Nicolás Maduro archivos - Miami News 24
Etiquetas Mensajes etiquetados con "Nicolás Maduro"

Nicolás Maduro

Este jueves Univision Noticias obtuvo el video íntegro de los 17 minutos de preguntas y respuestas que intercambiaron Ramos y el líder del chavismo, antes de que Maduro diera la orden de detener la entrevista, confiscar el material grabado y deportar a Ramos y al equipo de periodistas que lo acompañaban de Venezuela.

El pasado 25 de febrero el periodista de Univisión, Jorge Ramos entrevistó a Nicolás Maduro en el Palacio de Miraflores de Caracas. Después de 17 minutos de tensa conversación, el gobernante venezolano interrumpió la grabación por no tolerar algunas de las preguntas.

El hecho que fue ampliamente reseñado por la prensa internacional cobró ayer (30.05.2019) un nuevo giro, cuando el periodista anunció desde Madrid que lograron recuperar la grabación con la entrevista que le había confiscado el régimen venezolano, junto a sus equipos.

En el video se ve cuando Nicolás Maduro le dice a Jorge Ramos “Vienes a provocarme. Te vas a tragar tu provocación. Te vas a tragar con Coca-Cola tu provocación”, cuando el periodista le entregó una lista con los nombres de 400 de los 989 presos políticos que las organizaciones no gubernamentales contabilizan en Venezuela.

Y esta -como reseña Univisión- fue solo una entre media docena de amenazas e insultos que Maduro lanzó contra Ramos como respuesta a sus interrogantes sobre la actual crisis humanitaria y política de Venezuela.

Después de tres meses, el periodista mexicano, uno de los símbolos de la cadena estadounidense y una referencia en América, logró recuperar la entrevista, que se emitirá íntegra el domingo y de la que este jueves adelantaron un fragmento.

De acuerdo a su testimonio la grabación salió del palacio presidencial gracias a «fuentes confidenciales«. «Por su seguridad», asegura Ramos, «no vamos a decir quiénes son».

Lo que se pudo ver

En el adelanto del video que publicaron se observa que el tono de la conversación incomodó a Maduro desde la primera pregunta: “Usted sabe, usted no es el presidente legítimo. Entonces, ¿cómo le llamo? Para ellos (el Parlamento) usted es un dictador”, le dijo Ramos. «Y a partir de entonces, el mandatario ya no logra sostener la mirada por más de unos segundos sobre su interlocutor», apunta Univisión.

El intercambio entre los dos comienza con una pregunta sobre los presos políticos. «En Venezuela no hay prisioneros por su pensamiento político», trata de zanjar. El entrevistador le entrega entonces una lista con los nombres de más de 400 detenidos. Maduro la rechaza y ya da señales de empezar a perder la paciencia. «No, no me deje nada que no me lo voy a llevar, ten la seguridad. Tú te llevas tu basurita, compadre. Agarra tu basurita, Jorge Ramos, agarra tu basurita, compadre», le espeta.

Acto seguido se enfrenta abiertamente con el periodista. «Mira, vienes a provocarme, te vas a tragar tu provocación, te vas a tragar con una Coca-Cola tu provocación», le advierte.

«Esta es la realidad. Son todos los nombres de prisioneros políticos», insiste Ramos.

Entonces Maduro recurre al argumento, habitual, de la violencia. «En Venezuela hay un régimen de derecho. Hemos sido víctimas de ataques violentos en varios períodos, en el año 2013, en el año 2014, en el año 2017, en el año 2018. Yo mismo fui víctima de un atentado. Y ante todos esos atentados y ante todos esos procesos de violencia ha actuado la justicia venezolana», afirma.

El periodista le responsabiliza de esa violencia y lee los nombres de tres víctimas. «Bueno, pero es tu posición política parcializada contrarrevolucionaria que tienes», le dice primero Maduro. Después, añade: «Es muy fácil despachar justicia, Jorge Ramos, es tu justicia. Eres fiscal y eres parte».

– No, soy periodista que hace preguntas.

– No eres periodista.

«Cuando uno ve estos muertos y le acusan a usted de ser responsable de estos muertos», rebate Ramos, ante lo que Maduro insiste: «No juega juego limpio como periodista».

«Contésteme lo que quiera, entonces», concluye el entrevistador.

“Tienes que ser un poco más equilibrado -instruye Maduro a Ramos- Tú tienes una posición contra la revolución bolivariana. Tú eres un opositor de derecha que vive en Estados Unidos, muy anti revolucionario. No eres solo un periodista, Jorge”.

