Etiquetas Mensajes etiquetados con "FRONTERA"

FRONTERA

0 39

(MiamiNews24).- El presidente Donald Trump visitó este jueves la frontera sur con México para recalcar la “necesidad” de construir un muro en el límite entre ambas naciones, en medio de un cierre parcial de su Gobierno que sumará 20 días el viernes.

Desde el pasado 22 de diciembre, Trump ha insistido en incluir fondos para la construcción de la barrera fronteriza en los presupuestos federales, una propuesta que ha chocado frontalmente con la nueva mayoría demócrata en la Cámara Baja.

Ante esta situación, el mandatario ha sopesado la idea de declarar una emergencia nacional para tener la posibilidad de reasignar fondos militares para la construcción del muro, una amenaza que repitió este jueves en la zona limítrofe con México.

“Tengo el derecho absoluto para declarar una emergencia nacional. No debería de llegar a declararla porque esto es de sentido común. (…) Necesitamos un muro“, apuntó Trump en declaraciones a los periodistas en la localidad fronteriza de McAllen (Texas).

El plan de Trump para financiar el muro a través de una orden ejecutiva, que inicialmente fue vista como una medida radical entre los republicanos, ha empezado a reunir apoyos entre los miembros de su partido, incluyendo al senador Lindsey Graham, uno de los más influyentes en la Cámara Alta.

“Es hora de que el presidente Trump use los poderes de emergencia nacional para financiar la construcción de un muro fronterizo. Espero que funcione”, dijo hoy Graham en un comunicado.

Uno de los colegas de Graham en el Senado, el líder de la mayoría republicana en esa cámara, Mitch McConnell, bloqueó hoy las propuestas demócratas de la Cámara Baja para reabrir la Administración.

“Lo último que tenemos que hacer ahora es un intercambio sin sentido”, dijo McConnell en el Senado, refiriéndose a una votación sobre unos paquetes de leyes que los republicanos ya han avisado que no iban a aprobar.

La mayoría demócrata en la Cámara Baja aprobó la semana pasada dos propuestas legislativas que constan de seis proyectos de ley para financiar todo el año 2019 de cerca del 25 % de la Administración y de uno que otorgaría fondos al Departamento de Seguridad Nacional hasta el 8 de febrero.

Estas medidas ampliaban los fondos para cercados fronterizos y otras medidas en 1.300 millones de dólares, lejos de los 5.600 millones pedidos por Trump.

Cuestionado hoy sobre si no será México quién pague por el muro, Trump defendió que “nunca” ha dicho que el país azteca “escribiría un cheque” para pagar la construcción del muro, a pesar de que ha repetido en reiteradas ocasiones que el país vecino financiaría la protección fronteriza.

La campaña electoral de Trump describió en abril de 2016 los pasos que el entonces candidato tomaría para obligar a México a pagar entre 5.000 y 10.000 millones de dólares para financiar el muro.

Ese supuesto plan se basaba en gran medida en amenazar con prohibir las remesas de mexicanos viviendo en Estados Unidos hacia sus familiares en el país azteca, a menos que el Ejecutivo mexicano pagase una cantidad para el muro.

El Gobierno de Trump afronta desde el 22 de diciembre el cierre del 25 % de la Administración, situación que afecta a unos 800.000 empleados que han dejado de percibir su salario y ha trastocado el funcionamiento de distintos espacios turísticos o las actividades de agencias a las que no se les han asignado nuevos recursos.

Miles de estos trabajadores protestaron hoy en diferentes ciudades para reclamar el fin del cierre administrativo, incluida una manifestación enfrente de la Casa Blanca.

“Miles de estadounidenses que trabajan arduamente están siendo excluidos de sus puestos de trabajo por ninguna otra razón que la política del miedo. ¡Vergüenza de Senado! ¡Vergüenza de Casa Blanca!”, exclamó Richard Trumka, el presidente de AFL-CIO, la mayor plataforma sindical del país, ante cientos de empleados públicos concentrados en Washington.

