Huawei archivos - Miami News 24
Etiquetas Mensajes etiquetados con "Huawei"

Huawei

Las redes sociales Facebook, Instragram y WhatsApp ya no vendrán con la instalación de fábrica en nuevos teléfonos de Huawei, esto como resultado del veto impuesto por Estados Unidos a la firma asiática. La decisión fue tomada por la compañías que dirige el grupo de Zuckerberg, sin embargo los usuarios que ya tienen sus aplicaciones en el móvil podrán seguir usándolas y actualizándolas.

Para hacerle frente a esta noticia, Huawei divulgó esta semana un corto comunicado en el que aclara que la medida de Facebook y sus aplicaciones pares no afectará a los teléfonos que ya fueron fabricados, es decir, los actuales usuarios no verán las consecuencias. Tampoco los que compren teléfonos que se encuentren ahora en salas de ventas.

Sin embargo, no es claro qué pasará con los nuevos teléfonos que fabrique la marca, pues en teoría, los usuarios podrían simplemente descargar las aplicaciones que ya no vienen pre-establecidas; pero en la práctica, Huawei ya no contará con la ‘Play Store’ de Google para que los usuarios realicen las descargas.

Todo este ‘lío’ para Huawei, el segundo mayor fabricante de teléfonos del mundo, comenzó con una decisión del gobierno de Estados Unidos, que calificó a la marca como un «riesgo para la seguridad nacional», acusándola de ser un «instrumento de espionaje» del gobierno de China.

Por ello, Estados Unidos prohibió a las empresas de su país sostener relaciones comerciales con Huawei.

Tras esa determinación, la marca china ha perdido socios estratégicos como Google, Intel, Qualcomm, Xilinx Inc y Broadcom; y ahora, Facebook y sus otras redes.

Fuente: El país.

Prohibir la utilización de equipos de red producidos por fabricantes chinos como Huawei podría costar hasta 55.000 millones de dólares (unos 62.300 millones de dólares) a los operadores europeos, según una nota interna publicada por la Asociación Mundial de Operadores (GSMA) a la que tuvo acceso la AFP.

Según la GSMA, los operadores perderían por otra parte hasta 18 meses en la instalación del 5G, la nueva generación de red de telefonía móvil, en caso de que no pudiesen utilizar equipos del gigante de las telecomunicaciones Huawei o de la empresa también china ZTE.

Una de las cuestiones sería la necesidad de reemplazar un cierto número de equipos ya instalados en las redes 3G y 4G, con el objetivo de garantizar su compatibilidad con los nuevos equipos 5G.

Según la GSMA, un punto crucial es la capacidad de los competidores no chinos de ZTE y Huawei, principalmente el sueco Ericsson, el finlandés Nokia y el surcoreano Samsung, de proveer los equipos adicionales necesarios y al mismo tiempo continuar cumpliendo los contratos ya firmados en Asia o América del Norte.

Esta situación podría variar fuertemente de un país a otro, e incluso de un operador a otro, ya que la parte de los componentes de Huawei o ZTE en los equipos instalados puede fluctuar mucho.

En total, a finales de 2018, Huawei tenía el 28% del mercado en los equipos de red en Europa, delante de Nokia y Ericsson, cada uno con 25%, mientras que ZTE controlaba un 10% del mercado.

Huawei se encuentra en el ojo de la tormenta desde que la administración del presidente Donald Trump prohibió en mayo a las empresas estadounidenses vender equipos de alta tecnología al grupo chino, al que sospecha de espionaje en provecho de Pekín.

La decisión de Washington, que debe entrar en vigor en un plazo de tres meses, amenaza la supervivencia de esta joya industrial china, muy dependiente de los microchips electrónicos estadounidenses para sus teléfonos, estiman los expertos.

Desde entonces, varias empresas se alejaron de Huawei, por ejemplo Google, cuyo sistema Android equipa a la inmensa mayoría de los smartphones en el mundo.

Pero según la opinión de varios operadores europeos, Huawei dispone de entre 12 y 18 meses de ventaja en el desarrollo del 5G frente a sus competidores, con un gasto en investigación igual al de Nokia y Ericsson juntos.

Por ahora, los Estados europeos no tomaron posición formal a favor de una prohibición de equipos Huawei en las redes 5G, incluso si algunos operadores, como EE en el Reino Unido, anunciaron que no utilizarían equipos chinos.