Ramos utiliza con Maduro el mismo estilo incisivo con el que suele conducir sus entrevistas a políticos y otras figuras de poder, su marca personal en décadas de carrera.

«Sabía que iba a ser así»

Maduro dijo saber a qué se enfrentaba: “He aceptado tu entrevista porque sabía que iba a ser así”, le dice, pero luego no queda conforme con su desempeño y opta por censurar la conversación entera, apunta Univisión.

“Esta entrevista, te digo, no tiene ningún sentido ni para mí ni para ti, ¿oíste? Yo creo que es mejor suspenderla, ¿oíste? Te agradezco todo, hasta luego”, le dice Nicolás Maduro a Ramos cuando este intenta mostrarle en su iPad un video captado días antes en las calles de Caracas, donde se ve a niños y a adultos alimentarse directamente de un camión de basura. Y hasta allí llegó la conversación, hasta el minuto 17:35.

Luego Maduro se levantó de su silla y ordenó detener temporalmente a los periodistas y apropiarse del material que habían grabado hasta ese momento.

Tras permanecer retenidos  hora y media  en el Palacio de Miraflores los miembros del equipo de Univisión fueron escoltados hasta su hotel en  Caracas bajo vigilancia de agentes del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin). Al día siguiente, los deportaron del país. 

Fuente: Univisión/Miami Diario

Colombia presentó el pasado martes un plan para atender a los 1,400 militares y policías venezolanos que han desertado del Gobierno de Nicolás Maduro y se han resguardado en el país.

La Cancillería colombiana señaló en un boletín que firmó un memorando de entendimiento con “el Gobierno interino de la República Bolivariana de Venezuela”, encabezado por el jefe del Parlamento, Juan Guaidó, en el que se determina un esquema de atención “con el fin de que ellos puedan desarrollar una vida como civiles”.

El documento fue firmado por el canciller colombiano, Carlos Holmes Trujillo, y Humberto Calderón Berti, embajador en Colombia de Guaidó, quien es reconocido por más 54 países como presidente interino de Venezuela.

El acuerdo contempla medidas en educación, salud y trabajo, entre otros aspectos, “mientras las condiciones en su país natal les permiten volver a ejercer sus funciones en la fuerza pública”.

Desde que el pasado 23 de febrero centenares de venezolanos intentaron ingresar a su país toneladas de ayuda humanitaria para paliar la crisis, 1,400 miembros de las fuerzas armadas han pedido protección a Colombia.

“El Gobierno Nacional de Colombia determinará los beneficiarios con base en la información cotejada con Migración Colombia, que incluirá a sus núcleos familiares, esto con el propósito de determinar el número total de personas que están bajo estas condiciones en el país”, detalló la Cancillería.

Tras este proceso podrán acceder al Permiso Especial de Permanencia (PEP), que tiene una vigencia de 90 días prorrogables automáticamente hasta completar dos años.

De igual forma, la entidad expedirá un permiso de trabajo hasta por dos años para autorizar a militares y policías desertores, así como a sus familiares, a “ejercer una actividad laboral remunerada que les permita la manutención y el sostenimiento mientras permanezcan en Colombia”.

Además, recibirán capacitaciones por parte del Servicio Nacional de Aprendizaje (SENA) y atención básica con el apoyo de la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres (UNGRD).

La Cancillería resaltó que mientras los uniformados venezolanos se encuentren en el país “no podrán ejercer funciones militares, ni policiales o de seguridad o defensa”, pues al recibir los beneficios tendrán estatus de civiles.

La crisis venezolana ha obligado a 1.260,594 personas a buscar refugio en Colombia, de los cuales 770,975 lo han hecho de forma regular y los restantes 489,619 de manera irregular, según cifras de Migración Colombia.

Fuente: El Nuevevo Herald

Agentes federales de los EE.UU. notificaron  a los ocupantes de la Embajada de Venezuela en Washington que deben desalojar el inmueble inmediatamente y, de no hacerlo, serían procesados legalmente.

Aunque algunos activistas abandonaron la embajada, al filo de las ocho de la noche de este lunes, hora local, al menos cuatro de los ocupantes permanecían en su interior.

Los activistas que permanecían dentro de la embajada no fueron arrestados y las autoridades se retiraron del edificio, colocando los candados en la puerta principal como estaban cuando llegaron, dijo el periodista.