Pocos avances han ocurrido en los últimos 20 días, ya que ni Trump ni los demócratas han cedido territorio en las negociaciones y se espera que el cierre administrativo pueda durar varias semanas más.

 

Fuente: DLA

0 31

(MiamiNews24).- El presidente Donald Trump utilizó un discurso televisado para exhortar el martes a los legisladores demócratas a proveer los fondos necesarios para la construcción de un muro fronterizo, culpó a la inmigración ilegal del flagelo de drogas y violencia en Estados Unidos, y proyectó el debate sobre el cierre parcial del gobierno en términos crudos: “Es una elección entre el bien y el mal”, declaró.

En respuesta, los demócratas acusaron a Trump de apelar al “miedo y no a los hechos”, y de fabricar una crisis fronteriza para beneficio político.

En su primer discurso a la nación desde la Oficina Oval, Trump hizo un llamado para que se destinen los $5,700 millones por motivos humanitarios y de seguridad, en un intento de poner presión sobre los demócratas en medio del prolongado cierre parcial del gobierno.

Trump, quien visitará personalmente la frontera este jueves, llamó a los demócratas a volver a la Casa Blanca para reunirse con él y afirmó que era “inmoral” que los “políticos no hicieran nada”.

En las reuniones anteriores entre el mandatario y los demócratas no se ha llegado a un acuerdo debido a que la insistencia del presidente en el tema del muro, la promesa central de su campaña de 2016.

En respuesta a sus comentarios, los demócratas Nancy Pelosi, presidenta de la Cámara de Representantes, y Chuck Schumer, líder de la minoría en el Senado, acusaron a Trump de tergiversar la situación en la frontera y lo exhortaron a reabrir las dependencias federales que están cerradas y pagar los sueldos atrasados a cientos de miles de trabajadores.

Las negociaciones sobre el presupuesto del muro podrían continuar mientras tanto, aseveraron.

Schumer dijo que Trump “solo utilizó el escenario de la Oficina Oval para fabricar una crisis, azuzar el miedo y desviar la atención del caos en su gobierno”.

A grandes rasgos, Trump expuso sus razones para la construcción del muro sin ofrecer concesiones ni nuevas ideas sobre cómo resolver el estancamiento que ha mantenido cerradas grandes porciones del gobierno durante los últimos 18 días.

En un tono solemne detrás de su escritorio, describió un terrible panorama de asesinatos y muertes a causa de las drogas que, argumenta, vienen con la inmigración ilegal.

Trump presentó una serie de estadísticas y afirmaciones para exponer su argumento de que existe una crisis en la frontera, pero varias de sus declaraciones fueron falsas, como decir que el nuevo acuerdo comercial con México financiaría el muro, o afirmar con ejemplos burdos que los migrantes cometen más delitos.

Buscando un balance entre apelar a la empatía y mantener su estricta retórica migratoria que fue una característica de su campaña presidencial, Trump preguntó: “¿Cuánta sangre de estadounidenses debemos derramar antes de que el Congreso haga su trabajo?”

Trump, quien desde hace tiempo se ha expresado en contra de la inmigración ilegal por la frontera sur, ha aprovechado las recientes preocupaciones humanitarias para argumentar que existe una crisis que solo puede resolverse con la construcción de un muro en la frontera con México. Pero sus detractores afirman que los riesgos de seguridad son exagerados y que su gobierno es culpable, al menos en parte, de la situación humanitaria.

El mandatario utilizó un lenguaje emotivo, como cuando se refirió a los estadounidenses que fueron asesinados por personas que estaban en el país de forma ilegal y dijo: “Me he reunido con docenas de familias cuyos seres queridos les fueron arrebatados por la inmigración ilegal. He sostenido las manos de las madres que lloran y abracé a los padres afligidos. Muy triste. Tan terrible”.

