El regreso de Macaulay Culkin: Cómo puso sus problemas con la fama a un lado para estar con Paris Jackson

816

(Miaminews24).- Sin embargo, parece que ahora todos están mucho más interesados porque Culkin cortó su cabello y posa en fotos junto a su ahijada. Y eso es emocionante para la gente, porque el actor/músico de 36 años ha estado en el ojo público por mucho tiempo y es una de las celebridades que has adorado durante casi toda tu vida.

Mientras tanto, Culkin definitivamente ha estado muy pendiente de Paris, durante toda su vida.

La amistad de la ex estrella infantil con Michael Jackson era toda una incógnita en la década de los 90s, considerando la diferencia de 22 años que existía entre el protagonista de Home Alone y el Rey del Pop. Pero lo cierto es que eran tan cercanos que Jackson finalmente le pidió a Culkin que fuera el padrino de Paris. Ella nació en 1998, cuando el actor tenía 17 años.

El mismo Culkin reconoció que su relación con Jackson era «única», mientras testificaba a favor del cantante en su juicio de 2005 por cargos de abuso infantil.

«Él era como un niño. A él le gustaba hacer cosas que los niños hacían», testificó Culkin sobre cómo interactuaba con él y otros niños, incluyendo a su hermano menor, Kieran Culkin, en el Rancho Neverland. «Él jugaba con nosotros». El hecho de que él se identificara como una estrella infantil era «reconfortante» para Culkin.

La mayoría del tiempo que pasó ahí fue antes de tener los 14 años, dijo, y después de eso él tuvo que mudarse de Los Ángeles y no regresó a Neverland hasta que tuvo 17.

Sobre todo, él testificó que Jackson nunca abusó de él, y tampoco fue testigo de ningún comportamiento de ese tipo por parte de Jackson.

A Jackson se le retiraron todos los cargos pero las acusaciones y las demandas civiles serían una sombra para él por el resto de su vida. Solo después de su muerte en 2009, la conversación cambió un poco hacia su legado y se ha enfocado un poco más en la música.

Culkin asistió al funeral de Jackson en Glendale, California, junto a su entonces novia Mila Kunis.

No es una sorpresa que Paris -ahora de 19 años y tomando su propio camino como actriz y modelo, mientras simultáneamente trata de mantener la cercanía con su famoso nombre y familia, y también se distancia como lo haría cualquier mujer joven y fuerte con sus propias ambiciones- haya encontrado confianza en Culkin en años recientes.

Él no solo entiende la rareza de crecer en el ojo público, sino que también fue cercano a su amado padre. Él era extremadamente leal a Jackson, en la vida y en la muerte.

«Él es un buen amigo mío, y todavía lo es», dijo Culkin en Larry King Live en 2004. «Todo lo que ha sucedido, es desafortunado. Es una situación desafortunada para todos los involucrados».

El actor conoció a Jackson cuando el cantante fue al backstage después de la producción de El Cascanueces en el Lincoln Center, donde Culkin interpretó a Fritz. Luego, después de que el se convirtiera en la gran estrella de Home Alone, Jackson lo llamó y lo invitó a pasar un rato en Neverland.

«Nada pasó» en la casa, le dijo Culkin a King. Dormir en la habitación de Jackson sonaba impactante, dijo riendo, «pero tienes que recordar, el cuarto de Michael Jackson tiene dos pisos, tiene tres baños… Tienes que entender todo el escenario».

A Jackon le gustaba tenerlo alrededor, dijo, porque «yo le hablaba como si él fuera un ser humano normal… Él es solo un tipo, que es muy parecido a un niño».

Mientras tanto, el caso de Jackson arrastró nuevamente a Clukin a la luz pública de una forma desagradablemente familiar. Él se había tomado un break de una década de Hollywood, impulsada en parte por la agresiva batalla legal de sus padres por su custodia, que fue muy pública en 1995, justo después de que hiciera Richie Rich.

«La batalla legal parece ser entre dos padres peleando por las ganancias de un chico joven», dijo Chris Columbus, director de Home Alone, a Los Angeles Times en 1995. «Si yo fuera un niño, yo quisiera que mis padres pelearan por mi custodia porque me aman, no por mi dinero. Es un poco deprimente».

En documentos de la corte, su madre Patricia Brentrup acusó a Kit Culkin (con quien estuvo 20 años aunque nunca se casaron) de abandono, «bebida excesiva, abuso físico y comportamiento infiel».

Los documentos también expresaban que las conductas de Kit se interpusieron en el camino de una película que Kieran Culkin estaba filmando en aquel entonces, «nadie en Hollywood querrá trabajar de nuevo con nuestros hijos». El abogado de Kit discutió que el hombre era un padre devoto que había sido una «fuerza primordial» en la carrera de Macaulay.