Fuente: Noticias 24

La compañía de telecomunicaciones china Huawei, afectada recientemente por las sanciones de EEUU, apoyará el desarrollo de las tecnologías de inteligencia artificial en Rusia, declaró hoy el presidente rotativo de la empresa china, Guo Ping.

«Tenemos la intención de incrementar nuestras inversiones y profundizar nuestras relaciones con Rusia» en la esfera del desarrollo de la inteligencia artificial, afirmó en el panel «Rumbo a la inteligencia artificial. ¿Quién vencerá en la competencia global?» en el Foro Económico Internacional de San Petersburgo.

Cortesia: EFE

 

 

Samsung de Singapur se ha aprovechado de la guerra comercial entre china y EE.UU, que afecta a Huawei, para realizar una campaña de ‘Trade-up’, que permite a los usuarios cambiar sus modelos de teléfono Huawei Nova 3i, Mate 20, Mate 20 Pro, P20 y P20 Pro, por el Galaxy S10.

En este sentido, las personas que deseen el cambio podrán asistir a cualquier tienda de Samsung, donde valorarán el estado del teléfono a ver si posee buenas condiciones para hacer el cambio por el Galaxy,  abonando la diferencia del coste.

De este modo, los propietario de estos modelos de Huawei podrán ir a cualquier tienda de Samsung, donde un trabajador valorará el estado del teléfono. Si el dispositivo está en buenas condiciones se le entregará un Galaxy S10 nuevo tras abonar la diferencia del coste, que oscilará entre 300 y 560 dólares.

La medida se produce en medio de la disputa entre la compañía china y EE.UU., que la acusa de espiar mediante sus dispositivos para Pekín, algo que el gigante chino desmiente.

El 15 de mayo el Departamento de Comercio de EE.UU. anunció la inclusión de Huawei y de 70 empresas afiliadas en una ‘lista negra’ que impediría al gigante chino de las telecomunicaciones comprar piezas y componentes a compañías norteamericanas sin la aprobación del Gobierno de EE.UU.

La medida surgió a raíz de la firma del presidente de EE.UU., Donald Trump, de una orden ejecutiva en la que declaró una emergencia nacional por amenazas contra la tecnología estadounidense.

El pasado domingo trascendió que Google dejará de proporcionar soporte técnico a los servicios de Android para Huawei, una decisión que priva a los nuevos dispositivos de la empresa china de productos sin licencia de código abierto como Google Play Store y Gmail.

Fuente: RT.

El gigante chino de telecomunicaciones Huawei tiene previsto lanzar su propio sistema operativo para sustituir al Android tras la anulación de sus acuerdos con Google por el veto de EE.UU., informó el periódico Global Times.

Según un informe del jefe del sector del consumidor de la empresa, Richard Yu Chengdong, citado por el medio, el nuevo sistema, bautizado como Hongmeng, se lanzará entre el próximo otoño y la primavera del 2020.

«Nos gustaría continuar usando los programas de Google y Microsoft, pero no tenemos otra opción que desarrollar nuestro propio sistema», confesó Yu.

A su vez, el fundador de Huawei, Ren Zhengfei, declaró a los medios locales que el sistema sustituirá a Android «paso a paso», puesto que «es muy difícil crear un ecosistema para el nuevo sistema operativo».

Pero ¿cómo será el sistema operativo de Huawei? Según informó Yu Chengdong en una publicación en la red social china WeChat, el Hongmeng será compatible con todas las aplicaciones de Google y «se verá y funcionará de la misma manera que Android, para que los usuarios puedan adaptarse a él fácilmente». Al mismo tiempo, no podrá utilizar la tienda de aplicaciones Google Play.

«Hay buenas posibilidades de que el Hongmeng se convierta en uno de los mejores y más grandes sistemas operativos móviles del mundo», declaró, a su vez, una fuente cercana a la empresa al portal HuaweiCentral.

A mediados de mayo, la Administración Trump decidió incluir al gigante asiático en una lista negra por sus supuestas actividades que ponen en riesgo la seguridad nacional de EEUU. Por su parte, Google tomó la decisión de suspender varios negocios con Huawei, entre los que se incluyen partes del sistema operativo Android.

