CONTRATISTA NORTEAMERICANO VÍCTIMA DE TORTURAS PSICOLÓGICAS EN CÁRCEL CUBANA

386
Alan Gross habla por primera vez sobre su cautiverio en la cárcel de Villa Marista, en La Habana. (Foto archivo AP)

Alan Gross, el contratista estadounidense que estuvo preso en Cuba durante 5 años, denunció que durante su reclusión en La Habana, fue amenazado de muerte y además fue víctima de interrogatorios diarios y privación sensorial.

“Amenazaron con colgarme y sacarme las uñas, dijeron que nunca vería la luz del día”, declaró en una entrevista para el programa 60 Minutos de la cadena CBS, en su primer encuentro con la prensa desde su liberación en diciembre pasado.

Gross informó que durante cinco años no comió carne y perdió casi 100 libras, además de cinco dientes por insuficiencias nutricionales. El trabajador social norteamericano arrestado en Cuba en 2009, recordó lo terrible que era el lugar de reclusión, «estaba infestado de ratas y cucarachas», dijo.

Gross, de 66 años, fue condenado a 15 años de prisión por espionaje, pero fue liberado el año pasado en el marco de la normalización de relaciones entre EE.UU y Cuba.

El ex contratista de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional, (USAID en sus siglas en inglés), reiteró que nuca fue ni es espía del gobierno estadounidense.

Con información de CBS.