Regaló dinero a clientes de un Waffle House en Florida y terminó de forma trágica

319

Craig Artez Brewer decidió pagarle la comida a desconocidos en un restaurante Waffle House de Gainesville. Llegó al lugar con sonrisas y billetes de $20 y le dio dinero a varios clientes del popular sitio.

El domingo, su decisión le costó la vida, según la policía del Condado Alachua. De acuerdo con los patrulleros que llegaron al lugar, Brewer, de 41 años, se enfrascó en una discusión con Ezekiel Luke Hicks, de 25 años, dentro del Waffle House ubicado en West Newberry Road, no lejos de la University of Florida (UF).

La policía de Alachua cree que el incidente comenzó cuando una mujer se molestó porque la generosidad de buen samaritano de Brewer no llegó hasta ella, reportó el periódico Gainesville Sun. Hicks empezó a discutir con Brewer y la confrontación fue subiendo de tono hasta tornarse física. Una multitud comenzó a reunirse dentro y afuera del restaurante.

La primera llamada al 911 la hizo una mujer que le dijo al operador que “una pelea está a punto de estallar en un Waffle House, y hay 30 ó 40 personas que han perdido el control y están discutiendo y peleando”, dijo la mujer. El operador le preguntó si alguien parecía estar borracho. “Creo que sí, que podrían haber estado bebiendo”, le respondió la mujer.

Era cerca de las tres de la madrugada. Los patrulleros de Alachua llegaron al lugar mientras se recibía una segunda llamada al 911 en la que un hombre decía que el altercado había dado un giro trágico. “Alguien fue baleado”, le dijo al hombre al operador del 911. “Un hombre recibió un balazo en la cabeza.

Un tipo alto vestido con una camisa verde le pegó un tiro en la cabeza y luego escapó”, le dijo al operador justo en el momento en que llegaban los agentes. Según los patrulleros, Hicks salió del restaurante y, una vez afuera, se armó con una pistola, que después se encontró en el lugar de los hechos. “A pesar de los esfuerzos de por lo menos un peatón, el sospechoso entró, se acercó a la víctima, y comenzó una confrontación física.

Poco después, el sospechoso sacó una pistola del pantalón y le disparó a Brewer en la cabeza”, dijo la policía de Alachua. Brewer murió en el restaurante.

La pelea y el disparo quedaron grabados en un video de vigilancia que, “en la actualidad se considera como evidencia en el caso”.

Hicks fue acusado de homicidio premeditado, un delito de primer grado, y de tener consigo un arma oculta, sin licencia. Fue llevado a la cárcel del Condado Alachua donde permanece sin derecho a fianza.

La policía de Alachua le está pidiendo a cualquier persona que haya presenciado lo ocurrido y que tenga información adicional que llame a la División de Investigaciones Criminales al teléfono 352-367-4170.

Luego que la policía de Alachua colgó el domingo el reporte en su cuenta de Facebook, casi 800 personas lo compartieron y unas 600 publicaron comentarios.

Uno de los visitantes colgó un conocido refrán: “En algún momento de la vida debemos saber cuando tenemos que irnos”.

Fuente: El Nuevo Herald