412.000 barriles de crudo ligero de Arabia Saudita se almacenaron en una caverna salina del sudeste de Texas. Tras el embargo petrolero árabe, que envió los precios a las nubes y obligó a los estadounidenses a racionar la gasolina, la creación de una reserva nacional parecía una manera obvia de proteger a los consumidores estadounidenses de los shocks mundiales de suministro.

“Es difícil de imaginar si uno no estuvo allí”, dijo John Herrington, secretario de Energía del presidente Ronald Reagan, que insistió en expandir la reserva en los años 80. “Hacíamos cola en las gasolineras. Bajábamos el termostato”.

Cuarenta años más tarde, el mundo ha cambiado, y Washington no se pone de acuerdo en si la Reserva Estratégica de Petróleo ha dejado de tener utilidad. Estados Unidos está inundado de crudo, las importaciones están cayendo, pero la reserva sigue siendo la más grande del mundo. Llega a casi 700 millones de barriles de crudo, lo suficiente para compensar la producción estadounidense durante más de dos meses, y está almacenada en unas 60 cavernas de Texas y Luisiana.

A la luz de estos cambios, la postura de Herrington ha cambiado. “No veo la necesidad de tener una reserva de petróleo ahora”, dijo.

Reducción de las reservas

El Gobierno no está para nada de acuerdo en esta materia. El Departamento de Energía este año puso en marcha una iniciativa plurianual de US$2.000 millones para mejorar la reserva y ampliar su capacidad para distribuir petróleo durante una emergencia. El presidente Donald Trump, en cambio, quiere vender parte de la reserva, plan que los legisladores por ahora han ignorado. Así que la reserva, y las cavernas de sal, siguen estando.

Las cavernas en sí son una maravilla. Pese a todas las disputas en Washington, el lugar está inquietantemente tranquilo. En Bryan Mound, unos 97 kilómetros (60 millas) al sur de Houston, la brisa salada del Golfo de México mece las plantas marinas que llegan a la altura de la rodilla.

Bryan Mound es el más grande de cuatro lugares de reserva que están sobre la costa de Texas y Luisiana, con capacidad para contener bajo tierra cerca de 247 millones de barriles de crudo.

Las cavernas son más rentables que los tanques de almacenamiento en superficie, que son más pequeños. Cuando se inyecta el petróleo en su interior, el agua salada se ve expulsada. Para vaciar el petróleo, los trabajadores simplemente vuelven a introducir agua salada.

Eso es lo que está sucediendo ahora. La reserva se está reduciendo.

En los últimos años, el Congreso ordenó al Departamento de Energía que vendiera 190 millones de barriles de petróleo para cubrir déficits de presupuesto del Gobierno, pero no ha autorizado al organismo a reemplazarlos. Eso significa que para 2025, la reserva será un 27 por ciento más pequeña. Esa caída de volumen podría justificar el cierre de algunas instalaciones de reserva, según Guy Caruso, ex jefe de la Administración de Información de Energía.

Los partidarios de mantener la reserva sostienen que EE.UU. no es inmune a la volatilidad de los precios, pese a que la producción nacional ha aumentado y las importaciones han bajado.

Christopher Smith, que dirigió la Oficina de Energía Fósil de Departamento de Energía durante la Administración del presidente Barack Obama, sostiene que la mera existencia de la reserva tiene un efecto tranquilizador en los mercados. Para las refinerías estadounidenses, dice este argumento, la reserva es una especie de póliza de seguro, que promete alivio si las cosas se ponen difíciles.

El problema de ese argumento es que EE.UU. nunca ha fijado una política clara respecto a cuándo liberar petróleo, dejando la decisión a discreción del presidente.

Con información de EFE.

Miaminews24.

0 335
OPEP-CAIDA-DE-PETROLEO-2017
(Imagen: La web)

(Miaminews24).- La OPEP redujo en diciembre pasado su bombeo en 220.900 barriles diarios para aplicar el recorte que pactó con otros productores ajenos al grupo para retirar del mercado más de 1,7 millones de barriles diarios (mb/d) y apuntalar así los precios del petróleo.

En el acuerdo, ratificado en diciembre en Viena, los 13 países de la OPEP se comprometieron a reducir su bombeo en los primeros seis meses del año 2017 en 1,2 millones de barriles diarios (mb/d), con Arabia Saudí aceptando gran parte de la reducción.

Otros once países productores ajenos al grupo -como Rusia, México o Kazajistán- se unieron al recorte y pactaron sacar del mercado 558.000 barriles adicionales, por lo que en total se reducirá el bombeo en 1,758 mb/d.

Si en noviembre los socios de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) produjeron de media 33,305 mb/d, esa cifra se redujo a 33,085 mb/d en diciembre, según el informe mensual del grupo difundido hoy.