Por su parte, Huawei declaró que las medidas restrictivas de Washington «no le ayudarán a obtener una mayor seguridad ni harán a EE.UU. más fuerte», pero, al mismo tiempo, expresó su disposición a seguir dialogando con las autoridades estadounidenses para garantizar la seguridad de sus productos.

Fuente: Sputnik

La empresa de tecnologia china, Huawei, acusó a Estados Unidos de “acoso”, después de que el presidente, Donald Trump, restringiera negocios con empresas chinas como Huawei y  cualquier compañía de equipos fabricados por firmas chinas, por supuesto procesos espías al gobierno estadounidense.

“Huawei ha estado respetando todas las leyes y regulaciones aplicables. Ahora Huawei se ha convertido en la víctima del acoso de la Administración de Estados Unidos“, declaró en un acto celebrado en Bruselas el representante de la compañía ante las instituciones de la Unión Europea, Abraham Liu, según informó Huawei en un comunicado.

Para Liu, no se trata “solo de un ataque contra Huawei”.

“Es un ataque contra el orden liberal basado en normas. Esto es peligroso. Ahora le está pasando a Huawei. Mañana puede pasarle a cualquier otra empresa internacional. ¿Podemos cerrar los ojos ante semejante comportamiento?”, preguntó el representante de la tecnológica.

También señaló que las redes 5G de Huawei han sido desarrolladas junto a socios europeos y “a medida para las necesidades y desafíos” del Viejo Continente.

“Huawei ha estado operando en Europa durante casi veinte años. Tenemos ahora 12.200 empleados en Europa, el 70 % contratados localmente“, indicó Liu.

El presidente estadounidense declaró el miércoles pasado una emergencia nacional para prohibir a las compañías del país usar equipos de telecomunicaciones fabricados por empresas que supuestamente intentan espiar a EEUU, lo que podría restringir los negocios con firmas chinas como Huawei.

La orden ejecutiva no impone automáticamente restricciones a la compra de equipos de telecomunicaciones, pero da al secretario de Comercio, Wilbur Ross, 150 días para establecer qué compañías deben estar sujetas a nuevas limitaciones por suponer un peligro para la seguridad nacional.

EEUU lidera una campaña global para impedir que las compañías chinas como Huawei se hagan con el control de las redes 5G, que permiten navegar por internet con mucha más velocidad y podrían facilitar el desarrollo de vehículos autónomos y técnicas para hacer cirugía por control remoto.

De hecho, el Gobierno estadounidense ha presionado a la UE para que imponga restricciones sobre Huawei, que se encuentra a la cabeza del desarrollo de la tecnología 5G.

EEUU teme que China use las redes 5G de Huawei para espionaje, unas acusaciones que la compañía china ha rechazado categóricamente en el pasado.

Fuente: Noticias 24.

 El presidente de Estados Unidos, Donald Trump,  ha anunciado una tregua con la empresa privada multinacional China de alta tecnología, Huawei. El gobierno estadounidense tomó la decisión de retrasar hasta el 19 de agosto el veto de suministros a la compañía tecnológica. 

Cabe destacar que, está medida se realizó a causa de que Huawei representa para Estados Unidos un riesgo debido a sus conexiones con el Gobierno de China.

Huawei, por su parte, ha restado importancia al gesto, que considera irrelevante. En una entrevista concedida a los medios chinos, el fundador de la compañía, Ren Zhengfei, ha considerado que Washington «subestima» a este gigante tecnológico.

La semana pasada, el Gobierno estadounidense incluyó a Huawei, a la que acusa de representar un riesgo para la seguridad nacional debido a sus conexiones con el Gobierno chino, en una lista negra que impide a las empresas de EE UU hacer negocios con esa compañía, a menos que cuenten con una licencia. Como consecuencia, empresas como Google dejarán de suministrarle software y componentes. Como resultado, sus terminales de móvil y sus tabletas podrían dejar de tener acceso a algunos servicios de Android y a las populares aplicaciones Gmail y Google Maps: algo que no es muy grave dentro de China, donde estas aplicaciones ya están bloqueadas por la censura, pero que pueden disuadir a los usuarios en el resto del mundo.

El aplazamiento del veto, ha dicho el secretario de Comercio estadounidense, Wilbur Ross, en un comunicado, «da al sector tiempo para organizarse de manera diferente, y al Departamento (de Comercio) la posibilidad de determinar las medidas a largo plazo apropiadas para las empresas de telecomunicaciones, extranjeras y estadounidenses, que en la actualidad utilizan los equipos de Huawei para algunos servicios esenciales».