Trump a menudo destaca situaciones de ese tipo, aunque estudios realizados durante varios años han encontrado que los inmigrantes cometen menos crímenes que las personas nacidas en Estados Unidos.

Fuente: T51

0 30

(MiamiNews24).- El presidente Donald Trump visitará la frontera sur del país con México este jueves para reunirse con las autoridades fronterizas, anunció este lunes la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders.

“El presidente Donald Trump viajará a la frontera sur el jueves para reunirse con quienes se encuentran en la primera línea de la crisis de seguridad nacional y humanitaria. Pronto se anunciarán más detalles”, señaló Sanders en su cuenta oficial de Twitter.

Se espera que próximamente se den a conocer más detalles sobre su visita.

No obstante, Noticias Telemundo 40 obtuvo confirmación por parte de una fuente del Departamento de Seguridad Nacional de que el presidente estaría visitando el área del Valle del Río Grande.

Por otro lado, la Administración Federal de Aviación emitió una alerta para notificar el movimiento de una persona de gran importancia con fecha del jueves, por lo que los pilotos deberán acatar las restricciones del espacio aéreo.

En los últimos días, Trump ha sopesado la idea de declarar una emergencia nacional a través de una orden ejecutiva para tener disponibles los fondos que considera necesarios para levantar un muro en el linde con México.

El mandatario pretende así desencallar una situación de desacuerdo con los demócratas en el Congreso que ha provocado el cierre de una cuarta parte de su Administración, que dura ya 17 días.

Además de insinuar que podría declarar una emergencia nacional para activar los fondos, Trump ha comentado la posibilidad de que el muro con México no sea de hormigón, sino de acero.

La Administración está parcialmente cerrada desde el pasado 22 de diciembre debido a que la negociación entre republicanos y demócratas en el Congreso se bloqueó por la exigencia de Trump de que el proyecto de presupuestos incluya una partida de más de $5,600 millones para financiar el muro fronterizo.

La actitud inamovible de Trump respecto a la construcción del muro, que fue una de sus promesas electorales estrella, y la negativa continua por parte de los demócratas para pactar sobre esta cuestión, ha llevado al Gobierno a estar parcialmente cerrado 17 días.

Esta situación ha provocado que algunos medios de comunicación cataloguen el momento actual como el peor del Gobierno estadounidense desde la llegada de Trump a la Casa Blanca, una opinión que no ha gustado al mandatario.

La parálisis administrativa afecta a agencias de 10 departamentos del Ejecutivo, incluyendo Transporte y Justicia; así como a decenas de parques nacionales, que suelen ser una gran atracción turística.

Además, perjudica a unos 800,000 de los 2.1 millones de trabajadores federales, que no cobrarán mientras permanezca cerrado el gobierno y están a expensas de la aprobación de un nuevo presupuesto.

Fuente: T51

0 41

(MiamiNews24).-El Gobierno de México solicitó este jueves a la Embajada de Estados Unidos investigar los incidentes en la frontera entre San Diego y Tijuana, cuando miembros de la caravana migrante  buscaron saltar el muro y fueron repelidos por fuerzas de seguridad estadounidenses.

La SRE envió una nota diplomática a la Embajada de Estados Unidos, y convocó al Departamento de Seguridad Interna a una reunión del Consejo de Prevención de Violencia Fronteriza, informó.

De esta manera, México reiteró “su compromiso para salvaguardar los derechos humanos y la seguridad de todas las personas migrantes“.

El Gobierno de México mantendrá “el enfoque de cooperación para atender el fenómeno migratorio de manera bilateral”, atendiendo sus causas y reconociendo que es una “responsabilidad compartida”, concluyó.

Desde mediados de octubre, miles de migrantes transitan desde Centroamérica en varias caravanas con el afán de llegar a Estados Unidos.

El 25 de noviembre, centenares de ellos intentaron cruzar el muro fronterizo por varios puntos, y la policía fronteriza estadounidense les lanzó gas lacrimógeno.