El objetivo es bombear de media 32,5 mb/d en la primera mitad de 2017, 585.000 barriles diarios menos de lo producido en diciembre.

El informe mensual de enero de la OPEP, elaborado con datos de diciembre, todavía no incluye cifras sobre el cumplimiento del pacto que entró en vigor el primero de enero.

Nigeria y Arabia Saudí han sido los dos productores que más han reducido sus bombeos en diciembre.

La OPEP calcula que el volumen de barriles que el mundo requerirá de sus 13 miembros el próximo año será de 32,6 mbd, un poco superior al nivel efectivo de producción para los primeros seis meses.

La OPEP calcula que sus competidores aumentarán su bombeo en 180.000 barriles diarios en 2017, 120.000 menos que lo calculado sólo un mes antes debido al ajuste que están aplicando.

“Los compromisos de ajuste de la oferta de países ajenos a la OPEP suponen un desafío para ellos, pero los informes iniciales muestran signos positivos de cumplimiento con lo prometido”, señala el informe.

El acuerdo para reducir la producción ha impulsado los precios del crudo, así, el barril de la OPEP aumentó su cotización un 20 % en diciembre y se vendió a una media de 51,67 dólares.

Por el contrario, el precio medio anual se situó en los 40,76 dólares, el más bajo de los últimos 12 años.

El aumento de los precios internacionales del crudo puede tener un efecto rebote en la producción de petróleo de esquisto en Estados Unidos, que se había reducido porque esa técnica de extracción es más cara y con bajos precios no es rentable.

“La mayoría de las fuentes anticipan un rebote en la producción de petróleo de esquisto próximo año, con el apoyo de la recuperación de los precios del petróleo y el gasto notable”, señala la OPEP.

Este incremento del petróleo podría compensar parte de la reducción acordada por la OPEP y otros productores, algo a lo que también estarán atentos los mercados.

La OPEP vaticina que debido a ese rebote, la producción estadounidense aumentará en 230.000 barriles diarios en 2017.

Los analistas del grupo calculan que los productores ajenos a la organización bombearán en 2017 una media de 57,26 mb/d.

Arabia Saudí impulsó en los pasados años una estrategia de precios bajos del crudo para expulsar del mercado a otros productores que extraían con técnicas más caras, pero la subida de los precios puede volver a atraerlos al negocio.

Fuente: Yahoo! Finanzas

0 329
(Imagen: la web)

(Miaminews24).-La demanda global de petróleo crecerá este año en 1,2 millones de barriles diarios (Mb/d), 50.000 barriles menos de lo estimado hasta ahora, debido al debilitado crecimiento económico en América Latina, indicó hoy la OPEP.

En su informe del mercado petrolero correspondiente al mes de abril, la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) señala que la demanda global será de 94,18 Mb/d, ligeramente inferior a lo estimado hace un mes, “reflejando sobre todo el momento económico ralentizado en América Latina”.

El precio del petróleo de la OPEP, calculado como media de trece tipos diferentes, se situó en marzo en un promedio de 34,65 dólares por barril, un 20 por ciento más que en febrero.

Los países industrializados crecerán este año un 1,9 por ciento de media en 2016, frente al 2,0 por ciento el año anterior.

Y mientras que China e India seguirán tirando este año del carro con un fuerte crecimiento, del 6,3 y 7,5 por ciento, respectivamente, Brasil y Rusia se mantienen en territorio recesivo, con contracciones del 2,9 y 1,1 por ciento, respectivamente, asegura la OPEP en su informe.

(Miaminews24).

0 402
(Imagen: la web)

(Miaminews24).-El Ministro de petróleo de la República Islámica, Bijan Zangané, dijo en sus declaraciones que están dispuestos a considerar y poner freno a la producción del petróleo para estabilizar los precios internacionales cuando alcance la cifra de 4 millones de barriles diarios prevista para recuperar su cuota de mercado tras el fin de las sanciones sobre su economía.

“Ya informamos respecto a nuestra visión sobre la congelación de la producción, y digo que hasta que no hayamos alcanzado los 4 millones de barriles por día, nos deberían dejar en paz. Cuando hayamos llegado a ese nivel de producción, entonces podremos cooperar con ellos”, afirmó Zangané.

El ministro se refirió así al preacuerdo que anunciaron a mediados de febrero, Rusia, Arabia Saudí, Catar y Venezuela para congelar la producción a niveles de enero de 2016 y frenar así la caída de los precios del barril de crudo.

En el momento del anuncio del preacuerdo de congelación, Zangané consideró la propuesta como “una broma” y varios funcionarios de su ministerio subrayaron que “Irán no va a imponerse sanciones a sí misma después de haber salido de ellas”.

(Miaminews24).

VARIEDADES

0 8
El presidente estadounidense, Donald Trump, dijo este miércoles que no le importa que se haga público el informe del fiscal especial que investiga la...