Mujer amañó licitaciones de Miami-Dade para beneficiar a su novio, dice la policía

993

(Miaminews24).- Mirtha Morejón supervisaba las subastas de excedentes del Condado Miami-Dade y se empeñaba en afirmar que el sistema no estaba listo para transacciones por computadora. Eso la ayudó particularmente cuando amañó licitaciones selladas para permitir que su novio comprara propiedades del gobierno a precios con descuentos, informan las autoridades.

El supuesto plan que describen los fiscales e investigadores del condado incluye un romance indebido, una boda secreta en Las vegas y un curioso empeño en las hojas de cálculo manuscritas. Parte de esto pudo haberse grabado en video, pero las autoridades dicen que Morejón desactivó las cámaras de vigilancia en su oficina del condado.

Todo salió a relucir en la primavera del 2014, cuando Rubén López, comprador de camiones de uso acusado de ser parte del engaño, se las arregló para conseguir un precio de ganga en un Lincoln Navigator del 2008 que los rumores en la oficina decían que se usó para trasladar al ex alcalde Carlos Alvarez antes que dejara el ayuntamiento tras un referendo de destitución en el 2011.

Cuando los colegas de trabajo de Morejón estaban procesado la documentación del Navigator, vieron una licitación ganadora de $8,400 de la compañías de López, Action Truck. Los empleados estaban seguros de que se había vendido en por lo menos $14,000 durante la subasta, según órdenes de arresto del caso.

Esa discrepancia llevó a una pesquisa, que al final de cuenta hizo que investigadores del Inspector General tocaran a la puerta de Morejón en Miami la semana pasada para confrontarla con alegaciones de que había amañado licitaciones para permitir que López comprar excedentes del gobierno condal al menor precio posible.

“Morejón se puso nerviosa durante la entrevista y comenzó a llorar”, dice la declaración jurada adjunta a la orden judicial. “Los agentes le preguntaron si había alterado las licitaciones para ahorrarle dinero a López. Morejón siguió llorando e hizo un gesto afirmativo con la cabeza”.

López y Morejón fueron acusados de llevar a cabo un plan organizado para estafar, un delito mayor. López también fue acusado de un delito mayor relacionado con computadoras. El cargo de fraude es punible con entre 5 y 30 años de prisión.

Buena parte del supuesto fraude tuvo éxito debido a los asentamientos manuscritos de licitaciones, algo que no es necesario en la era digital. Félix Jiménez, subinspector general de Miami-Dade, dijo que los investigadores conocieron que Morejón era conocida por su oposición a que el condado computarizara las subastas. “Se resistió durante mucho tiempo”, dijo Jiménez. “Dijo que no estábamos listos para eso”.

Los investigadores dijeron que Morejón y López tenían una relación romántica, a pesar de que Morejón estaba casada con un empleado del condado. En algún momento, según los investigadores, los dos se casaron en Las Vegas a pesar de que Morejón ya tenía esposo.

Con información de ENH.

Miaminews24.