Kit había sido nombrado como una de las personas más importantes de Hollywood por la revista Premiere en 1993. Haciendo 200 mil dólares con Home Alone, a Culkin le pagaron supuestamente 5 millones de dólares, además de un porcentaje de las ganancias, por la secuela, Home Alone 2: Lost in New York, el trato le atribuía a su padre proezas en las negociaciones. El filme recaudó casi 200 millones de dólares solo en Estados Unidos.

Macaulay era una estrella tan grande que Columbia Pictures proyectó My Girl para psicólogos infantiles para asegurarse de que la muerte del personaje de Culkin dejara a sus fanáticos más jóvenes traumatizados.

A su vez, todo el drama de la custodia se desarrollaba al momento más inoportuno. Culkin tenía 15 años, una edad lo suficientemente incómoda para cualquiera, y aún más para una estrella con cara de bebé cuya carrera había sido construida hasta la fecha interpretando al niño lindo y cuya carrera en Hollywood estaba en duda.

Él tuvo mucho apoyo entre los cineastas que trabajaron con él, pero Macaulay empacó sus maletas a los 15 años y regresó a Nueva York. Su madre ganó la custodia principal de él y de sus hermanos menores.

Hasta el año pasado, Culkin, uno de siete hijos, (su hermana Dakota murió en 2008 después de ser atropellada por un auto), continuó alejado de su padre.

«Pasamos por los años del hambre, la lucha, y cuando nos hicimos exitosos pensé que nos sentaríamos, lo disfrutaríamos y nos relajaríamos», le dijo Brentrup, quien junto a su esposo se quedaba con el 15% de las ganancias de Macaulay como co-managers, a The Telegraph en 1996. «En lugar de eso, estábamos más felices viviendo de mano a boca, y eso es lo más difícil. No podemos disfrutar eso por lo que la familia trabajó junta».

De acuerdo a diversos reportes, Macaulay tenía unos 17 millones de dólares en el banco en aquel entonces y quería permiso para usar 2 millones para la matrícula de la escuela, pagos legales y comprar un apartamento en Nueva York para su madre y sus hermanos. Él también logró con éxito evitar que su padre tuviese acceso a su fortuna.

Así que mientras dejó Hollywood para vivir el resto de su infancia de una forma más normal, Culkin fue obligado a crecer cuando era apenas un niño, tal y como Paris Jackson se vio obligada años después.

Tal vez él tenía su propios deseos de tener una familia «normal» por cuenta propia cuando se casó con Rachel Miner cuando tenía 17, pero luego se divorciaron tres años después.

Macaulay eventualmente demostró que podía actuar sin tomarse la cara y gritar «aaaaaaaah», pero ya había sido marcado con la etiqueta de «ex estrella infantil», haciendo que todo sus proyectos fueran golpeados por la magia de los 90s.

Él hizo teatro en el West End de Londres en el 2000, tuvo un cameo en Will & Grace como un joven abogado divorciado y regresó a las películas en 2003 con Party Animal.

«Para mucha gente, todavía soy ese niño», le dijo Culkin a New York Magazine en 2006. «Es una bendición, claro. Puedo ir a cualquier restaurant sin reservación, pero mientras estoy ahí, todos van a estar viendo».

En aquel entonces él había escrito un libro titulado Junior, sobre una ex estrella infantil que se sale del camino. «Sí, soy yo, pero no lo soy, ¿sabes?», dijo.

El caso Jackson lo volvió a convertir en el centro de atención por la razón menos deseable, pero entonces Macaulay ganó elogios por su rol en la comedia indie Saved! con Mandy Moore. Aún así, los trabajos como actor eran escasos. Él ganó un rol protagónico en el drama Kings en 2009, pero aparte de eso tenía mucho tiempo para enfocarse en la música, en el arte y otros proyectos.

Aunque a él le hubiese gustado trabajar un poco más.

Él le dijo a New York que vivía una «vida simple» y reconoció que no era «exactamente el actor más trabajador».

Culkin también estuvo en una relación con Mila Kunis, de 2002 a 2011, aunque la mayoría del tiempo ella estaba en Los Ángeles mientras él vivía en Nueva York. Respetuosamente, ambos han hablado poco sobre esos días, pero en 2015, Kunis reconoció brevemente, durante una entrevista con Howard Stern, que Culkin tenía problemas con sus padres.

Eventualmente, burlarse de las nociones preconcebidas de los personajes, como Neil Patrick Harris, interpretando una versión de él mismo en Harold & Kumar Go to White Castle, se convirtió en una cosa, y Culkin lo hizo con su voz de «Kevin McAllister» en la serie Adult Swim Robot Chicken.