«La policía, que había cortado las cadenas en la puerta principal, parece haberse retirado. Han retrocedido, han vuelto a poner los candados en la puerta de entrada, la gente todavía está adentro (de la embajada) No han sido arrestados. Eso está confirmado «, le dijo a Sputnik Brian Becker, director del grupo Act Now to Stop War and End Racism (ANSWER).

«Autoridades de EE.UU. violan el derecho internacional al ingresar al edificio de la embajada de Venezuela en Washington DC, sin la autorización del Gobierno Bolivariano y del presidente Nicolás Maduro», señaló la vicepresidencia de Venezuela en la red social Twitter.

Hace semanas un grupo de activistas estadounidenses del grupo Code Pink se atrincheró en la sede diplomática en Georgetown desde donde protestan por la política de EEUU hacia Venezuela.

El 9 de mayo, los activistas denunciaron que las autoridades cortaron la electricidad de la embajada.

Los simpatizantes del mandatario Maduro desean evitar que los seguidores del opositor Juan Guaidó, autoproclamado «presidente encargado», tomen esa sede diplomática.

Fuente: Sputnik

 

rusia
El canciller de Rusia, Serguéi Lavrov, señaló que están "movilizando a un grupo de países, que igual que nosotros respetan la Carta de Naciones Unidas, para contrarrestar esos planes", en referencia a la intervención que aseguran EEUU pretende hacer en Venezuela.

Rusia confirmó en el seno de Naciones Unidas un grupo de países con el objetivo de «contrarrestar» una eventual intervención militar de Estados Unidos en Venezuela, en el marco de la última escalada de tensión en la nación caribeña.

«Estamos movilizando a un grupo de países, que igual que nosotros respetan la Carta de Naciones Unidas, para contrarrestar esos planes», ha dicho el ministro de Exteriores ruso, Sergei Lavrov, interrogado por la prensa sobre una posible invasión estadounidense.

Lavrov ha confiado en que este grupo de países «goce de un apoyo considerable en la organización internacional, porque se trata de una cosa muy sencilla: defender las normas y los principios fundamentales del Derecho Internacional, fijados en la Carta de Naciones Unidas».

La tensión volvió a dispararse el martes, cuando el líder opositor Juan Guaidó y un liberado Leopoldo López anunciaron el inicio de la Operación Libertad para derrocar al régimen de Nicolás Maduro, asegurando que contaban con el apoyo de «un grupo importante» de militares. Para Nicolás Maduro, es una «escaramuza golpista» derrotada.

Miles de personas tomaron las calles de Venezuela el martes y el miércoles tras el llamamiento de Guaidó y López, obteniendo una dura respuesta de las fuerzas de seguridad. De acuerdo con el balance ofrecido por ONG locales, al menos cuatro personas han muerto, 130 han resultado heridas y más de 200 han sido detenidas.

Según la versión estadounidense, Maduro estaba decidido a dimitir pero Rusia intervino para impedirlo. Además, altos cargos venezolanos, incluido el ministro de Defensa, Vladimir Padrino, habrían pactado con Guaidó que dejarían caer el líder bolivariano, si bien agentes rusos y cubanos le alertaron y los implicados se echaron atrás.

«Si recordamos todas las afirmaciones de los representantes de la Administración estadounidense sobre Venezuela, no van a terminar las preguntas sobre ellas, y la respuesta a todas esas preguntas será ‘no es verdad'», ha dicho Lavrov, interrogado sobre el relato ofrecido por la Casa Blanca.

FUENTE:  EFE y Diario de las Américas

Padrino-Lopez

El ministro de la Defensa de Venezuela, Vladimir Padrino López, aseguró que la mayoría de los cuarteles del país siguen funcionando con absoluta normalidad y que la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) está en cohesión.

 

Por su parte, el mandatario Nicolás Maduro expresó a través de su cuenta de Twitter lo siguiente:

Nervios de Acero! He conversado con los Comandantes de todas las REDI y ZODI del País, quienes me han manifestado su total lealtad al Pueblo, a la Constitución y a la Patria. Llamo a la máxima movilización popular para asegurar la victoria de la Paz. ¡Venceremos!

@nicolasmaduro

Luego de que Nicolás Maduro negara constantemente la crisis que existe en Venezuela, finalmente  Un primer cargamento de ayuda humanitaria llegó este martes a Venezuela encabezada por la Cruz Roja Internacional. Sin embargo, políticos y defensores de derechos humanos temen que el régimen chavista use los insumos a su conveniencia; de allí la importancia de que exista seguimiento y contraloría.