En la noche del 31 de diciembre al 1 de enero centenares de migrantes buscaron también cruzar a Estados Unidos por la zona de Playas de Tijuana, y fueron también repelidos con al menos dos granadas de gas lacrimógeno.

fuente:DLa.

0 52

(MiamiNews24).- La secretaria de Seguridad Nacional de Estados Unidos visitó la ciudad fronteriza de El Paso, en Texas, donde un niño guatemalteco de 8 años fue detenido junto con su padre y después murió mientras estaba bajo custodia del gobierno estadounidense.

Felipe Gómez Alonzo fue el segundo niño guatemalteco en fallecer bajo custodia de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus iniciales en inglés) en un periodo de tres semanas.

Katie Waldman, vocera del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), dijo días atrás que la secretaria Kirstjen Nielsen tenía programado visitar varias estaciones y subestaciones operadas por la CBP y que además podría reunirse con paramédicos y otros profesionales de la salud, así como con funcionarios locales.

El DHS no dio más detalles sobre el recorrido del viernes ni de con quién se reunió Nielsen, y dijo que no se permitió el acceso de la prensa. Hizo el viaje a El Paso cuatro días después de la muerte del niño. La secretaria irá el sábado a Yuma, en Arizona.

A última hora del viernes, el alcalde de El Paso, Dee Margo, confirmó que él fue uno de los que se reunió con Nielsen, diciendo que ellos hablaron de “nuestras necesidades de inmigración en la frontera”.

La declaración de Margo, un republicano, no mencionó la muerte del niño ni si fue mencionada.
Nielsen dijo que esa muerte es “profundamente preocupante y dolorosa” y pidió asistencia médica de otras agencias gubernamentales, incluido el Servicio de Guardacostas.

Mientras Nielsen recorría Texas el viernes, los senadores demócratas Tom Udall y Martin Heinrich le enviaron una carta en la que piden respuestas sobre la muerte del niño. “La cronología, los actos y los factores que llevaron a la muerte de Felipe aún siguen en desarrollo, pero la información que ha salido a la luz hasta ahora es alarmante y exige una atención e investigación inmediatas”, se afirma en la misiva.

Felipe y su padre, Agustín Gómez, fueron aprehendidos por agentes fronterizos el 18 de diciembre cerca del puente Paso del Norte -que conecta El Paso con Ciudad Juárez, en México-, según la CBP.

Ambos estuvieron detenidos en el centro de procesamiento del puente y luego en la oficina de la Patrulla Fronteriza en El Paso, hasta que alrededor de la 1 de la madrugada del domingo fueron trasladados a unas instalaciones en Alamogordo, Nuevo México, a unos 145 kilómetros (90 millas) de distancia.

Después de que un agente se percató que Felipe estaba tosiendo, padre e hijo fueron transportados a un hospital en Alamogordo, donde al niño se le diagnosticó resfriado, con fiebre de 39,4 grados centígrados (103 Fahrenheit), agregó la CBP.

Felipe quedó en observación durante 90 minutos, se le recetó amoxicilina e ibuprofeno, y se le dio de alta, pero horas después se sintió mal y reingresó al hospital. Falleció poco antes de la medianoche del lunes.

Una autopsia mostró que Felipe tenía influenza, señalaron autoridades de Nuevo México el jueves por la noche, pero es necesario efectuar más exámenes antes de que pueda definirse de qué murió.

 

Fuente: VOA

0 52

(MiamiNews24).- Durante el octavo día de cierre parcial del gobierno federal al Ejecutivo y Senado no llegar a un acuerdo con la Ley de Financiamiento, el presidente Donald Trump volvió a culpar a los demócratas e insistió en la importancia del muro con México que quiere levantar para la seguridad fronteriza.