Para Ren, el impacto es asumible. Su compañía, la segunda en ventas de móviles en todo el mundo por detrás solo de Samsung, ya contaba con planes B para el caso de que se interrumpiera su cadena de suministros estadounidense. “No vamos a excluir, de golpe y a la ligera, los chips estadounidenses. Debemos crecer juntos. Pero si se producen dificultades en el suministro, tenemos planes de contingencia”. “En época de paz (antes de que estallara la guerra comercial), nos surtíamos mitad de chips estadounidenses, mitad de chips de Huawei. No se nos podrá aislar del resto del mundo”.

La entrevista, de la que el periódico estatal Diario de la Juventud publica una transcripción, sostiene que “el Gobierno estadounidense subestima nuestras fortalezas. La infraestructura 5G de Huawei desde luego no se va a ver afectada”.

El liderazgo por esta tecnología —el futuro estándar de comunicación inalámbrica que promete revolucionar nuestro uso de los aparatos— es una de las grandes razones de fondo de la súbita y drástica rivalidad entre China y Estados Unidos, que amenaza con convertirse en una nueva guerra fría. Y Pekín, como se ha jactado Ren, lleva ventaja en esta carrera.

“En lo que respecta a la tecnología 5G, otros no podrán alcanzar a Huawei al menos en dos o tres años”, ha puntualizado el antiguo militar. En ese sector, “estamos a la cabeza, aunque en la comparación entre países aún estamos muy lejos de Estados Unidos”.

Ren también admitió que, en la búsqueda de su compañía por la supremacía tecnológica, es “inevitable” el choque con EE.UU. No obstante, expresó su agradecimiento a las empresas de ese país. “Al final, tenemos que colaborar para contribuir a la mejora de la humanidad. Sigue mereciendo la pena aprender de la profundidad y amplitud de la tecnología estadounidense”.

Las restricciones impuestas por Estados Unidos han afectado inmediatamente a las tecnológicas que hacen negocios con Huawei, en especial las fabricantes de semiconductores. El temor es que el enfrentamiento pueda afectar a la cadena global de componentes para telecomunicaciones.

Apple es la compañía que mejor refleja el daño colateral del veto. Arrancó este lunes con una caída de cerca de un 3,5% por el temor al impacto de un boicot a sus productos. La caída se acerca al 15% desde el primer mensaje con el que Donald Trump amenazaba con escalar el litigio arancelario. Pero el golpe está siendo importante especialmente para las tecnológicas especializadas en semiconductores. Skyworks arrastra un desplome del 21,5% en el último mes. Lo mismo pasa con Xilinx, que se deja un 17%, y Micron. En el caso de Nvidia ronda el 15% y ha perdido la mitad de valor desde el máximo anual. Una tendencia similar lleva Intel, que se depreció un 13% en el mes y un 26% del último máximo.

En China, la nueva medida contra la joya de la corona tecnológica ha avivado la llama del nacionalismo, que ya comienza a bullir ante el drástico deterioro de las relaciones comerciales entre los dos países, cuando había parecido que ambos se encontraban cerca de un acuerdo. El periódico Global Times publica este martes que «el corte de los suministros estadounidenses tendrá un cierto impacto en Huawei, pero seguro que será limitado. El alcance se decidirá no solo por los preparativos que había adoptado la empresa y su respuesta a la crisis, sino también el apoyo de la sociedad china a Huawei para superar sus dificultades».

El Gobierno chino aún sopesa medidas de respuesta. Una de ellas podría ser restringir las exportaciones de tierras raras, materiales imprescindibles para la fabricación de productos de alta tecnología, incluidos los automóviles eléctricos. Esos materiales están exentos en la subida de aranceles decretada por Washington hace diez días sobre exportaciones chinas por valor de 200.000 millones de dólares, y a la que Pekín respondió a su vez con aranceles del 10 al 25% sobre 60.000 millones de productos de EE. UU.

Esa posibilidad ha cobrado fuerza después de que el presidente chino, Xi Jinping, inspeccionara este lunes una planta de extracción y procesado de tierras raras, en una visita de la que ha informado la agencia de noticias estatal, Xinhua. China produce el 90% de estos materiales en todo el mundo.

Fuente: El país.