“Confirmada” la llegada de ayuda humanitaria, corroboró la fuente en condición de anonimato. El envío incluye fármacos e insumos médicos, en severa escasez en el país petrolero.

Cajas de cartón con los símbolos del Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja eran subidas a un camión con un montacargas en el aeropuerto internacional de Maiquetía, que sirve a Caracas, según imágenes difundidas en redes sociales.

En el operativo participaba personal de la Cruz Roja Venezolana, según videos.

Venezuela padece una grave escasez de medicamentos e insumos hospitalarios, en medio de la peor crisis económica de su historia moderna y denuncias de corrupción en el sector de la salud.

Maduro anunció el pasado 10 de abril un acuerdo con el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) para que Venezuela reciba “ayuda humanitaria”.

El gobierno y el CICR acordaron “trabajar conjuntamente con los organismos de la ONU para traer a Venezuela toda la ayuda de carácter humanitario que pueda traerse”, dijo entonces el mandatario.

Maduro, quien niega que el país sufra una crisis humanitaria, dijo que la cooperación debe gestionarse “sin politiquería, sin politización farsante y por los caminos de la legalidad y el respeto”.

Previamente, el líder opositor Juan Guaidó, reconocido por más de 50 países como presidente interino, reivindicó como un logro que Maduro hubiera accedido finalmente a permitir la asistencia.

Guaidó intentó el pasado 23 de enero ingresar donaciones de Estados Unidos en alimentos y medicinas a través de las fronteras con Colombia, Brasil y Curazao.

Sus gestiones fracasaron, pues la Fuerza Armada -considerada el sostén de Maduro- impidió el ingreso de los cargamentos, por orden del mandatario socialista, que denunció el operativo como una excusa para una intervención militar de Estados Unidos.

La Federación Internacional de la Cruz Roja había anunciado el pasado 29 de marzo que a mediados de abril iniciaría la distribución, en una primera fase, de ayuda para unas 650,000 personas en el país.

La operación será “similar” a la que se lleva a cabo en Siria, señaló entonces Francesco Rocca, presidente de ese organismo, respecto a la envergadura de la asistencia.

Detrás del envío de ayuda humanitaria de la Cruz Roja existe el temor de que la dictadura haga uso de los insumos para obtener fines políticos y manipular a la ciudadanía.

De hecho, la eurodiputada Beatriz Becerra hizo eco de la noticia y advirtió que el régimen de Maduro se ha encargado de “administrar el hambre y la desesperación en su provecho”, y asomó que quizás esta oportunidad no sea la excepción.

A juicio de la parlamentaria europea, Maduro también aplicará esta administración con la ayuda humanitaria, “sin haber pedido perdón por negarla y por provocarla”. Consideró que Maduro repartirá miserias “para comprar voluntades”.

Por su parte, la abogada Rocío San Miguel, defensora de derechos humanos, señaló a través de su cuenta en Twitter que existe la posibilidad de que la dictadura incumpla los acuerdos. Espera que a la hora de la distribución exista imparcialidad y neutralidad, tal y como lo establecen los principios del movimiento internacional de la Cruz Roja

Fuente: El Nuevo Herald/Panam Post

El Grupo de Lima emitió un comunicado el pasado domingo en el que solidariza con los ciudadanos de venezolanos, tras apagón de más de 60 horas.

Además, responsabilizó al «régimen ilegítimo de Maduro» del colapso del sistema eléctrico venezolano. «Esta situación no hace más que confirmar la existencia y magnitud de la crisis humanitaria que el régimen de Maduro se niega a reconocer», dice en el documento. 

Asimismo, los gobiernos de Argentina, Brasil, Canadá, Colombia, Costa Rica, Chile, Guatemala, Honduras, Panamá, Paraguay y Perú reiteran su apoyo a Juan Guaidó, presidente interino y de la Asamblea Nacional.

«Solo un gobierno legítimo surgido de elecciones libres y democráticas podrá llevar a cabo la reconstrucción de las instituciones, la infraestructura y la economía del país», concluye el texto.

Fuente: El Nacional

Un equipo de Univision, encabezado por el periodista Jorge Ramos, y que pasó más de dos horas detenido en el Palacio de Miraflores, en Caracas, fue liberado este lunes, según lo confirma el Sindicato de Trabajadores de la Prensa de Venezuela.