“Cualquier muerte de niños u otros en la frontera es estrictamente culpa de los demócratas y sus patéticas políticas de migración que le permiten a las personas hacer la larga caminata pensando que pueden entrar a nuestro país ilegalmente. No pueden”, señaló el mandatario en el primer tuit.

Trump se refiere a Jakelin Caal, niña guatemalteca de 7 años, y Felipe Gómez Alonzo, niño también guatemalteco de 8 años, quienes murieron este mes estando en custodia de la agencia de Aduanas y Protección Fronteriza tras entrar ilegalmente a EE.UU. Aún no hay detalles del motivo de la muerte de los menores.

Según el presidente, “los niños en cuestión estaban muy enfermos antes de que fueran entregados a la Patrulla Fronteriza. El padre de la niña dijo que no fue su culpa, no le había dado agua en día. La Patrulla Fronteriza necesita el muro y todo terminará ¡Están trabajando muy duro y obteniendo muy poco crédito!

En otro tuit, Trump indicó que: “Para aquellos que ingenuamente preguntan por qué los republicanos no obtuvieron la aprobación para construir el muro en el último año, es porque EN EL SENADO NECESITAMOS 10 VOTOS DEMÓCRATAS, ¡y no nos darán “NINGUNO” para la seguridad fronteriza! Ahora tenemos que hacerlo de la manera más difícil, con un cierre ¡que pena!”.

Trump y los demócratas han intercambian culpas por el cierre parcial del gobierno sin esforzarse más para alcanzar un acuerdo en momentos en que la parálisis de servicios federales y la falta de paga a los empleados públicos se alargan hasta los primeros días de 2019.

Trump agravó la confrontación cuando reiteró su amenaza de cerrar la frontera con México para obligar al Congreso a que ceda a su exigencia. El mandatario también ha amenazado con suspender la asistencia estadounidense a El Salvador, Guatemala y Honduras, al considerar no hacen nada para combatir la inmigración ilegal.

El presidente parecía no avanzar en su propósito de conseguir en el Congreso los recursos para la construcción del muro fronterizo en la frontera sur. Por ahora los líderes legislativos demócratas están firmes en no autorizar la financiación por considerarlas un despilfarro e ineficaz.

Sin embargo, los demócratas prometieron aprobar una iniciativa tendente a reanudar el funcionamiento del gobierno apenas asuman el jueves 3 de enero el control de la Cámara de Representantes, pero esta medida no servirá sin el mismo compromiso del mandatario y los republicanos en el Senado.

Las consecuencias del cierre se hicieron más evidentes para el público cuando la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA por sus siglas en inglés), que tenía financiación para funcionar una semana más en comparación con otras agencias, puso en licencia sin paga a 14.000 empleados, mientras los equipos para enfrentar desastres y otros empleados considerados esenciales continuarían trabajando.

En un caso similar se encuentra el Smithsonian Institution, que dijo que sus museos y galerías frecuentadas por visitantes y habitantes de Washington cerrarán a partir de la media semana si se prolonga el cierre parcial.

La interrupción afecta muchas operaciones del gobierno y las rutinas de 800.000 empleados federales.Aproximadamente 420.000 empleados fueron considerados esenciales y se esperaba que trabajaran sin goce de sueldo. Otros 380.000 se irán con licencia, o sea que permanecerán en casa sin pago.

 

Fuente: VOA

0 40

(Miaminews24).-El presidente Donald Trump amenazó este viernes con cerrar totalmente la frontera con México si los demócratas no incluyen en el presupuesto una partida para financiar su muro, un desacuerdo que ha provocado el cierre parcial de la Administración.

“Nos veremos forzados a cerrar la frontera sur por completo si los demócratas obstruccionistas no nos dan el dinero para terminar el muro y también para cambiar nuestras ridículas leyes migratorias”, dijo Trump en su cuenta de Twitter.