El cortometraje Macaulay Culkin Eating a Slice of Pizza, dirigido por la propia estrella, fue una sensación sorpresiva en 2013, a pesar de la tibia recepción que recibió su otro proyecto paralelo, la banda de rock de comedia The Pizza Underground. Más recientemente, él interpretó una versión barista de él en Nueva York en The Jim Gaffigan Show, y también realizó un cameo en Zoolander 2. En 2015, él y Ryan Gosling casi derritieron Internet cuando Gosling usó una camisa de Kevin McAllister, y Culkin luego salió a la calle usando una camisa con una imagen de Gosling usando la camisa de Kevin, y después de eso Goslin usó una camisa con una foto de Clukin usando la camisa de Gosling.

A pesar de que han pasado casi 27 años desde Home Alone y ahora Culkin ha vivido más de la mitad de su vida sin ser una estrella infantil, el interés en su bienestar y la fascinación por lo que hace nunca ha cesado.

Antes de que la idea de satirizar su suerte en la vida le atrajera, Culkin trató sus días de estrella infantil como le sucedió a cualquier otra persona (aunque, sentido del humor a un lado, sigue siendo su enfoque favorito).

«Realmente me desasocié a mí mismo de ‘Macaulay Culkin’ mentalmente», le dijo a New York en 2006. «Es como, si alguien llama ese nombre en la calle, yo no volteo mi cabeza. Literalmente. Cuando tenía 14 años y renuncié, dije que no haría eso de nuevo, digan lo que quieran sobre mi. Que estoy loco, que soy un alcohólico. Llámenme drogadicto. Ya no me importa una mi**da. Eso ya no soy yo. Eso es para ustedes. Es de ustedes. Sigan adelante, diviértanse».

Fotos ocasionales de él luciendo delgado o con el cabello más alborotado de lo usual ha resultado en especulaciones sobre su salud durante años. Pero a pesar de un arresto por posesión de marihuana en 2004, Culkin no se ha involucrado en ningún tipo de comportamiento destructivo que han mostrado tantas otras «ex estrellas infantiles».

«Ya sabes, soy un ex actor infantil», bromeó con el New York. «Se supone que esté más jo**do de lo que estoy. Veo con cierto orgullo que no fui ese cliché, así que fue como, ‘Oh, genial, le di a un montón de personas justo lo que querían'».

En 2012, su representante criticó un reporte del National Enquirer que aseguraba que él batallaba con la adicción a la heroína y otras drogas por prescripción, describiendo a la historia como «imposible y ficticiamente ridícula».

Culkin se burló de esa entrevista de 2006 diciendo que tenía mucho que hacer, ya que ya había hecho millones, se había casado, divorciado, aprendido a leer documentos legales y visto a sus padres luchar con uñas y dientes en la corte para cuando tenía solo 20 años.

Entre la actuación, la formación de una banda, la pintura … tal vez Culkin realmente ha estado compensando por la pérdida de su tiempo como adolescente, o al menos se ha estado concediendo una cantidad de tiempo libre para averiguar lo que realmente quiere hacer.

«La gente siente que tiene que estar en movimiento perpetuo, o ahogado», le dijo Culkin a The Guardian el años pasado, después de participar en una campaña para CompareTheMarket.com. «Nunca he tenido problema con decir que no tengo nada alineado. Tal vez me tome el año próximo libre».

Él se encogió de hombros y dijo, «No soy muy activo. Si supiera lo que tengo que hacer, lo estaría escribiendo yo mismo».

Sobre su continua falta de interés en la parte de la fama del showbiz, él dijo, «No solo le doy la espalda a la fama, no la quiero activamente. Los paparazzis van detrás de mi porque no me desgasto».

«Así ha sido toda mi vida adulta», continuó diciendo. «Asumes una actitud de presa, siempre examinando el horizonte. Es raro en las fechas, como si no estuvieras prestando atención. Pero he dejado de tratar de pensar en mi en tercera persona, porque eso solo me va a enloquecer».

Cuando le preguntaron sobre los rumores sobre drogas, él dijo crípticamente que la gente «no tiene que estar necesariamente» preocupada.

«Claro, cuando hay cosas tontas sucediendo, pero no, no estaba consumiendo seis millones de heroína cada mes o lo que sea. Lo que me molestó fue los tabloides envolviéndolo en esta extraña forma de preocupación. No, estás tratando de cambiar papeles».

Aún así, ya sea por preocupación o clickbait, el mundo se vio intrigado cuando fue visto la semana pasada con un corte de pelo más corto y un poco más de carne en sus huesos.

La foto se hizo viral y, ¡bum¡, se convirtió en el deseo de todos.

Culkin también ha estado pasando más tiempo con su ahijada. Hizo un par de apariciones en el Instagram de Paris Jackson durante el año pasado, pero causaron sensación este fin de semana luego de hacerse tatuajes iguales.

Con Paris convirtiéndose en una It Girl, logrando portadas en Harper’s Bazaar y Vogue Australia, su carrera en solitario está creciendo. Así que qué mejor para ella que su sabio padrino para mantenerla con los pies en la tierra.

Apostamos a que Michael Jackson estaría feliz de verlos juntos.

Con información de E! News.

Miaminews24.