Huawei Technologies aseguró que seguirá ofreciendo actualizaciones de seguridad y servicios de posventa a todos sus usuarios de teléfonos inteligentes y tabletas del sistema operativo Android, en medio de rumores de que Google y otros proveedores estadounidenses congelan el suministro de hardware y programas de código cerrado al gigante de telecomunicaciones chino.

«Huawei ha hecho contribuciones sustanciales al desarrollo y crecimiento de Android a lo largo del mundo. Como uno de los socios globales clave de Android, hemos trabajado estrechamente con su plataforma de código abierto para desarrollar un ecosistema que ha beneficiado tanto a los usuarios como a la industria. Huawei continuará brindando actualizaciones de seguridad y servicios de posventa a todos los productos existentes de teléfonos inteligentes y tabletas Huawei y Honor, cubriendo aquellos que se han vendido y que todavía están en stock a escala global», declaró la empresa.

También Android, desde su cuenta oficial en Twitter, lanzó un mensaje tranquilizador a los usuarios.

«Al tiempo que cumplimos con todos los requerimientos del Gobierno de EEUU, los servicios como Google Play y la protección desde Google Play Protect continuarán funcionando en los dispositivos Huawei existentes», aseguró la administración del sistema operativo.

«Continuaremos construyendo un ecosistema de software seguro y sostenible para proporcionar la mejor experiencia para todos los usuarios a nivel mundial».

El 15 de mayo, el presidente estadounidense, Donald Trump, declaró mediante una orden ejecutiva una emergencia nacional en relación con las supuestas amenazas a las tecnologías de la información.

El secretario de Comercio, Wilbur Ross, fue instruido para prohibir las transacciones que generen un riesgo para la seguridad nacional de EEUU o la seguridad de sus ciudadanos.

En el decreto no se mencionan países o empresas concretas, pero se cree que va dirigido principalmente contra China y sus empresas Huawei y ZTE.

Washington ya había declarado que impediría el uso de los equipos de Huawei en la creación de redes celulares 5G, tanto en Estados Unidos como en otros países.

Fuentes citadas por Reuters y Bloomberg revelaron el 19 de mayo que los principales productores estadounidenses de semiconductores y software, entre ellos Intel, Qualcomm, Xilinx, Broadcom y Google, congelaron sus suministros a Huawei cumpliendo con la orden de Trump.

Fuente: Sputnik

El gigante chino de las telecomunicaciones presentó al público británico su primer ‘smartphone’ 5G, el Huawei Mate 20 X 5G. El dispositivo saldrá a la venta en el Reino Unido en junio, confirmó  un representante de la empresa.

Según la fuente, el teléfono tendrá 7,2 pulgadas, costará 999 libras esterlinas —1.270 dólares— y estará equipado con el procesador Kirin 980 y con el módem Balong 5000 5G, que tiene una velocidad de transmisión de datos de hasta 6,5 gigabytes por segundo.

Cortesia: Sputnik

Meng Wanzhou, directora financiera y posible heredera del gigante tecnológico chino Huawei, tiene previsto comparecer hoy ante un tribunal canadiense que tendrá que decidir si es extraditada a Estados Unidos.

La directiva y su empresa están acusadas de violar las sanciones contra Irán y de 23 cargos, entre ellos el robo de secretos comerciales a un rival estadounidense.

La ejecutiva china, que es hija del fundador y consejero delegado de Huawei, Ren Zhengfei, fue detenida el 1 de diciembre del pasado año por las autoridades canadienses en el aeropuerto internacional de Vancouver a raíz de la petición estadounidense.

Aunque en un principio estaba acusada de violar las sanciones impuestas a Irán, el 28 de enero de este año la Justicia estadounidense acumuló en su contra 23 delitos, entre ellos robo de secretos comerciales, fraude bancario y lavado de dinero.

Además, se dieron a conocer otros cargos por robo de tecnología a la compañía estadounidense T-Mobile en un tribunal de Seattle.

Por su parte, Huawei ha negado siempre todas las acusaciones y en marzo presentó una demanda contra el Gobierno de EE.UU. por la prohibición de sus productos en el mercado estadounidense.

Fuente: Unión Radio

VARIEDADES

Un hombre de Palm Bay (Florida) que se dedicaba a robar flotadores de piscinas confesó a la policía cuando fue detenido que los...