¡Taxistas de Miami están echando humo!

896

(Miaminews24).-

El Condado Miami-Dade ganó una demanda contra un sector de los taxis amarillos –Central Cab y Super Yellow– que buscaba que la administración del alcalde Carlos Giménez compensara con 1.000 millones de dólares las pérdidas por la depreciación de los conocidos medallones –una licencia que les permite a los taxistas funcionar y que pudo llegar a costar 400.000 dólares– tras la legalización de las plataformas Uber y Lyft.

Si bien es cierto que esa demanda no prosperó, hay otras dos que aún están pendientes, interpuestas por la Florida Taxicab Association, que aglutina a taxistas de Orlando, Tampa, Jacksonville, Clearwater y Fort Lauderdale.

Una de las demandas es contra el Departamento de Pesos y Medidas de la Florida que busca establecer si el teléfono inteligente puede funcionar como un taxímetro regular que se les exige a los taxis amarillos. Esos aparatos, que marcan el precio de un desplazamiento, están sellados para que la tarifa no pueda ser adulterada por el conductor. Además, los taxistas deben pagar un impuesto por ellos.

En este momento hay en el Congreso estatal un proyecto de ley que podría terminar con los taxímetros. Es decir, ni Uber, ni el servicio tradicional de autos amarillos, tendrían ese dispositivo.

La otra demanda en curso tiene que ver con los seguros comerciales. Los taxis tradicionales lo deben tener pero Uber y Lyft, no. Los dueños de taxis deben pagar 100 dólares semanales por ese seguro.

“El costo para que nosotros pudieramos operar lo puso el Gobierno para proteger al público”, indicó Diego Feliciano, presidente de South Florida Taxicab Association, Inc (SFTA). “Con seguridad habrá un seguro híbrido para los que trabajan con la plataforma Uber o Lyft, pero eso les costará”, acotó.

Fuente: Diario las Americas