PROLIFERACIÓN DE MOSQUITOS PREOCUPA A HUMILDE COMUNIDAD DE MIAMI

600
Decenas de familias viven en condiciones similares en la ciudad de Miami. (MiamiNews24).

(Miaminews24).- Al menos 70 familias que habitan en trailers y casas de lata se encuentran en peligro de contraer enfermedades transmitidas por mosquitos, dado que están viviendo entre basura, aguas estancadas y huecos en las vías, donde también se deposita el agua y en consecuencia, criaderos de insectos.

La denuncia fue recibida desde una comunidad de la ciudad de Miami, la cual se encuentra ubicada debajo del puente que divide las calles 17 y 20, al noroeste de la avenida 27, donde habitan decenas de familias de bajos recursos mayormente hispanos, quienes ven con preocupación la cantidad de mosquitos en la zona y las enfermedades que estos transmiten, como lo es el Zika, que ya tiene presencia en el condado Miami-Dade.

«Hay hoyos en las calles y grandes charcos de agua que pueden enfermarnos, y aquí hay niños y mujeres embarazadas», comenta la señora Francis Salazar, quien dijo estar viviendo en una comunidad olvidada por las autoridades locales. «Necesitamos que vengan a fumigar», recalcó. Mientras que el señor Elio Zerpa, exigió la limpieza de un canal de aguas estancadas que rodea el área. «Por lo menos queremos que limpien el canal ya que hasta ahora no sabemos quién debe hacerlo», sostuvo Zerpa a MiamiNews24.

Miami-Dade se encuentra entre los primeros condados con más casos de Zika, los cuales fueron importados por personas que viajaron a los países de Latinoamérica y el Caribe, sin embargo, por tratarse de una zona endémica donde se pudiera propagar la enfermedad de forma fácil, es necesario que se tomen las medidas de abatización contra el vector, como lo sugirió el gobierno de la Florida, al anunciar el estado de emergencia de salud por la presencia del nuevo virus.

«Los operativos de salud son indispensables, sobre todo en un sector como este de bajos recursos», dijo la señora Omaira Clementes, tras solicitar una jornada de vacunación para todos los habitantes de la zona.  «Aquí hay personas que pagamos puntualmente nuestros impuestos, y lo mínimo que exigimos es respuesta en salud y en calidad de vida». En un recorrido por varias calles aledañas a la comunidad de trailers, se constató que persiste el problema de la basura y los pozos de agua.