Guardacostas detuvieron varias embarcaciones ilegales el último día del Festival Ultra

680

Con la ayuda de las autoridades locales, el domingo el Servicio Guardacostas continuó trabajando en sus esfuerzos para sacar de circulación a embarcaciones ilegales, el último día del Festival de Música Ultra.

El evento de tres días, que por primera vez se celebró en Virginia Key, no solo aumentó el tráfico en las calles, sino también en aguas del sur de la Florida.

El domingo, el Servicio Guardacostas y la policía de Bal Harbour detuvieron a tres embarcaciones en Haulover Inlet. Un cuarto bote fue parado cerca del río Miami.

El Servicio Guardacostas “terminó el viaje” de tres embarcaciones distintas entre el viernes y el sábado. “Tomamos muy en serio a aquellas personas que alquilan ilegalmente embarcaciones y ponen en peligro las vidas de sus pasajeros así como las de otros ocupantes de botes”, dijo el domingo en un parte de prensa el teniente coronel Timothy Tilghman, jefe del Séptimo Distrito del Servicio Guardacostas.

“Seguiremos manteniendo una presencia en el agua y buscando que se castiguen aquellos que ponen en peligro la vida de otros con estas operaciones ilegales”.

Según el Servicio Guardacostas, tripulantes de la estación de Fort Lauderdale de la agencia, junto a la policía de Bal Harbour, abordaron tres embarcaciones de placer en Haulover Inlet. Algunas las violaciones que se encontraron fueron: no tener un certificado de inspección válido, no tener un “piloto con credenciales” al mando de la nave ni tampoco tener un programa para el control de las drogas y el alcohol.

Una cuarta detención tuvo lugar cerca del río Miami River donde las autoridades hallaron violaciones similares. Las violaciones por parte de embarcaciones de alquiler podría costarle a los dueños y operadores de las naves multas que podrían llegar a un máximo de $58,000.

En los últimos meses, el Servicio Guardacostas ha detenido a varias embarcaciones de alquiler ilegales. En marzo, la agencia paró a dos botes en apenas dos días por no tener como piloto a una persona con la licencia apropiada, entre otras violaciones.

Fuente: El Nuevo Herald