Si vuelvo a enfrentarme con Guillermo Rigondeaux, entonces yo seré el ganador, afirmó el retador inglés

687

(Miaminews24).-James Dickens llegó a Miami para buscar mucho más que sol. El boxeador inglés es conocido por su derrota en julio del 2016 frente a Guillermo Rigondeaux, aunque aseguró que todo sería diferente en una revancha.

Día tras día, Dickens (25-3, 10 KO) entrena en el legendario Gimnasio de la Calle 5ta en Miami Beach y muchos de sus sparrings han sido contra púgiles cubanos que le están ayudando a alcanzar un nivel superior en el boxeo y acercarse al sueño de campeón mundial.

El guerrero de Liverpool extraña su familia, pero está convencido de que cerca de la playa su crecimiento en el pugilismo es enorme, que Miami será vital en sus ilusiones de corona en las 122 libras.

¿Por qué elegiste entrenar en Miami?

“Este es un gran lugar y vengo a entrenar al Gimnasio de la 5ta Calle donde existe tremenda atmósfera, hay muy buenos entrenadores, y los sparrings aquí no son segundos de nadie. He hecho 120 rounds de sparrings. Eso no lo puedo hacer en casa’’.

Hiciste sparrings con Yuriorkis Gamboa, Hairon Socarrás…

“Es bueno hacer sparrings con los boxeadores cubanos, pero también es fácil porque hay tantos en Miami, pero en general hago los entrenamientos contra el que sea y me ayude en la preparación’’.

¿Cómo fue la experiencia con Gamboa?

“Es un gran nombre, conocido en Inglaterra. Es un guerrero con tremendas habilidades, con muchas cualidades. Así que hacer sparrings con alguie como él es algo muy bueno para mí’’.

¿Qué planes tienes para la temporada 2019?

“Yo había venido aquí en vacaciones y me encantó. Mi plan en el 2019 es convertirme en campeón del mundo y creo que esta ciudad va a jugar un papel importante para alcanzar esa meta. He fallado en conquistar un título, como me sucedió ante Rigondeaux’’.

¿Cómo has cambiado desde aquella derrota ante Rigondeaux?

“Es como comparar a un chico con un hombre. He crecido mucho mentalmente, con más sabiduría, con mucha más hambre de gloria. Estoy dispuesto a hacer más sacrificios’’.

Si vuelves a enfrentar a Rigondeaux, ¿serías capaz de ganarle?

“Sí, seguro. Ese es uno de mis sueños, volver a subir a un cuadrilátero contra él. Sería algo bueno corregir esa derrota’’.

¿Y la familia no se queja de tanto tiempo en Miami?

“No, ellos entienden el sacrificio. Tengo tres hijos que hacen el mismo sacrificio que yo. Ellos me dicen que sigan adelante, que todo valdrá la pena algún día’’.