Con una de sus estrellas en duda y con respiración artificial, el...

Con una de sus estrellas en duda y con respiración artificial, el Heat se juega la vida en Filadelfia

0 39

(Miaminews24).- Mientras el mundo NBA espera el triunfo de los Sixers en el Juego 5 este martes (8 p.m. TV: TNT. Radio 98.3 FM) en Filadelfia, el Heat se aferra a la última esperanza para mantenerse con vida en estos playoffs.

Para el equipo de Miami no hay mañana y necesita la victoria como agua de mayo, sin importar cuán complicada puede resultar la empresa.

La serie favorece a los Sixers 3-1, pero el Heat solo está enfocado en ganar en el juego de este martes y no es algo descabellado al fin y al cabo ya que se impusieron (113-103) en el Wells Fargo Center en estos playoffs y los 76ers no son los Warriors.

En el Juego 4 la derrota apenas fue por cuatro puntos (106-102) y si los jugadores de Miami, junto a su entrenador Erik Spoelstra, aprendieron bien la lección bien pudieran ganar otra vez, aunque sea en Filadelfia.

Filadelfia ha defendido mejor en el último cuarto colocando a su centro Joel Embiid en la pintura y abalanzándose sobre Goran Dragic y Dwyane Wade para reprimir la creación, pero el Heat tiene otras opciones, incluyendo entre estas el uso de Kelly Olynyk.

La mala noticia es que tal vez no puedan contar con Josh Richardson, quien aparece como cuestionable después de sufrir un esguince en su hombro izquierdo en la derrota del sábado al chocar con Embiid buscando un balón suelto.

“[El hombro] se siente bien en este momento”, dijo Richardson, quien no se entrenó este lunes. “He estado recibiendo un montón de tratamiento. Veremos lo que pasa. Estaba un poco adolorido, pero no demasiado”.

La presencia de Richardson es clave no solo por su ofensiva, sino por su gran defensa, 10.5 puntos, 3.5 asistencias y 3.8 rebotes durante la serie, donde impuso récord de playoff de Heat con siete robos en el Juego 4.

Si el Heat consigue ganar este Juego 5, no solo seguiría vivo sino que llegaría al Juego 6 en el American Airlines Arena con la moral por las nubes.

El quinteto de Miami espera convertirse en el equipo número 12 que consigue remontar un 3-1 y avanzar en la postemporada.

El dominio en el cuarto final por parte de Filadelfia han sido la historia en cada uno de los últimos dos juegos de la serie. Los Sixers se han defendido bien. El Heat no.

El sábado un rally de 19-2 por parte de Filadelfia, entre el final del tercer cuarto y el comienzo del último cuarto y sin que Spoelstra hiciera nada, cambió el juego para siempre. Solo Wade con 12 puntos dio la cara. Richardson, James Johnson, Hassan Whiteside y Justise Winslow sumaron apenas siete puntos (3-13)

Mientras Ben Simmons y J.J. Redick destrozaban el aro de Miami con 17 de los 27 puntos de Filadelfia en el decisivo parcial. Y eso es lo que realmente preocupa, aparte de Richardson, quien volverá a ser evaluado después de la práctica del martes.

“Es un esguince. Obviamente, la adrenalina estaba bombeando y él hizo algunas jugadas grandes después de eso “, comentó Spoelstra. “Tiende a sentirlo al día siguiente y ahora es muy temprano para decirlo. Lo sabremos mejor en las próximas 24 horas”.

En caso de que no llegue Richardson, Justise Winslow, Wayne Ellington y Dwyane Wade podrían reemplazarlo en este vital Juego 5.

Con información de ENH.

Miaminews24

Loading...

SIN COMENTARIOS

Responder