Los votantes vuelven a las urnas en la dividida Cataluña

1080

(Miaminews24).- En Barcelona, la cosmopolita capital de Cataluña, no hay atisbo del país independiente que prometió hace dos meses con gran fanfarria el antiguo gobierno regional.

 La bandera española sigue ondeando junto a la catalana sobre la sede del gobierno autonómico. La plaza donde una multitud entusiasta celebró lo que creía era el nacimiento de una nueva república sólo muestra ahora adornos navideños.
 Los líderes del gobierno independentista están en prisión o han huido del país tras celebrar un desafiante referendo sobre la independencia el 1 de octubre, declarado ilegal por el gobierno y el máximo tribunal de España.

Pero los votantes vuelven a las urnas el jueves, esta vez para elegir a un nuevo gobierno regional en unos comicios convocados por el gobierno español para salir de la crisis, en una región profundamente dividida por los sucesos de este otoño.

Hay amistades rotas y familias distanciadas. Muchos catalanes que tenían sentimientos encontrados sobre la independencia, o que no daban mucha importancia al asunto, ahora se sienten obligados a pronunciarse.

Durante el referendo de octubre, la policía española empleó balas de goma y porras contra los votantes, que formaron cadenas humanas para mantener a los agentes fuera de los centros de votación.

En principio, la independencia parece ahora más improbable que antes del referendo. El gobierno español activó una cláusula constitucional que nunca se había utilizado para asumir el control directo de la comunidad autónoma. El plan es restaurar la autonomía cuando los resultados electorales del jueves hayan producido un nuevo gobierno.

Sin embargo, los catalanes partidarios de una ruptura total con España parecen ahora más comprometidos que nunca, afirmando que la dura respuesta del gobierno muestra la auténtica naturaleza del estado español.
Fuente: Informador.MX

Miaminews24.