Casa Blanca criticó segunda acusación de conducta sexual inapropiada contra Kavanaugh

Casa Blanca criticó segunda acusación de conducta sexual inapropiada contra Kavanaugh

0 136

(MiamiNews24).-La Casa Blanca censuró una nueva acusación de conducta sexual inapropiada contra el juez federal Brett Kavanaugh, nominado por el presidente Donald Trump para la Corte Suprema de Estados Unidos.

La revista The New Yorker informó el domingo por la noche que dos senadores estadounidenses están investigando la acusación de una mujer de que Kavanaugh se expuso en un dormitorio de la Universidad de Yale durante el año académico 1983-1984. Deborah Ramirez, de 53 años, describió el incidente en una entrevista luego de ser contactada por la revista y dijo que Kavanaugh le colocó el pene en la cara y le hizo tocarlo sin su consentimiento mientras se alejaba.

El juez Brett Kavanaugh ha sido nominado por el presidente Donald Trump para la Corte Suprema de EE.UU.
El juez Brett Kavanaugh ha sido nominado por el presidente Donald Trump para la Corte Suprema de EE.UU.

La portavoz de la Casa Blanca, Kerri Kupec, emitió un comunicado denunciando el informe. “Esta afirmación no corroborada de 35 años de antigüedad es el más reciente de una campaña de desprestigio coordinada por los demócratas diseñada para derribar a un buen hombre”, dijo Kupec. “Esta afirmación es negada por todos los que dijeron haber estado presentes y es totalmente inconsistente con lo que dicen muchas mujeres y hombres que conocieron al juez Kavanaugh en el momento en la universidad. La Casa Blanca respalda firmemente al juez Kavanaugh”, indicó la portavoz.

Ramírez admitió ante los reporteros neoyorquinos Ronan Farrow y Jane Mayer que había estado bebiendo y que tenía lagunas en sus recuerdos. Pero después de consultar con un abogado, Ramírez le dijo a la revista que se sentía lo suficientemente confiada en su recuerdo de lo que sucedió.

Kavanaugh negó la acusación hecha por Ramírez en un comunicado emitido a través de la Casa Blanca, calificándolo de “una difamación, simple y llanamente”.

The New Yorker dice que no pudo encontrar ningún testigo.

Varios de los compañeros de Yale de Kavanaugh dicen que nunca hubiera hecho tal cosa. Pero algunos de los compañeros de clase de Ramirez dan fe de su integridad y recuerdan haber visto a Kavanaugh “ebrio con frecuencia e incoherentemente”.

Un asistente de uno de los senadores que investigaban la historia dijo que “las acusaciones parecen creíbles y las tomamos muy en serio. Si se establece, claramente son descalificantes”.

Las nuevas denuncias han llevado a un influyente senador a pedir “una postergación inmediata” de cualquier otro procedimiento por parte de la Comisión Judicial del Senado, que está considerando la nominación de Kavanaugh. La senadora Diane Feinstein de California, la principal demócrata de la Comisión envió una carta el domingo al presidente republicano Charles Grassley instándole a que remita las nuevas alegaciones al FBI para garantizar “un proceso justo e independiente que reúna todos los hechos”.

La mujer que acusó a Kavanaugh de una agresión sexual en 1982 ha aceptado testificar ante la Comisión Judicial el jueves por la mañana.

Los detalles sobre exactamente en qué condiciones Christine Blasey Ford contará su historia todavía se están resolviendo.

Fuente:Voa Noticias.

Loading...

SIN COMENTARIOS

Responder