“Estados Unidos pierde tanto dinero en el comercio con México bajo el TLCAN, más de 75 mil millones dólares al año (sin incluir el dinero de la droga que sería muchas veces esa cantidad), que consideraría el cierre de la frontera sur una “operación de hacer ganancias”. Construimos una pared o…..” colocó la mañana de este viernes en la red social.

Continuó asegurando que construyen el muro o cierra la frontera. “Traiga nuestra industria automovilística de vuelta a los Estados Unidos donde pertenece. Volver a pre-NAFTA, antes de que muchas de nuestras empresas y puestos de trabajo fueron tan tontamente enviados a México. O construimos (terminamos) la pared o cerramos la frontera…”

Trump aseguró este miércoles que mantendrá “lo que sea necesario” el cierre parcial de Gobierno hasta conseguir que el Congreso le proporcione los fondos para construir el muro en la frontera después de que la administración se quedara a medianoche del viernes pasado sin el dinero suficiente para su funcionamiento normal debido a la falta de acuerdo entre demócratas y republicanos en el Congreso sobre el techo de gasto.

Los republicanos que apoyan la política de seguridad fronteriza de Trump se negaron a aprobar un presupuesto que no contemple una financiación parcial para la construcción del muro que ascendería a 5.000 millones de dólares.

Los republicanos ‘rebeldes’ y los demócratas, por su parte, se han negado a costear una obra que consideran innecesaria, inútil y cara. Según Drew Hamill, el portavoz de la inminente líder demócrata en la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, “los demócratas han ofrecido a los republicanos tres opciones para reabrir el Gobierno que incluyen la financiación de una seguridad fronteriza fuerte, sensible y eficaz, pero no a costa de un muro ineficaz, costoso e inmoral”.

El cierre administrativo afecta al veinticinco por ciento de las agencias gubernamentales y comenzó por desacuerdos sobre la financiación del muro, una de las principales promesas electorales de Donald Trump.

Fuente:DLA

0 40

(MiamiNews24).- El presidente Donald Trump regresó a Washington, DC, tras una visita sorpresa a las tropas en Irak y Alemania, y reiteró el jueves que “necesitamos desesperadamente seguridad fronteriza y un muro en la frontera sur”.

A través de su cuenta de Twitter, el mandatario estadounidense interpeló a los demócratas culpándolos indirectamente del cierre parcial del gobierno al preguntar “¿los demócratas se han dado cuenta que la mayoría de las personas que no están recibiendo sus salarios son demócratas?”.

A seis días del cierre parcial del gobierno, Trump insistió en que “necesitamos evitar que las drogas, el tráfico de personas, los miembros de pandillas y los delincuentes entren a nuestro país”.

Con estos comentarios, el presidente estadounidense, no da señales de querer llegar a un acuerdo con los demócratas sobre el presupuesto si es que no incluye los 5 mil millones de dólares que ha solicitado para la construcción del muro en la frontera.

Horas antes, durante su visita a las tropas en Irak y Alemania, el presidente Trump señaló que para garantizar la seguridad del país “la tecnología son campanas y silbidos. Tienes que tener una pared, tienes que tener protección”.

Sobre su reciente visita a las tropas desplegadas en Irak y Alemania, Trump aseguró el jueves que “una cosa es cierta, tenemos personas increíbles que representan a nuestro país, personas que saben cómo ganar”

 

Fuente: VOA

0 38

(MiamiNews24).-El Gobierno atribuyó hoy la muerte de un niño indocumentado que estaba bajo custodia de la Patrulla Fronteriza al incremento de las detenciones en la frontera y al hecho de que cada vez más inmigrantes llegan enfermos.

“En los últimos meses, hemos visto un aumento excepcional de cruces ilegales de familias y niños no acompañados en la frontera”, aseguró hoy la secretaria de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen.

Según la funcionaria, en los últimos dos meses la Patrulla Fronteriza (CBP) ha detenido 139.817 inmigrantes indocumentados en la frontera con México, un 86% más que los 74.946 arrestados en el mismo período del año pasado.

