En Miami un refugio para animales evita la eutanasia ante la sobrepoblación

En Miami un refugio para animales evita la eutanasia ante la sobrepoblación

0 162
Miami

(Miaminews24).- En una suerte de malabarismo entre recursos y miles de perros y gatos admitidos anualmente, el departamento condal Animal Services, principal refugio de animales en Miami-Dade, tiene una meta clara: salvar a la mayor cantidad de mascotas posible.

Alex Muñoz, quien lleva 26 años trabajando en este apartado, asumió en 2011 el cargo de director del nuevo refugio ubicado en la municipalidad de Doral, que atiende a toda el área condal con su más de 3 millones de habitantes.

Con 70.000 pies cuadrados y capacidad para más de 400 perros y unos 160 gatos, se considera el refugio climatizado más grande de los Estados Unidos.

De hecho, el Condado Miami-Dade destinó 25 millones de dólares este año para el mantenimiento del centro condal de acogida y la implementación de programas que estarían destinados a contrarrestar la superpoblación en su refugio.

‘No-kill’

Decía Mahatma Gandhi que “un país, una civilización, se puede juzgar por la forma en que trata a sus animales”. En pleno siglo XXI, el mundo lidia con la crueldad animal, leyes y maneras de mejorar la vida de perros y gatos, y Miami no es una excepción.

En 2012, Miami-Dade adoptó la política conocida como “no-kill”, o no practicar eutanasia a animales que podrían ser adoptados. Según el reporte de 2016, el 90% de los animales admitidos en el refugio salieron con vida. Eso significa que la gran mayoría fueron adoptados o devueltos a sus dueños. Esta cifra cumple con los parámetros que le adjudica al centro de acogida la calificación No-kill, que otorga la asociación protectora No Kill Advocacy Center.

De 2009 a 2017 hubo un incremento del 57 al 90% de perros que salen con vida, y como Muñoz afirmó: “No por falta de espacio, en los últimos dos años solamente se han sacrificado animales peligrosos, que estaban muy enfermos o que sufrían” algún padecimiento incurable. Sin embargo, el centro de acogida continúa afrontando el reto de al menos mantener esos números.

“Cada año recibimos entre 27.000 y 30.000 animales, que son más de 500 animales a la semana. De estos, estamos salvando un 90%”, recalcó el director.

Crueldad

Otro flagelo que atenta contra las mascotas es la crueldad. Aunque los estatutos 828.12 y 828.13, del estado de la Florida prohíben actos de crueldad animal, con penas de hasta 5.000 dólares y cinco años de prisión, se siguen reportando casos de inconcebibles abusos.

“Muchas cosas ocurren por ignorancia, como dejar a un perro atado en el patio. Y eso es ilegal. Hay que crear conciencia”, expresó Muñoz, y añadió que si un agente de la Policía, en incluso un ciudadano común, “ve un perro amarrado en u patio, debe reportarlo”, al número de atención condal 311 o al Animal Services al 305 468 5900.

Miami
Alex Muñoz dirige el centro de atención a animales en Miami-Dade.

Trabajar en las raíces

George T. Angell, un abogado estadounidense del siglo XIX, comentó: “A veces me preguntan: ¿Por qué inviertes todo ese tiempo y dinero hablando de la amabilidad con los animales cuando existe tanta crueldad hacia el hombre? A lo que yo respondo: Estoy trabajando en las raíces”.

Polémica y acción

Según un informe de la organización protectora de animales People for the Ethical Treatment of Animals (PETA), de unos 6 millones de animales que llegan a los refugios de Estados Unidos, cerca de la mitad son eliminados por medio de la eutanasia, que es aplicada con la inyección de pentobarbital sódico.

Con cifras parecidas, American Society for the Prevention of Cruelty to Animals (ASPCA) señala que de 6.5 millones de animales (3.3 millones de perros y 3.2 millones de gatos), 3.2 millones son adoptados y unos 710,000 son devueltos a sus dueños. Alrededor de 1.5 millones (670,000 perros y 860,000 gatos) son sometidos a la eutanasia.

PETA identifica tres causas principales de la superpoblación: el aumento de las compras en tiendas de mascotas, la baja tasa de esterilización y licencias, y la cantidad de personas que devuelven a los animales por considerarlos un estorbo o demasiado trabajo.

Fuente: Diario las Américas

Loading...

SIN COMENTARIOS

Responder