El Heat se enfrentará a unos endemoniados Warriors

972

(Miaminews24).- Las diferencias en la posiciones son abismales, con unos Warriors (38-6) endemoniados y un Heat (14-30) que recién el sábado completó su primera racha de tres triunfos consecutivos en la presente temporada, al vencer 109-97 a los Bucks de Milwaukee. 

Resulta difícil decir si el Heat saldrá a admirar o a vencer a los Warriors de Golden State, el lunes (7:30 p.m. TV: Sun. Radio: 710-AM) en el American Airlines Arena, en Miami.

El entrenador del equipo de Miami Erik Spoelstra fue el primero en reconocer la magia de los Warriors.

“Es bello verlos jugar”, dijo el estratega sin quitarle nada a su rival del lunes. “Cuando juegan a su nivel más alto, es casi como si estuviesen jugando un deporte diferente al que juegan los demás”. 

Si algún mérito tiene el Heat en la presente campaña es haber caído 107-95 contra los Warriors, en el Oracle Arena, en Oakland, el 10 de enero pasado en un partido en el que los de Miami se ganaron los elogios del entrenador de los locales Steve Kerr.

Ese día, Kevin Durant anotó 28 puntos y Stephen Curry, 24; mientras Klay Thompson gozó de un día de descanso. Hassan Whiteside brindó un gran partido con 28 puntos y 20 rebotes.

Los Warriors son furiosos en la ofensiva y promedian 118 puntos por partido. Vienen de una racha de siete victorias consecutivas. 

Puede ser que el buen momento del Heat se traduzca en un partido inolvidable contra los subcampeones de la NBA.

Tras una gira de 1-5, el Heat inició una andadura de cuatro partidos en casa con una sensacional victoria sobre los Rockets de Houston de James Harden. El lunes se presenta la oportunidad se cerrar de manera invicta el póquer triunfal en casa.

Dion Waiters viene de una gran actuación contra los Bucks, con 33 puntos. Al igual que Goran Dragic con 25 unidades y seis asistencias, Whiteside aportó 16 puntos y 15 rebotes y Wayne Ellington 15 rayitas.

Es poco probable que Tyler Johnson juegue el lunes. Spoelstra lo reservó el sábado debido a una lesión en el hombro izquierdo que sufrió en el partido contra los Mavericks de Dallas, el jueves último. De ese hombro había sido operado la temporada pasada.

“El dolor no es el mismo que el año pasado”, explicó Johnson. “Esta vez es como un estiramiento. Me sentí mejor [el domingo]. Soy optimista”.

Por: / El Nuevo Herald