Millones de fanáticos de la banda de K-Pop surcoreana BigBang se encuentran consternados luego de que la estrella Lee Seung-hyun, más conocido como ‘Seungri’, fuera acusado de presuntamante incitar a la prostitución.

El cantante de uno de los grupos de K-pop más exitosos en Corea del Sur, es sospechoso de haber intentado sobornar a inversores proponiéndoles servicios de prostitutas en múltiples discotecas de Gangnam, barrio de Seúl.

El músico de 29 años fue indagado por la Policía el fin de semana y procesado por “incitación a la prostitución”.

“Será mejor que desde ahora me retire del mundo del espectáculo”, dijo en un comunicado publicado en su cuenta de Instagram. “Como se trata de una investigación en curso, la tomaré seriamente para descartar todas las acusaciones”.

El cantante, que también es propietario de una franquicia internacional de restaurantes, había suspendido el mes pasado su carrera de músico y anulado conciertos previstos para el mes de marzo.

Su nombre también aparece en una investigación abierta por la Policía sobre acusaciones de venta de droga y agresiones sexuales en el Burning Sun, club del que era director de relaciones públicas.

“Se me critica desde hace un mes y medio y soy objeto de investigaciones por parte de las autoridades del país”, agregó el músico. “Fui calificado de ‘traidor de la nación’, no soporto dañar a los otros”, agregó disculpándose con sus fans “en Corea del Sur y en el extranjero”.

Bigbang es una de las bandas más populares de Corea del Sur. Desde sus comienzos en 2006 vendió más de 140 millones de discos en el mundo.

Numerosos fans de Seungri ya le dieron la espalda, firmando una petición la semana pasada para pedir que fuera expulsado de Bigbang. Causó “a la reputación del grupo daños irreparables”, dice el texto.

Fuente: AFP