«Liberado todo el equipo de Univisión @UniNoticias. Acaban de salir de Miraflores, donde se encontraban desde las 4:30 pm al volver de almorzar tras la segunda reprogramación de una entrevista pautada con Nicolás Maduro«, dijo el sindicato en su cuenta de Twitter.

«A Nicolás Maduro le molestaron las preguntas hechas por el periodista Jorge Ramos», dijo el sindicato que agregó que el mandatario venezolano «se disgustó cuando fue cuestionado y salió de la sala cuando el reportero le mostró un vídeo de niños comiendo de la basura».

«Al salir Maduro, entraron el ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez y la vicepresidenta Delcy Rodríguez, quienes ofendieron al equipo de @UniNoticias y tildaron a Ramos de ‘provocador convencional’«, apuntó.

En declaraciones al canal de noticias, el propio jorge Ramos relató lo acontecido este lunes durante la entrevista con el dictador venezolano.

Kimberly Breier, subsecretaria de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental de EEUU, en su cuenta de Twitter, había dado a conocer que el equipo de periodistas de Univision Noticias se encontraba «en contra de su voluntad» en el Palacio de Miraflores.

«El Departamento de Estado ha recibido la noticia de que el periodista Jorge Ramos [de Univision Noticias] y su equipo se encuentran en contra de su voluntad en el Palacio de Miraflores», apuntó Breier en su mensaje.

Demandó igualmente la «liberación inmediata» del equipo periodístico y advirtió al régimen de Nicolás Maduro de que «el mundo está observando».

La noticia de la detención había sido confirmada por el propio canal de noticias que en una nota publicada este lunes explica que «Ramos le hacía una entrevista a Maduro. Al mandatario chavista le disgustaron las preguntas y ordenó detener la grabación, decomisar los equipos y retener a los periodistas».

El equipo de Univision Noticias retenido en Miraflores está conformado por María Martínez, Claudia Rondón, Francisco Urreiztieta, Juan Carlos Guzmán, Martín Guzmán y Jorge Ramos, indica la nota.

El Sindicato de Trabajadores de la Prensa de Venezuela confirmó inicialmente a Efe la detención de un equipo de periodistas de Univision encabezado por Jorge Ramos en el Palacio de Miraflores desde la tarde de este lunes y aseguró que son siete las personas detenidas.

«Es un hecho la detención, estarían revisando además todo el material. Son siete personas detenidas, equipo técnico y corresponsal de Univision en Caracas, incluidas dos personas de la directivas de Univision», dijo el presidente del Sindicato, Marco Ruíz.

Fuente: Diario las Américas

El presidente de Colombia, Iván Duque, pidió el domingo intensificar el cerco diplomático contra Nicolás Maduro y, aunque descartó una intervención militar, dijo que se producirán más deserciones de efectivos de las fuerzas de seguridad que reconocen a Juan Guaidó como mandatario legítimo de Venezuela.

Duque visitó los principales puentes fronterizos de Colombia con Venezuela, un día después de que Maduro bloqueó el ingreso de alimentos y medicinas de ayuda humanitaria destinada a los más necesitados y al menos tres personas murieron en violentos choques con uniformados en el límite con Brasil.

“La comunidad internacional tiene la obligación de arreciar el cerco diplomático, porque una dictadura que es capaz de quemar medicamentos y alimentos para atender a las personas indefensas en su territorio es la demostración más grande de la brutalidad que está dispuesta a cometer para preservar el poder”, dijo Duque a periodistas.

En los choques decenas de personas resultaron heridas el sábado en Venezuela, en medio de intensos choques entre fuerzas de seguridad y manifestantes que presionaban por el ingreso de ayuda humanitaria.

La ONG Observatorio de Conflictos confirmó tres fallecidos durante los choques del sábado, en la localidad venezolana de Santa Elena de Uairén, cercana al límite con Brasil.

El Grupo de Lima analizará el lunes en Bogotá lo que sucedió con el bloqueo a la ayuda, en un encuentro en el que participará Guaidó, quien se autoproclamó presidente interino de Venezuela en enero y ha recibido el reconocimiento de Estados Unidos y de varios países de América Latina y Europa.

“Aquí estamos, vinimos a Colombia por ayuda para nuestro pueblo, un pueblo que resiste e insiste en buscar la democracia y la libertad”, dijo Guaidó al arribar el domingo a Bogotá.