Nielsen responsabilizó a los traficantes, contrabandistas y a los propios padres de los niños de “poner en riesgo (su vida) al embarcarse en el peligroso y difícil viaje hacia el norte” y dijo que es patente que los indocumentados, “especialmente los niños, cada vez presentan más problemas médicos y albergan enfermedades” causadas por la dureza de dicho periplo.

El día de Nochebuena, un niño guatemalteco de ocho años murió en un hospital de Nuevo México por causas que aún se desconocen, tras haber estado bajo la custodia de la policía fronteriza durante más de una semana.

Este es el menor niño que muere este mes bajo custodia de las autoridades, ya que el 8 de diciembre la guatemalteca Jakelin Caal Maquín, de 7 años, falleció en un hospital de El Paso (Texas) tras haber cruzado ilegalmente la frontera desde México junto a su padre.

Nielsen recordó que en el año fiscal 2018, que terminó en octubre, seis indocumentados murieron cuando estaban bajo custodia de la CBP, sin que ninguno de ellos fuera un niño, y que ha tenido que pasar más de una década para que se produjera la muerte de un menor en estas circunstancias.

También recordó que las leyes impiden que los inmigrantes puedan estar detenidos durante más de 72 horas en las instalaciones de la CBP, cuya finalidad es servir de estancia temporal.

“Las estaciones de la Patrulla Fronteriza nunca tuvieron la finalidad de servir de instalaciones para la retención de ninguna persona por un largo período de tiempo”, aseguró.

La responsable de Seguridad Nacional indicó que el sistema migratorio “ha sido llevado a un punto de quiebra por aquellos que buscan fronteras abiertas”, y responsabilizó a “jueces activistas” y a la “inacción del Congreso”.

“Por instrucciones mías, a todos los niños bajo la custodia de la Patrulla Fronteriza (…) se les realizará una evaluación médica más exhaustiva a la mayor brevedad posible”, añadió Nielsen, que también ha pedido ayuda al Departamento de Defensa para que proporcione más profesionales sanitarios.

Nielsen, que anunció que próximamente viajará a la frontera para evaluar la situación, también ha hablado con las autoridades mexicanas “para pedirles que comiencen a investigar las causas de estas enfermedades” en su territorio y para que brinden asistencia médica en sus refugios.

Fuente:DLA.

0 50

(MiamiNews24).- El presidente Donald Trump dijo el martes que la paralización parcial del gobierno federal se mantendrá hasta que se cumpla su exigencia de financiamiento para la construcción de un muro en la frontera con México.

El cierre parcial del gobierno estadounidense comenzó el pasado sábado y hasta ahora no hay ningún indicio de esfuerzos concretos para reabrir las agencias cerradas por el impasse político que se generó tras la demanda de Trump de fondos para levantar un muro en la frontera sur.

Trump ha pedido 5.000 millones de dólares para construir el muro fronterizo.

“No puedo decirles cuándo va a reabrir el gobierno”, afirmó Trump, hablando después de una videoconferencia por Navidad con tropas estadounidenses desplegadas en el exterior.

“Puedo decir que no va a reabrir hasta que tengamos un muro, una valla, como sea que quieran llamarlo”, agregó el mandatario. “Lo llamaré como quieran que lo llame pero es la misma cosa. Es una barrera para impedir el ingreso al país de gente, de drogas”.

La paralización afecta a más de 800.000 trabajadores federales y agencias del gobierno.

El financiamiento para un cuarto de los programas federales -incluyendo los Departamentos de Seguridad Nacional, Justicia y Agricultura- expiró a la medianoche del viernes pasado. Sin un acuerdo para superar el impasse, es probable que la paralización se prolongue al nuevo año.

La construcción del muro fue una de las promesas de campaña más repetidas por Trump pero los demócratas se han opuesto firmemente a esa iniciativa.

 

Fuente: VOA

VARIEDADES