Más de 37,000 cubanos esperan por ser deportados de EEUU

989

(Miaminews24).-  Algunos llegaron a la frontera estadounidense solo unas horas después del repentino cambio de política migratoria el 12 de enero. Otros han estado en los Estados Unidos desde mucho antes. La mayoría enfrenta una posible deportación.

Según cifras oficiales, el número de cubanos con órdenes finales de deportación ha aumentado este año. Hasta el 9 de diciembre, había 37,218 en esa situación.

Mientras tanto, el número de inmigrantes cubanos actualmente en centros de detención supera el millar.

“Hasta el 9 de diciembre del 2017, había 1,686 cubanos detenidos por ICE” (la Policía de Inmigración y Aduanas), según Brendan Raedy, vocero de esa agencia.

La cifra ha aumentado desde el 30 de septiembre, cuando finalizó el año fiscal 2017. En esa fecha, había 1,453 cubanos detenidos.

A partir de enero de este año, esta es la nueva realidad para los inmigrantes cubanos que intentan llegar a Estados Unidos sin visas.

Con la eliminación de la política “pies secos, pies mojados”, anunciada a través de una declaración conjunta entre los gobiernos de EEUU y Cuba, las autoridades de inmigración cesaron de otorgar automáticamente permisos especiales de entrada conocidos como parole a los cubanos que llegaban a la frontera o lograban desembarcar en territorio estadounidense tras una travesía por mar.

A partir de ese momento, los cubanos indocumentados perdieron el tratamiento de refugiados políticos y su única salida ha sido solicitar asilo, una opción que los lleva directamente a un centro de detención para inmigrantes. La posibilidades de obtenerlo son pequeñas y más probablemente engrosarán la lista de los llamados “deportables”.

El gobierno cubano se comprometió a recibir a aquellos que hubieran llegado después del 12 de enero. Pero la suerte de los que tenían órdenes previas de deportación es más incierta. Cuba dijo que analizaría caso por caso y se concentraría en aquellos catalogados como “prioridad para devolución”. En el año fiscal 2017, EEUU deportó a 160 cubanos pero el vocero de ICE dijo que sería difícil determinar si los deportados llegaron antes o después del cambio de la política.

Hasta el día de hoy, EEUU considera a Cuba como un país “recalcitrante” que se niega a aceptar a sus nacionales de vuelta y pidió más colaboración en el diálogo migratorio con el gobierno de La Habana celebrado recientemente.

La nueva política ha reducido en un 64 por ciento la inmigración irregular de cubanos que llegan a EEUU, según declaró el Departamento de Estado.

También ha reducido drásticamente el número de aquellos que intentan llegar por mar —aunque los intentos de los llamados “balseros” por cruzar el estrecho de la Florida no han cesado. En el año fiscal 2017, la Guardia Costera interceptó a 1,468 cubanos en el mar, el 27 por ciento de los 5,396 que capturó en el 2016.

Quizá más ilustrativas son las cifras del actual año fiscal 2018. Entre el 1 de septiembre y este lunes 18 de diciembre, la Guardia Costera apenas ha capturado a 44 cubanos.

Las relaciones entre ambos países se han enfriado notablemente a partir del giro de la política tomado por el presidente Donald Trump, y varios mecanismos de diálogo bilateral se han suspendido, dijo Josefina Vidal, la principal negociadora con Estados Unidos en la cancillería cubana, en un evento esta semana. Sin embargo, Vidal destacó el fin de la política de otorgar parole como uno de los logros del proceso de normalización de relaciones con el gobierno de Obama.

Fuente: Miami Herald

Miaminews24.