Por su parte, el canciller chileno, Roberto Ampuero, dijo en Twitter que su país, que también integra el Grupo de Lima, tiene el compromiso de “seguir trabajando por vías diplomáticas -reservadas por naturaleza- para una salida pacífica y política”.

El presidente cubano Miguel Díaz-Canel, uno de los pocos aliados que le queda a Maduro en la región, criticó la presencia de algunos mandatarios, como el chileno Sebastián Piñera, en el intento de ingreso de ayuda a Venezuela.

“Llama la atención la falta de dignidad que hay en algunos gobiernos del mundo. Ayer parecían payasos un grupo de presidentes en la frontera colombiana. ¿Qué estaban apoyando esos presidentes?”, expresó el dirigente cubano a periodistas.

Un centenar de agentes de las fuerzas de seguridad de Venezuela desertó y pasó a Colombia en las últimas horas para reconocer a Guaidó como el presidente legítimo de su país.

“Eso también es la demostración del efecto dominó que se viene en Venezuela (…). Lo importante aquí es el cerco diplomático y no dejarnos llevar a discursos belicistas”, agregó Duque.

Colombia ordenó el cierre por dos días de los pasos fronterizos con Venezuela, en la zona del departamento de Norte de Santander, para inspeccionar las condiciones de seguridad.

Ante la ayuda colombiana a la oposición, Maduro rompió totalmente las relaciones diplomáticas con Bogotá y ordenó la salida de su personal diplomático. Los cónsules colombianos en las ciudades de San Cristóbal, San Antonio, Puerto Ayacucho y en Zulia ya abandonaron el país.

El gobierno de Maduro acusó a la oposición por la violencia y el ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez, señaló que los camiones con ayuda quemados el sábado fueron incendiados por simpatizantes de Guaidó, a quien tildó de “marioneta” y “preservativo usado”.

“Lo quemaron ellos (…). Está perfectamente claro”, dijo al asegurar que “en esos camiones no había nada (…) porque estaban predestinados a ser quemados”.

Los alimentos y medicinas que no pasaron a Venezuela fueron almacenados de nuevo en un centro de acopio en la ciudad de Cúcuta y Duque dijo que se esperaría un “mejor momento” para intentar nuevamente su envío.

Guaidó, quien aseguró el sábado que regresará a Venezuela el lunes tras participar en la cita del Grupo de Lima, pidió en las últimas horas a la comunidad internacional mantener abiertas “todas las opciones” para resolver la crisis en su país.

En la localidad fronteriza venezolana de Ureña, “la guardia dice que nos vayamos a casa, que no van a abrir”, dijo Lilibeth Medina, de 29 años, mientras observaba cómo hombres extraían el cobre y metales de un bus quemado del que aún salía humo. El metal es vendido como chatarra para generar ingresos extra.

“La gente amaneció hoy con mucha rabia. Esto es horrible, si no abren la frontera no podemos trabajar, yo trabajo en el puente, vendo agua, malta, cigarros y golosinas”, agregó.

Al impedir el paso entre los países “los que sufrimos somos los que estamos de este lado de la frontera” en Venezuela, dijo Eduardo Velásquez, de 55 años, empleado de una venta de empanadas. Los insumos para el local se compran en Colombia y lo que tiene actualmente alcanza para tres días.

En tanto, el gobierno de Brasil calificó de “brutal atentado” la violencia usada por el gobierno venezolano para impedir el ingreso de ayuda y pidió a la comunidad internacional que se una a los esfuerzos para “liberar” al país petrolero.

El secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, afirmó en una entrevista con CNN que “podría haber más sanciones” contra el gobierno de Maduro.

Mientras tanto, el coronel del ejército brasileño George Feres Kanaan dijo a Reuters que dos soldados de la Guardia Nacional venezolana desertaron a Brasil la noche del sábado y se unieron a los que desertaron en Colombia.

Por su parte, el gobierno del estado brasileño fronterizo de Roraima, dijo en un comunicado de su Secretaría de Salud que su hospital general ha recibido hasta ahora a 18 pacientes venezolanos, la mayoría en estado grave y con lesiones provocadas por arma de fuego.

Fuente: Reuters

 

VARIEDADES

La Iglesia católica de Ecuador, protestará ante la nueva ley de matrimonio entre personas del mismo sexo, aprobado por la Corte Constitucional. El presidente...