Rousseff admite que crisis de la economía brasileña seguirá en 2016

478
Integrantes de los sindicatos, movimientos sociales y algunos partidos políticos de izquierda han participado en manifestaciones en defensa del Gobierno de Dilma Rousseff, en Río de Janeiro - Foto EFE

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, admitió hoy que la crisis en que se ha sumergido la economía del país se mantendrá en 2016 y lo atribuyó a las turbulencias globales, de las cuales dijo que se desconoce cómo podrán evolucionar.

«Espero una situación mejor» para el año próximo, pero «no hay cómo garantizar que la situación será maravillosa, porque no será así», dijo la mandataria, quien reconoció que Brasil «va a seguir teniendo muchas dificultades». EFE