ONU llama a redoblar los esfuerzos para detener la catástrofe en Yemen

413

(Miaminews24).- La Organización de las Naciones Unidas llamó hoy redoblar los esfuerzos para detener la «catástrofe» que vive Yemen por el «peor brote de cólera del mundo en la mayor crisis humanitaria mundial», país que además «se encuentra al borde de la hambruna«.

«La crisis yemení requiere una respuesta sin precedentes» y una solución política pacífica, afirmaron los máximos responsables del Fondo de la ONU para la Infancia (UNICEF), Anthony Lake; el Programa Mundial de Alimentos (PMA), David Beasley, y la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, al término de su visita a Yemen.

En una declaración conjunta, señalaron que el brote de cólera que comenzó a finales de abril ha dejado hasta la fecha «400 mil casos sospechosos y casi mil 900 muertes» y que el país «se encuentra al borde de la hambruna, con el 60 por ciento de la población» en situación de inseguridad alimentaria.

En este sentido, precisaron que hay casi dos millones de niños gravemente desnutridos y se espera que este año se llegue a los 385 mil menores con desnutrición aguda severa.

«La desnutrición les hace más susceptibles al cólera y las enfermedades crean más desnutrición» lo que produce una «combinación viciosa», advirtieron los titulares de UNICEF, OMS y PMA, tras subrayar que el 80 por ciento de los niños del país requieren asistencia humanitaria.

Además, la destrucción de «instalaciones sanitarias, de agua y saneamiento vitales» como consecuencia del conflicto armado han creado «las condiciones ideales para la propagación de enfermedades», a lo que se suma el hecho de que «más de 30 mil trabajadores sanitarios no han cobrado sus salarios en más de 10 meses, pero muchos siguen acudiendo a sus puestos».

«Hemos pedido a las autoridades yemeníes que paguen urgentemente a estos trabajadores sanitarios ya que, sin ellos, tememos que la gente que de otro modo podría sobrevivir muera», manifestaron.

Asimismo, resaltaron la labor de los 16 mil voluntarios comunitarios que «van casa por casa dando a las familias información sobre cómo protegerse de la diarrea y el cólera» y de las autoridades y ONG locales, apoyadas por las agencias humanitarias internacionales.

«En un hospital, visitamos a niños que apenas podrían reunir fuerza para respirar y hablamos con familias superadas por el dolor por sus seres queridos enfermos y que luchaban para alimentar a sus familias», relataron.

Pese a todo, subrayaron los responsables de las agencias de la ONU, «hay esperanza» puesto que «más del 99 por ciento de las personas enfermas presuntamente de cólera y que pueden acceder a atención sanitaria sobreviven ahora».

Fuente: Informador.MX